Pasar al contenido principal

"España ya no podrá ser la Florida de Europa": los exministros Miguel Sebastián y Álvaro Nadal apuestan por un turismo de calidad para afrontar la recuperación tras el coronavirus

Una playa acordonada por el estado de alarma a causa del coronavirus
REUTERS/Enrique Calvo
  • Los exministros de Turismo Álvaro Nadal y Miguel Sebastián han compartido sus impresiones sobre el impacto del coronavirus en la economía española y en el sector turístico y sus propuestas para una posible recuperación en el foro Thinking Heads Virtual Summit.
  • Sebastián, que fue ministro de Industria, Comercio y Turismo entre 2008 y 2011, defendió la necesidad de un modelo turístico que prime la calidad para impulsar la recuperación tras la pandemia, de diversificar la economía y de resolver la crisis actual por el lado de la oferta.
  • Nadal, que ocupó la cartera de Energía, Turismo y Agenda Digital entre 2016 y 2018, coincidió en parte con Sebastián, aunque apostando por un pacto sectorial para la recuperación, por una mayor flexibilidad laboral y productiva, y por facilitar el cierre de empresas que no sobrevivan a la crisis.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Qué futuro le espera a la economía española cuando alcancemos la "nueva normalidad" de la que habla el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez? ¿Cómo deben afrontar el Estado y las instituciones la recuperación de la crisis que ha provocado el coronavirus? ¿Cómo podrá recuperarse de la pandemia el turismo, que ha sido el motor que ha sacado a España de las últimas crisis económicas?

Estas son algunas de las preguntas a las que han respondido este jueves los exministros de Turismo Álvaro Nadal y Miguel Sebastián el foro Thinking Heads Virtual Summit Recuperación o cambio de paradigma: la hora de los líderes. Ambos economistas han compartido sus impresiones sobre el impacto del coronavirus en la economía española, en especial para el sector turístico, y también sus propuestas para afrontar la recuperación.

Leer más: Qué son los 'corredores turísticos', la solución que pretende implantar Europa para fomentar el turismo en verano

Pese a que su carrera política les ha situado en lados opuestos del arco parlamentario, dado que Sebastián fue ministro del segundo Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y Nadal del último Ejecutivo de Mariano Rajoy, sus opiniones coincidieron en varios temas. En concreto, en la necesidad de un modelo de turismo de calidad y en su apuesta por afrontar la recuperación de la economía española desde el lado de la oferta.

Sebastián aseguró que esta crisis es muy diferente de las anteriores dado que "está provocada por la necesidad imperiosa de parar una pandemia", destacando que, según los últimos datos del INE, "el 50% de la actividad productiva se cerró en marzo". No obstante, precisó que también hay un componente de demanda, especialmente en el turismo internacional, "que no nos servirá esta vez para ser el motor que nos saque de la crisis, sino que será el último en recuperarse".

El exministro socialista señaló que "habrá consecuencias a largo plazo", especialmente para las islas, debido a su mayor dependencia del turismo internacional. Por ello ha pedido una reflexión en España respecto al modelo turístico, en el que considera necesario "diversificar, porque España ya no podrá ser la Florida de Europa". Además, ha señalado que esa diversificación debe llegar a la industria por las lagunas en la producción que ha puesto en evidencia la pandemia y ha propuesto "un plan make or buy en nuestro país, como en las empresas".

Por su parte, Álvaro Nadal coincidió en varios puntos con ese análisis, aunque señaló que "es una crisis de oferta en origen que alimenta crisis de demanda y a su vez de oferta", por lo que destacó que no se puede producir y se generan cadenas de morosidad y de falta de liquidez. En su opinión, es clave conocer "cuántos sobrevivirán del lado de la oferta, qué empresas no han quebrado y, por el lado de la demanda, que hábitos de consumo se mantendrán" tras la pandemia.

Respecto a la recuperación, el exministro popular destacó que hay 3 factores clave: un pacto sectorial, dado que que en esta crisis cada sector está en una situación diferente; más flexibilidad en lo laboral y lo productivo, ya que "nos tendremos que adaptar a nuevos factores y hábitos de oferta"; y la confianza que pueda ofrecer un país cumpliendo sus plazos de recuperación sin sobresaltos que generen incertidumbre.

Leer más: El sector del turismo pierde alrededor de un millón de empleos al día por la crisis del coronavirus

Además, Nadal señaló la dificultad que supone tomar decisiones para los gobiernos, puesto que, "cuanto más se protege la sanidad, más se daña la economía y es imposible decidir". En cuanto al turismo, aseguró que los datos de turismo internacional muestran que "los países con más impacto en contagios y muertes en Occidente corresponden con los países más turísticos".

En cuanto a una posible recuperación, Álvaro Nadal reconoció sus dudas sobre los pronósticos de Reino Unido, que "prevé una total normalidad económica en el cuarto trimestre", y apostó por una recuperación más a largo plazo, "si no hay recaídas en verano y hay normalización en otoño", coincidiendo con el horizonte a 2 años vista marcado por el Banco de España.

Por su parte, Miguel Sebastián afirmó que el tejido productivo "puesto en hibernación debe mantenerse vivo lo más posible para cuando llegue la reapertura", destacando que España carece de política sectorial. Además, criticó que "cuesta entender por qué después de una crisis financiera seguimos sin manejar la liquidez y es tan difícil hacerla llegar a las empresas para que no tengan problemas de solvencia".

Para Nadal, es necesario "reasignar recursos a lo que realmente hará falta, con políticas de demanda, de sostenimiento del poder adquisitivo, pero también de oferta", facilitando que las empresas más dañadas puedan cerrar. Además, pidió "replantear el sistema de bienestar en Europa", criticando que se centre en la redistribución de la riqueza y proponiendo que se ocupe de "asegurar" grandes infraestructuras, desempleo o pensiones "en un mundo con cada vez más incertidumbres".

Respecto a la situación en Europa, el exministro popular señaló que no todos los países comunitarios han entrado en la crisis con el mismo grado de cumplimiento presupuestario y que es necesario el apoyo de los bancos centrales, aunque sea limitado. Además, subrayó que el peso económico de Alemania no es suficiente para asumir un Plan Marshall para Europa, dado que su economía equivale a la suma de la de España e Italia.

Miguel Sebastián discrepó en ese punto, señalando que "se podrían cambiar las normas del Banco Central Europeo para poder monetizar gasto público y que los países no tengan que endeudarse". Y descartó que se vaya a imponer un rescate a España vinculado a condiciones, como en la anterior crisis, incidiendo en que, si se da esa posibilidad, "habrá dificultades para la supervivencia de la eurozona y de la UE".

Y además