España sigue a Francia y crea el índice de reparabilidad, una nota en los productos tecnológicos para saber si son fáciles de reparar o no

movil roto
Pixabay
  • Francia introdujo un sello en 2020 que puntúa a productos tecnológicos en función de si son fáciles de reparar o no: España es ahora el segundo país de la UE que lo hace.
  • La medida ha sido anunciada por el ministro de Consumo, Alberto Garzón, este lunes: serán los fabricantes quienes puntúen sus propios productos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Ministerio de Consumo acaba de anunciar un índice de reparabilidad, un sello que aparecerá en el embalaje de productos eléctricos y electrónicos y que determinará si el producto en cuestión es fácil de arreglar o no.

Lo acaba de anunciar la cartera que dirige Alberto Garzón, que adopta una medida que ya llegó a Francia a finales del año pasado y que ya ha recibido luz verde a nivel comunitario. El objetivo, destaca Consumo, es "reducir la obsolescencia y la huella ecológica" incentivando la compra de "productos que faciliten la reparabilidad".

El ministro de Consumo ha anunciado este nuevo índice de reparabilidad en una charla que ha impartido en el marco de una sesión de Nueva Economía Forum. En ella, el ministro ha destacado dos de las líneas fundamentales en las que trabaja su departamento.

El Ministerio de Consumo investiga la promoción de apuestas deportivas de varios influencers para determinar si detrás está un operador de juego

La primera línea es la relativa a "consumo saludable", un plan integral en el que se enmarcan todas las medidas encaminadas a fomentar hábitos beneficiosos para la salud. El segundo es la línea del consumo sostenible. Los consumidores tienen el derecho de tomar decisiones acertadas, incide el Ministerio.

Cómo funcionará el índice de reparabilidad

Los productos eléctricos y electrónicos que se vendan en España van a tener que mostrar de forma visible un sello con una nota. Una nota que irá de 0 a 10 y que puntuará lo fácil o difícil que es reparar el producto en cuestión en caso de que se estropee.

Los fabricantes tendrán que aportar documentación al Ministerio de Consumo, que también estudiará si las piezas y componentes del dispositivo o producto en cuestión son accesibles en mercado y si su precio se ajusta al precio del producto final. De este modo se evitarán premiar distorsiones en las que para reparar un móvil sea necesario comprar un componente que supera el valor original del producto íntegro, por ejemplo.

17 empresas buscan 6.545 trabajadores: Deloitte, Inditex, IBM, Banco Santander, Telefónica y hasta la Agencia Espacial Europea tienen procesos de selección abiertos en los que puedes postular como candidato

Sin embargo, también serán los propios fabricantes los que puntúen sus productos en este índice de reparabilidad en función de los parámetros que ha desarrollado Consumo.

El ministro del ramo ha insistido en que este índice contribuirá a promover una economía circular, para sacar "el máximo partido" a todo lo que se compre. 

Además del índice de reparabilidad, el Ministerio de Consumo ya trabaja en acciones y campañas para sensibilizar a la población. La institución considera que se pueden generar oportunidades en la industria para aquellas marcas que sepan distinguirse por la sostenibilidad de sus productos.

Otros artículos interesantes:

El goteo de cancelaciones al Mobile abre el interrogante de si los grandes eventos se programaron con unas expectativas irreales sobre la pandemia: los expertos responden

Un año desde el primer estado de alarma por coronavirus: España reaccionó rápido pero la inseguridad jurídica continúa, lamentan los expertos

El impacto de un año de pandemia en salud mental: los profesionales empiezan a afrontar las consecuencias de las crisis