Pasar al contenido principal

España, la zona más mineralizada de la Unión Europea, podría ser el mayor productor de cobalto en Europa

El cobalto en el coche eléctrico
Mikephotos / pixabay

El mercado de la fabricación de baterías está en auge gracias a las energías renovables, y el cobalto es uno de los materiales principales en su producción. Este es el oro del siglo XXI, y España podría convertirse en el mayor productor europeo del mismo.

España está considerada la zona más mineralizada de la UE, ya que tiene numerosos recursos minerales como el cobre, el zinc, el hierro, el níquel, el oro y el vanadio. Ahora además, el territorio español puede convertirse en el principal productor de cobalto, uno de los metales más demandados del mundo y que podría ser el futuro de España, es decir, lo que podríamos llamar el oro del siglo XXI.

Según Primary Energy Metals, una compañía canadiense que está especializada en el cobalto, el níquel el cobre y el vanadio, España está muy bien posicionada para brindar el material necesario para construir las baterías del futuro.

El territorio español está considerada la zona más mineralizada de la Unión Europea, y la diversidad geológica que posee hace que tenga uno de los sistemas de sulfuro volcánico más importantes del mundo. Además, España es un país que despierta mucho interés en las inversiones extranjeras debido a su defensa de la minería, su situación política estable y su estructura fiscal favorable.

En Europa cada vez más países están poniendo fechas límites a la venta de vehículos de combustibles fósiles, teniendo en cuenta los objetivos acordados para el año 2030 en la UE. Así, la industria de las baterías se está convirtiendo en un fuerte mercado en el viejo continente.

Actualmente, el cobalto se extrae principalmente de la República Democrática del Congo (RDC), territorio que se enfrenta a diversos conflictos, pero que son los que exportan el cobalto a China, donde se procesa y se exporta.

Un informe reciente del Joint Research Centre de la Comisión Europea evidencia que la demanda de cobalto será superior a la producción anual en el año 2025, por tanto la UE necesita producción de cobalto en los estados miembros, para así utilizar los recursos propios.

Así, se cerrarán la mayoría de minas de carbón este año y 250 millones de euros irán destinados a otros sectores del país de otros materiales, sobre todo hacia proyectos de energía limpia.

Europa ya está pasando a ser uno de los mercados más al alza en la fabricación de baterías de vehículos eléctricos. Es posible que Tesla Motors se instale en Holanda o Alemania, y la fabricante de baterías de litio más grande de China, Contemporary Amperex Technology Ltd (CATL), puede que instale una fábrica en Alemania para brindar baterías a los coches eléctricos de BMW.

Leer más: La carrera por mejorar las baterías para el coche eléctrico ha comenzado y esta solución toma cierta ventaja

En España hay cuatro fábricas de baterías y en los próximos años se instalarán unas cuantas más; además, se está invirtiendo más en el almacenamiento de flujo redox de vanadio para la energía eólica, solar y otras energías limpias.

Las baterías de flujo redox de vanadio (VRFB) son capaces de almacenar enormes cantidades de energía, pueden recargarse miles de veces y no pierden capacidad. Así, según la consultora Roskill la demanda de vanadio puede aumentar para 2025 hasta las 31.000 toneladas, es decir, un aumento del 3100% con respecto al año 2015.

El cobalto extraído como un subproducto de los minerales de cobre y níquel, es muy importante para la química del cátodo en las baterías de iones de litio, como las de los coches eléctricos. Un novedoso estudio revela que el cinturón de pirita ibérica hace al territorio español rico en recursos, especialmente en metales de gran importancia para un futuro energético verde.

España es uno de los principales productores de cobre de la UE, y cuenta con alguna de las mejores infraestructuras del mundo, y el gobierno apoya el sector minero, por eso según la encuesta de minería del Instituto Fraser de 2017 España es uno de los destinos más cotizados para inversión minera en Europa.

“Hemos encontrado que tanto el gobierno español como el canadiense están trabajando diligentemente para promover la inversión canadiense en la industria minera de España, que está sin explotar. Un ejemplo de esta colaboración es la asociación entre ICEX y las compañías mineras canadienses”, ha explicado el CEO de Primary Energy Metals Patrick Morris, empresa que ya cuenta con dos proyectos de cobalto, cobre, níquel y manganeso en el sur de España, así como dos propiedades de vanadio en el centro de la península.

Por tanto en los próximos años España podría convertirse en el mayor productor europeo de cobalto, el oro del siglo XXI, que se utiliza para crear las baterías que llegarán a todos los mercado gracias a las energías renovables.

Y además