El plan del Gobierno para proteger el jamón serrano como producto español a nivel internacional e impedir las imitaciones

Jamón ibérico
Getty Images
  • El Gobierno impulsa una nueva Indicación Geográfica Protegida con el objetivo de proteger al jamón serrano como producto español.
  • Cualquier territorio español, salvo Ceuta y Melilla, podrán producir.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Gobierno ha impulsado una nueva Indicación Geográfica Protegida (IGP) para todo el territorio nacional –a excepción de Ceuta y Melilla– con el objetivo de proteger al jamón serrano como producto español.

La medida se toma después de que en los últimos años haya habido un incremento de las imitaciones tanto en Latinoamérica como en países europeos (principalmente en Francia, Italia y Portugal).

Estos países venden productos que no tienen que ver con España, pero bajo la denominación 'serrano' o usando marcas que hacen referencia a España, como el jamón Salamanca, publicitado como 'El auténtico jamón español producido en Brasil', según publica El Economista.

La IGP indica que la reputación del jamón serrano –"representativo de la gastronomía española"– se debe a que "el proceso de elaboración del jamón serrano requiere una combinación singular y exclusiva de un conjunto de factores, desde su base anatómica, su proceso de curación, la climatología, la microflora del entorno, los parámetros específicos de su proceso, etc., factores que son exclusivos de España y que, al combinarse, consiguen la calidad y las características organolépticas y morfológicas del producto".

Estados Unidos se lleva el cerdo ibérico de España y pretende producir y vender sus propios jamones

Pese al reconocimiento de la Comisión Europea, los países que llevan años produciéndolo pueden alegar que se trata de un término genérico, que España no se puede apropiar y que existen, además, unos derechos adquiridos, según informa el mismo medio.

Con el fin de garantizar sus características y producción en España se establece un registro de secaderos; se inscriben los datos de los titulares, los datos del establecimiento, la capacidad de elaboración máxima anual y las marcas comerciales con las que se comercializa el producto amparado por la IGP.

Ahora, existe una gran preocupación porque, entre otras cosas, puedan acabar entrando en territorio nacional cerdos de cualquier país sin un control claro del origen. 

Por otro lado, la Diputación Provincial de Granada ha comunicado su rechazo al proyecto del Gobierno, al entender que "resulta lesivo para los intereses económicos de los consumidores (que serán manifiestamente llevados a engaño) y perjudicial para las producciones de calidad diferenciada (IGPs) que actualmente se encuentran facultadas/reconocidas en territorio nacional, dentro del sector del jamón serrano".

LEER TAMBIÉN: Catas virtuales de vino, queso, jamón o cerveza sin salir de casa: así funciona TastingIn, la plataforma española de experiencias gastronómicas compartidas en tiempos de distanciamiento social

LEER TAMBIÉN: Cómo cortar un jamón: los trucos de los expertos para conseguir cortes perfectos y aprovechar al máximo la pieza

LEER TAMBIÉN: Así sería el programa electoral ideal para el verdadero desarrollo de la economía española, según Multinacionales por marca España

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España