Pasar al contenido principal

España no descarta suavizar la tasa Google que se tramita en el Congreso al buscar "medidas transaccionales" para llegar a un acuerdo con EEUU

María Jesús Montero, ministra de Hacienda.
María Jesús Montero, ministra de Hacienda. REUTERS/Paul Hanna

  • El secretario del Tesoro de EEUU dijo que las negociaciones con los países europeos sobre la tasa Google habían llegado a un "punto muerto" y volvió a amenazar con represalias.
  • Ahora, ministros de Reino Unido, Italia, Francia y España responden en una carta conjunta en la que critican el tono de Steve Mnuchin pero abren la puerta a "medidas transaccionales" para llegar a un acuerdo.
  • La tasa Google lleva en tramitación parlamentaria desde mediados de febrero, y el Ejecutivo español espera que entre en vigor antes de que termine el año.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

España sigue firme en la implantación de una tasa Google que grave a las grandes tecnológicas que operan en el país, aunque no cierra la puerta a "posibles soluciones transaccionales a negociar con EEUU".

Es lo que se afirma en una carta suscrita por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, fechada en París y rubricada también por sus homólogos en Francia, Italia y Reino Unido. A dicha misiva ha tenido acceso el diario El Mundo. Es la contestación que estos cuatro países europeos dan al secretario del Tesoro estadounidense, Steve Mnuchin, después de que este rompiese las conversaciones en la OECD para crear un nuevo marco fiscal para estas grandes tecnológicas.

Mnuchin aseguró hace días que las conversaciones habían llegado a un punto muerto y amenazó a los países que, como España, pretenden implementar este nuevo impuesto de forma unilateral. "Como hemos repetido varias veces, si los estados eligen adoptar este tipo de impuestos, Estados Unidos responderá con las medidas proporcionadas y adecuadas".

Aunque Montero y sus 3 homólogos abren la puerta a "medidas transaccionales" con Estados Unidos, en la carta los líderes europeos también critican la actitud de la Administración Trump. "Sugerir que EEUU podría tomar represalias contra decisiones fiscales nacionales no sería ni en interés de EEUU ni de Europa ni coherente con la calidad de las relaciones entre aliados".

Leer más: Qué es la tasa Google que acaba de aprobar el Gobierno y cómo afectará a las grandes tecnológicas y a los usuarios

En la carta, los líderes europeos remachan que las grandes tecnológicas, tengan donde tengan la sede, "saldrán de esta crisis más poderosas y más rentables". "Es justo y legítimo esperar que paguen su cuota fiscal correspondiente en los países en los que crean valor y beneficio".

La tasa Google española continúa tramitándose en el Congreso

El Gobierno de España rescató en febrero la tasa Google, después de que se aprobara el anteproyecto de Ley en el Consejo de Ministros en 2018 y su tramitación acabara caducando al convocarse las elecciones generales en 2019. A finales de mayo, a preguntas de Business Insider España, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recordó que el Gobierno actuaría en el marco de lo que decidiera la OCDE.

"Vamos a esperar a que decida la OCDE, que inicialmente iba a ser a finales de este año cuando se planteara la imposición de este impuesto a corporaciones que insisto, no pagan impuestos como sí lo hacen autónomos o las pequeñas y medianas empresas, y por tanto, introducen una distorsión en el mercado muy importante". Sánchez defendió que el Gobierno de España habla de "justicia fiscal" cuando plantea que estas corporaciones "aporten recursos a la Hacienda pública".

Ahora mismo las conversaciones en la OCDE no se están produciendo, lo que ha abierto la puerta a que patronales de la economía digital española, como es el caso de Adigital, considere que entonces se debería buscar una alternativa a, al menos, nivel europeo.

Leer más: Las 14 grandes empresas que prevén despedir a más de 100.000 trabajadores en Europa a causa del coronavirus

Las empresas que se verán afectadas serán aquellas que ingresen más de 750 millones de euros al año a nivel mundial, y cuyo negocio en España genere más de 3 millones en el mismo periodo. Por esta razón, el Gobierno defiende que no afectará ni a pymes ni a startups.

Mientras su tramitación continúa, varias multinacionales tecnológicas como Amazon o la startup española Cabify se han pronunciado en Business Insider España contra este nuevo impuesto. La responsable de Amazon para España, Mariangela Marseglia, defiende que la multinacional de Jeff Bezos está "absolutamente a favor de una solución compartida dirigida por la OCDE". Pero lamentó que si un gobierno hace "algo solo, de manera aislada", lo que creará será "un terreno de juego desigual".

Y además