Pasar al contenido principal

¿Es cierto que los coches eléctricos tardan mucho tiempo en cargarse?

Recargando un coche eléctrico
PXhere

El coche eléctrico despierta muchas incógnitas. Uno de los principales motivos por los que muchas personas no se terminan de decidir para comprar un vehículo eléctrico es el tiempo de carga, que para mucha gente representa el principal obstáculo de este tipo de coches. Pero... ¿esto es así? ¿De verdad tardan muchas horas en cargarse los coches eléctricos con más autonomía del mercado?

Empecemos por explicar que el tiempo de carga de la batería de un coche eléctrico depende de tres factores:

  • La capacidad de la batería en kWh
  • La potencia del punto de recarga en kW
  • La potencia máxima a la que el coche puede ser recargado

Por lo tanto, son tres datos diferentes los que debemos tener en cuenta a la hora de calcular el tiempo que tardará un coche alimentado por un motor eléctrico en tener su batería cargada al cien por cien. Para que te hagas una idea aproximada, a continuación te dejamos una tabla en la que puedes ver el tiempo de carga de los coches más populares del mercado en condiciones ideales.

Esto es lo que tardan en cargarse los coches eléctricos más populares

Tiempos aproximados (ideales) de carga Lento Schuko (2,3 kW) Recarga Green UP (3,1 kW) Recarga Semirápida Wallbox (11 kW) Recarga Rápida (43 kW)
Tesla Model 3 (75 kWh) 32 horas y media 24 horas 6 horas y 45 minutos 1 hora y 45 minutos
Nissan Leaf 2018 (40 kWh) 17 horas y cuarto 13 horas 3 horas y media 55 minutos
Opel Ampera-e (60 kWh) 26 horas 19 horas y media 5 horas y media 1 hora y media
Tesla Model X100D (100 kWh) 43 horas y media 32 horas y cuarto 9 horas 2 horas y cuarto
Volkswagen e-Golf (36 kWh) 15 horas y media 11 horas y media 3 horas y cuarto 50 minutos

Dado que cada fabricante establece sus propias limitaciones en los conectores de carga de sus coches, no se puede saber con exactitud cuánto tiempo tardará en cargar un vehículo eléctrico, pero sí podemos hacer cálculos aproximados para que lo puedas entender mejor. Eso sí, ten en cuenta una cosa: la recarga no es lineal, y cuanto más se haya cargado la batería, más despacio empezará a ir la carga.

El cálculo en realidad es de lo más sencillo. Te ponemos un ejemplo: si tenemos una batería de 22kWh y se puede cargar a 3,7 kW, en condiciones normales va a tardar normalmente más de seis horas en llenar su capacidad; si lo hiciéramos a 7,4kW, lo que equivaldría a un conector con una velocidad de carga por encima de la media, el tiempo de espera sería de entre tres y cuatro horas.

Por otra parte, antes de seguir con el artículo te aconsejamos también que eches un vistazo a la web de Leccy.net: se trata de una calculadora de tiempos de carga en coches eléctricos que te permite descubrir el tiempo más cercano a la realidad que tardaría la batería de tu futuro coche en cargarse desde un determinado porcentaje (al fin y al cabo, nunca vas a cargarla del cero al cien por ciento) hasta un 80 o 90% de su capacidad.

¿Y qué tipos de puntos de carga podría instalar en mi garaje?

Tal y como decíamos al principio, uno de los factores que determinan el tiempo de carga de un coche eléctrico es la potencia del punto de carga. Existen muchos tipos de puntos de carga, así como también otros tantos tipos de conectores, pero vamos a echar un vistazo a aquellos que una persona como tú podría instalar en su garaje para cargar el coche.

1. Recarga superlenta con Schuko: el enchufe de toda la vida

Cargador Schuko
Renault

La carga Schuko se refiere a la que utilizamos con un enchufe de toda la vida en nuestra casa. Normalmente tienen 10 A, 230 voltios y una potencia que suele rondar los 2,3kW.

Para este tipo de enchufe se necesita el cable Flexi Charger. Si normalmente en casa se dispone de esos 2,3 kW tardaríamos 43 horas en cargar el coche eléctrico al 100% para una batería de 100kWh. Pero ese caso teórico está lejos de la realidad: lo más probable es que ni tengamos una batería de semejante capacidad, ni necesitemos cargar a diario del cero al cien por cien.

Para empezar, cuando cargamos la batería de un coche eléctrico normalmente debemos hacerlo solamente hasta el 80% (por eso de prolongar su vida útil), y siguiendo con nuestro ejemplo de una batería de 100kWh tardaríamos unas 34 horas. En cambio, un caso más real sería el siguiente: tenemos un coche con una batería de 22kWh, y queremos cargarla del 50 al 80%: con un enchufe de toda la vida, la carga estaría lista en alrededor de cinco horas.

2. Recarga Green UP para el coche eléctrico

Recarga Green UP
Green UP

Suele ser un punto fijo de carga y se necesita el cable Flexi Charger. La ventaja de este tipo de instalaciones es que permiten controlar la fiabilidad de la conexión y fijar los parámetros de las cargas del coche eléctrico. Tarda bastante como la recarga con Schuko, pero es mejor por lo anteriormente comentado.

Lo habitual es que tenga una potencia de 3,1 kW, así que para una batería de 22kWh estaríamos hablando de un tiempo de espera en condiciones ideales que rondaría las cinco horas y media. De nuevo, recuerda: nunca vas a cargar la batería del cero al cien, así que todas estas cifras de tiempos de carga serían mucho más reducidas en la realidad.

3. Recarga semirápida (Wallbox)

Recarga semirápida (Wallbox)
Wallbox

Si queremos superar los 16A existen las conexiones Wallbox que son más seguras y están homologadas para este fin. Las podemos agrupar en tres grupos:

  • Trifásica de 16 A: puede entregar una potencia máxima de 11kW, así que para una batería de 22kWh llenarlo al 80% de carga tardaría algo más de tres horas.
  • Trifásica de 32 A: el tiempo de recarga se reduce 1 hora y media para los mismos parámetros anteriormente mencionados.
  • Monofásico a 32 A: con una potencia máxima de 7,4kW y teniendo en cuenta la batería de 22kWh del ejemplo, para llenarla al 80% vamos a necesitar cinco horas.

Lo interesante de este sistema es la posibilidad de programar la carga para así utilizar la reducción nocturna en la tarifa eléctrica con el fin de ahorrar unos euros con las recargas de nuestro coche.

Recarga rápida para un coche eléctrico

Tal y como explica su propio nombre, la carga rápida permite llenar rápidamente la batería de un coche eléctrico. Este tipo de carga suele estar desaconsejada para un uso recurrente, y más bien está pensada para situaciones puntuales -viajes largos, por ejemplo- en las que podamos necesitar recargar buena parte de la batería en poco tiempo para poder seguir con nuestro recorrido.

No todos los modelos llevan esta modalidad instalada de fabrica así que si vas a comprar un vehículo eléctrico primero debes asegurarte de si incorpora o no esta característica si quieres disfrutar de este tipo de carga. Si seguimos con el ejemplo de un coche con una batería de 22kWh, estaríamos hablando de que en condiciones ideales vamos a poder llenar el 80% de la batería en tan solo media hora.

Es el tipo perfecto ya que permite una recarga rápida para coches eléctricos, y si estás pensando realizar viajes largos es muy recomendable tener en cuenta si por el camino tendrás la posibilidad de hacer uso de un punto compatible con esta tecnología.

Te puede interesar