El tejido empresarial español se acerca a otoño sin haberse recuperado del cierre ecónomico de marzo y abril y ya se han perdido 46.000 empresas inscritas en la Seguridad Social

Un camarero en un bar con mascarilla

Reuters

  • El tejido empresarial español se asoma al otoño sin haberse recuperado del golpe sufrido por el cierre económico de marzo y abril por el coronavirus.
  • Esta recuperación parcial del tejido productivo, aumenta los interrogantes sobre cómo será el cierre del año para nuestra economía y para el paro.
  • Mientras que el Gobierno continúa de vacaciones, los empresarios ya están alertando del riesgo que supondría un nuevo confinamiento. 
  • En los últimos doce meses se han perdido 46.000 empresas inscritas en la Seguridad Social.
  • La Asociación de Trabajadores Autónomos, ha avanzado que podría ser la puntilla para un millón de profesionales, que no se ha recuperado todavía del golpe del segundo trimestre.
  • El Banco de España avanzó en junio que si la economía española sufría un nuevo cierre considerable, la economía podría contraerse un 15,1% en 2020.
  • Descubre más historias en Business Insider España

El tejido empresarial español se asoma al otoño sin haberse recuperado del golpe sufrido por el cierre económico de marzo y abril por el coronavirus. A 31 julio, de acuerdo con datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, España solo había recuperado un 54% de los negocios que estaban inscritos en la Seguridad Social antes del cierre total de la actividad económica en marzo y abril, decretado por el estado de alarma.

Una recuperación incompleta del tejido empresarial

Gráfico: Economía Digital/CT Fuente: Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones

En aquellos dos meses, el número de empresas inscritas en la Seguridad Social se redujo en 91.240. Tras ese golpe histórico, durante los tres meses siguientes se recuperaron algo más de la mitad de los negocios perdidos; concretamente 49.159 (véase gráfico). El ritmo de mejora es muy desigual y se ha ralentizado.

Así, el grueso del incremento se logró en mayo, con la recuperación de 26.230 empresas; un ritmo que no se ha mantenido durante los meses siguientes. En junio, la cifra de compañías inscritas en la Seguridad Social aumentó en 13.922; pero en julio el ascenso se frenó, al quedarse en 9.007 compañías.  

Esta recuperación parcial del tejido productivo, aumenta los interrogantes sobre cómo será el cierre del año para nuestra economía y para el paro. Con una temporada turística menos fuerte de la esperada, el dinamismo a la hora de recuperar negocios activos y con empleados podría frenarse; lo que condicionará la capacidad de crear empleo de la economía española y, previsiblemente, que las compañías puedan ir recuperando trabajadores de los ERTE.

Leer más: El empleo se recupera al inicio de la temporada turística: el paro registra su mayor caída en julio en 23 años y la afiliación aumenta en 161.000 cotizantes

A principios de agosto, de acuerdo con los datos adelantados por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, el número de trabajadores en ERTE había caído por debajo del millón. El dato final de agosto, que recogería los efectos de la mala temporada turística, dará algo más de visibilidad sobre si la curva a mejor en la recuperación de trabajadores ha tocado techo.

Por el momento, en doce meses, España ha enterrado a más de 46.000 empresas inscritas en la Seguridad Social.

Los rebrotes y el riesgo económico

Mientras que el Gobierno continúa de vacaciones, los empresarios ya están alertando del riesgo que supondría un nuevo confinamiento. El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha insistido en que la economía española sufrirá muchísimo si se produce un nuevo parón significativo. La ATA, la Asociación de Trabajadores Autónomos, ha avanzado que podría ser la puntilla para un millón de profesionales, que no se ha recuperado todavía del golpe del segundo trimestre.

Por el momento, son las comunidades autónomas las que están avanzando de forma individual en el control de la pandemia -que ya cuenta con más de 1.000 rebrotes activos-, pero las primeras medidas conjuntas apuntan que muchas empresas pueden sufrir otro golpe.

El cierre del ocio nocturno que ha ido entrando en vigor en las distintas comunidades autónomas a lo largo de esta semana, unido a las nuevas limitaciones para la hostelería, hace anticipar que ciertos sectores quedaran tocados muchos meses, o incluso años, hasta que se encuentre un remedio real para el coronavirus.

El Banco de España avanzó en junio que si la economía española sufría un nuevo cierre considerable, la economía podría contraerse un 15,1% en 2020. La diferencia con que se produzcan cierres pequeños es muy significativa, ya que en ese caso la recesión se quedaría en un 11,6%. 

 Artículo original de Economía Digital

LEER TAMBIÉN: Llega una ciclogénesis explosiva: qué es y cómo afectará a España

LEER TAMBIÉN: El iPhone 12 podría tener menos autonomía por culpa del 5G

LEER TAMBIÉN: Una universitaria de 26 años lanzó con 170 euros una marca de trajes de baño desde su casa que en un año ha generado 1,4 millones de ingresos: así lo consiguió

VER AHORA: Por qué regalamos en San Valentín: el origen de la tradición más romántica