Pasar al contenido principal

España espera recibir 80.000 millones del fondo europeo de recuperación para evitar que el paro alcance el 25%

Una cola de personas espera el reparto de comida en un banco de alimentos de Madrid
Reuters

  • España espera recibir 80.000 millones de euros en transferencias a fondo perdido del fondo europeo de recuperación para seguir costeando las medidas de estímulo y evitar que el paro llegue al 25%, según Financial Times.
  • La OCDE estima que el desempleo aumentará en España a causa del coronavirus entre un 21% y un 25,5% en 2020, ligeramente por debajo del máximo histórico del 26% alcanzado en 2013, y prevé que se mantenga por encima del 20% hasta finales de 2021.
  • Los bancos de alimentos registran un aumento del 40% en el número de peticiones de ayuda durante la pandemia y podrían regresar a los niveles de la anterior crisis económica si se produce un rebrote, según el diario financiero británico.
  • La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, asegura a Financial Times que la economía española "está volviendo a la vida poco a poco", que el apoyo de la UE será crucial para la recuperación y que es necesaria la convergencia con los modelos laborales europeos para frenar la temporalidad laboral y fomentar la inversión.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La recuperación económica de España tras la crisis del coronavirus depende en gran parte de las negociaciones entre los líderes de los 27 para acordar el valor y las características del fondo europeo de recuperación de la pandemia, del que el país podría recibir 80.000 millones de euros en transferencias a fondo perdido en caso de que haya consenso para aprobar la propuesta de la Comisión Europea para este plan de estímulo.

De hecho, España se juega el futuro de su mercado laboral en la negociación de este fondo, dado que, sin la asistencia comunitaria, el Estado se vería obligado a retirar medidas de estímulo como los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) o los avales públicos a empresas, lo que podría provocar que la tasa de paro alcance de nuevo el 25%, según Financial Times.

Leer más: 5 datos que muestran el impacto del coronavirus en la economía real de España

Según las estimaciones de la OCDE, el desempleo aumentará en España a causa del coronavirus entre un 21% y un 25,5% en 2020, dependiendo de si se produce o no un rebrote de la pandemia, mientras que prevé que se mantenga por encima del 20% hasta finales de 2021. El escenario más pesimista para este año sitúa la tasa de paro ligeramente por debajo del máximo histórico del 26% alcanzado en 2013.

Sin embargo, el mercado laboral español no se llegó a recuperar del todo de los estragos de la pasada crisis económica, según Financial Times, que recuerda que la tasa de paro se situaba en el 14% antes del coronavirus, más del doble de la media de la Unión Europea, mientras que el desempleo juvenil superaba el 30%.

Mientras, los bancos de alimentos registran un aumento del 40% en el número de peticiones de ayuda durante la pandemia y podrían regresar a los niveles de la anterior crisis económica si se produce un rebrote, según el diario británico. Además, la precariedad y el desempleo podrían agravarse si España se ve obligada a cumplir las normas de estabilidad presupuestaria a pesar de la pandemia, como reclaman Austria, Suecia, Dinamarca y Países Bajos.

Estos 4 países, conocidos como Frugal Four, son el principal impedimento para que la UE apruebe la propuesta que presentó en mayo la Comisión Europea y que consiste en un fondo de 750.000 millones de euros contra el coronavirus, que se distribuirá en 500.000 millones en transferencias a fondo perdido y 250.000 millones en préstamos.

Mientras, el Gobierno español y el italiano han conseguido ganarse los apoyos de Francia y Alemania, las principales economías de los 27, para intentar buscar un consenso comunitario que permita aprobar el fondo de recuperación. De hecho, tras reunirse con el presidente español Pedro Sánchez, la canciller alemana Angela Merkel ha pedido un compromiso entre ambas partes para aprobar esta medida en la cumbre de líderes europeos de este fin de semana.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha asegurado a Financial Times que la economía española "está volviendo a la vida poco a poco", señalando que el apoyo de la UE será crucial para la recuperación. "El mensaje del Fondo Monetario Internacional y la CE ha sido claro: hay que reaccionar rápidamente, gastar lo que se pueda, quedarse con los recibos y reactivar la economía ahora para gastar menos en el futuro", ha afirmado.

Díaz ha reiterado que su Gobierno derogará la reforma laboral aprobada en 2012 recurriendo al diálogo social y ha destacado que es necesario converger con los modelos laborales europeos para frenar la temporalidad laboral y fomentar la inversión. "Tenemos que recurrir a modelos contractuales similares a los europeos", ha precisado la ministra, apostando por "eliminar los factores que nos distinguen de la corriente principal europea".

Y además