Foxconn, principal proveedor del iPhone de Apple, admite que reducirá sus entregas un 10% por la escasez mundial de chips

El presidente de Foxconn, Liu Young, en un acto de la compañía
El presidente de Foxconn, Liu Young, en un acto de la compañía

REUTERS/Yimou Lee

  • Foxconn, el principal proveedor de Apple para los iPhone, reducirá sus entregas de pedidos un 10% por la escasez global de semiconductores.
  • Esta situación podría extenderse hasta 2022, según ha admitido el presidente de la compañía taiwanesa.
  • La empresa asiática mantiene sus planes para fabricar coches eléctricos junto a la estadounidense Fisker, que aspira a ser rival de Tesla.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La compañía tecnológica taiwanesa Foxconn, uno de los principales proveedores de Apple para la elaboración del iPhone, tampoco escapa a la escasez mundial de microprocesadores. La compañía asiática ha admitido este martes que la escasez mundial provocará que reduzca un 10% las entregas de pedidos, una situación que podría extenderse hasta el segundo trimestre 2022.

"El impacto de la escasez en los dos primeros meses del trimestre no había sido tan evidente, porque nuestros clientes son grandes compañías. Ahora estamos viendo varios cambios graduales y estamos vigilando la situación con cautela. Nuestras expectativas son que no será un gran impacto, por debajo del 10%", explicó el presidente de FoxConn, Young Liu, durante una conferencia con analistas por los resultados del cuarto trimestre de la compañía asiática, según recoge Bloomberg.

Esta declaración del responsable del principal ensamblador del iPhone así como proveedor de otras grandes tecnológicas como Google, Microsoft o HP, demuestra que incluso los mayores jugadores del sector tecnológico van a sufrir por la situación de escasez que vive la industria mundial de microprocesadores, que entre el parón por la pandemia y el crecimiento acelerado de la demanda por el desarrollo de cada vez más productos con componentes eléctricos (no solo aparatos tecnológicos como teléfonos, ordenadores y videoconsolas, sino también electrodomésticos o coches).

La escasez global de chips está causando estragos en muchos sectores, de los coches a las videoconsolas: estas son las industrias más afectadas

"Sus comentarios son interesantes porque otras compañías de tecnología habían sugerido recientemente que la situación podría estar mejorando, pero él dice lo contrario", observa el responsable en Taiwan de la firma de análisis CLSA, Patrick Chen, en declaraciones al Financial Times.

El toque de atención del ejecutivo de Foxconn se produce 2 semanas después de que otro de los grandes fabricantes mundiales, la empresa surcoreana Samsung, alertara del "serio desequilibrio entre el suministro de chips y la demanda del sector tecnológico global", por lo que la compañía, el mayor vendedor mundial de teléfonos inteligentes, decidió retrasar el lanzamiento de su próximo modelo de la serie de gama alta Galaxy Note.

Foxconn sigue apostando por los coches eléctricos y construirá una fábrica en Norteamérica

La compañía taiwanesa alertó de esta situación en la presentación de sus resultados del último trimestre de 2020, en los cuales su beneficio neto cayó un 3,7%. En el año completo registró un incremento de facturación del 0,3% pero un descenso del beneficio neto del 12%.

Pese a la situación con los microprocesadores, Foxconn mantiene su apuesta por construir coches eléctricos, para lo que llegó a un acuerdo con el fabricante estadounidense Fisker y prevé invertir 1.000 millones de dólares en construir una planta en Norteamérica, que podría estar en Wisconsin (Estados Unidos) o en México.

"Decidiremos una ubicación para las pruebas piloto y otra para la producción en masa, de 10.000 coches al mes", explicó Young Liu, según recoge la agencia económica japonesa Nikkei. Sus planes pasan por lanzar un vehículo pequeño en Europa y Estados Unidos en 2023.

Foxconn ha sido vinculada también al proyecto de coche eléctrico de Apple, el denominado como Apple Car, que marcas automovilísticas como Hyundai, Kia y Nissan han rechazado fabricar.

El plan de Foxconn es que su apuesta por los coches eléctricos, la robótica y la tecnología aplicada a la salud lleve sus márgenes brutos al 10% para 2025, el doble de lo obtenido en 2020, cuando su margen fue del 5,65%, según Nikkei.

Otros artículos interesantes:

La escasez global de chips está causando estragos en muchos sectores, de los coches a las videoconsolas: estas son las industrias más afectadas

Por qué los chips han generado un enorme furor en los mercados ante momentos de pánico como el papel higiénico y la gasolina

Foxconn o Magna podrían ser los socios de Apple en su proyecto de coche eléctrico tras el rechazo de varios fabricantes de automóviles, según Bloomberg

Te recomendamos