Pasar al contenido principal

España gana la batalla a UE y se libra de recuperar las millonarias ayudas a la TDT

Antena TV TDT
Pixabay

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha revocado la decisión de la Comisión Europea sobre las ayudas que España otorgó para el desarrollo de la TDT. En total fueron casi 300 millones de euros que la Comisión Europea consideraba ilegales y que, con la sentencia, España no tendrá que "recuperar".

El conflicto se originó entre 2005 y 2009 cuando las autoridades españolas adoptaron una serie de medidas para permitir la transición de la televisión analógica a la digital. Los radiodifusores nacionales tenían la obligación de llevar la cobertura al 96% de la población, en el caso del sector privado, y el 98% de la población, en el caso del sector público, en sus respectivos ámbitos territoriales. 

Para llegar a estos objetivos, se dividió España en tres zonas (I, II y III). Para garantizar que se alcanzara el porcentaje en la zona II, España dio una serie de ayudas económicas.

En 2013, a raíz de una denuncia de SES Astra (un operador europeo de satélites), la Comisión adoptó una Decisión  por la que declaraba ilegal e incompatible con el mercado interior la ayuda concedida a los operadores de la plataforma de televisión terrestre para el despliegue, el mantenimiento y la explotación de la red de televisión digital terrestre. En la misma Decisión, la Comisión ordenó que se recuperase de sus beneficiarios la ayuda recibida.

Las Comunidades Autónomas del País Vasco, de Galicia y de Cataluña y varios operadores de televisión digital terrestre pidieron la anulación de esta decisión europea al Tribunal General de la UE. En diversas sentencias de 26 de noviembre de 2015, el tribunal desestimó todos los recursos y confirmó la decisión de la Comisión.  

El Tribunal General consideró, en particular, que las medidas adoptadas por las autoridades españolas no respetaban el principio de neutralidad tecnológica. Tras esto, los afectados recurrieron ante el TJUE esta sentencia interponiendo un recuso de casación en el que solicitaban la anulación de las sentencias previas.

Te puede interesar