Los retrasos en la puesta en marcha de los fondos europeos provocarán que España reciba 17.000 millones de euros menos de los previstos en 2021

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente español Pedro Sánchez

Reuters

  • El proceso de aprobación de los planes nacionales de recuperación y las reticencias de Hungría, los países bálticos y el Constitucional alemán provocarán que España reciba 17.000 millones menos fondos europeos en 2021 de los previstos.
  • El Gobierno había preparado la emisión de deuda pública para cubrir el retraso en la llegada de 27.000 millones de euros en ayudas comunitarias previstas para este año, que ya había tenido en cuenta en los Presupuestos Generales del Estado.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Mientras crece la expectación en todos los sectores de la economía española ante las expectativas que genera la llegada de los fondos de la Unión Europea para la reconstrucción tras la pandemia, del que a España le corresponden 140.000 millones de euros, de los que 72.000 millones llegarán en forma de ayudas a fondo perdido, los mecanismos y trabas para la puesta en marcha de este programa amenazan con retrasar aún más la llegada del apoyo europeo.

El Gobierno ya había anticipado que tendría que endeudarse, a pesar del notable incremento de la deuda pública en los últimos meses, para poder disponer cuanto antes de los 27.000 millones de euros que, en principio, el país iba a recibir del fondo europeo en 2021 a partir del segundo semestre. De hecho, los 27.000 millones ya han sido incluidos en los Presupuestos Generales del Estado para 2021 y comprometidos a varias partidas de gasto, lo que explica la necesidad de anticipar los fondos.

España recibirá 10.000 millones de euros más en ayudas europeas y supera a Italia como el país más beneficiado por los fondos comunitarios contra el coronavirus

Sin embargo, los retrasos en la puesta en marcha de los fondos europeos podrían incluso reducir la cantidad de dinero que España recibirá de Bruselas en 2021 hasta 10.000 millones de euros, que suponen un 13% del total asignado al país y 17.000 millones menos de los inicialmente previstos para su ejecución este año, según Vozpópuli, que lo atribuye a la demora en el envío de los planes de ejecución y a las reticencias de varios países sobre el propio fondo de recuperación comunitario.

De hecho, el Gobierno cuenta con esos 27.000 millones de euros para el comienzo del reparto de ayudas europeas a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que el Gobierno aprobó en octubre y cuya última versión deberá ser aprobada, al igual que los planes nacionales de reformas e inversiones del resto de los países de la UE, por la Comisión Europea y por el Consejo Europeo, que reúne a los Gobiernos de los 27.

No obstante, el Ejecutivo tiene todavía un mes para presentar su plan definitivo que explica en qué invertirá los fondos europeos antes de que venza el plazo el próximo 30 de abril, para lo que deberá avanzar antes de esa fecha en la reforma de las pensiones y en la derogación de los aspectos más lesivos de la reforma laboral, dentro de un paquete que incluye 30 iniciativas de reforma y 170 proyectos y medidas concretas.

Una vez que España y el resto de socios europeos presenten sus planes, algo que ninguno han hecho todavía, según Vozpópuli, la Comisión dispone de 2 meses para evaluarlos y, posteriormente, pasarán a manos de los Gobiernos de los 27 reunidos en el Consejo Europeo, que contarán con 1 mes adicional para estudiar los planes y decidir en una votación con mayoría cualificada su aprobación definitiva, lo que podría retrasar hasta agosto la entrega de los fondos.

Los propios países comunitarios estarían contribuyendo al retraso de la puesta en marcha de los fondos europeos al demorar la entrega de sus planes a Bruselas para evitar ser el primer país que lo haga, según el diario digital, que destaca la CE esperaba recibir esos planes de forma escalonada para evitar que se acumulen los retrasos en su aprobación y, posteriormente, en la evaluación del cumplimiento de sus objetivos cada 6 meses.

Además de los retrasos estructurales, otros problemas podrían demorar la entrega de ayudas, como las reticencias de países como Hungría o los países bálticos a aprobar sin condiciones el plan de financiación de los fondos europeos y la sentencia pendiente del Tribunal Constitucional alemán respecto a si las emisiones de deuda para financiar el fondo europeo incumple los tratados comunitarios, una decisión que tomará en los próximos 2 meses, según Vozpópuli.

LEER TAMBIÉN: Los fondos europeos llegarán en el segundo trimestre: España se endeudará para anticipar el gasto

LEER TAMBIÉN: Los activos tóxicos de la banca elevan la deuda pública española al 120% del PIB: Bruselas exige dejar de considerar deuda privada el pasivo de la Sareb

LEER TAMBIÉN: 72.000 millones de euros y 800.000 empleos en 3 años: las claves del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española que acaba de presentar el Gobierno

VER AHORA: Por qué regalamos en San Valentín: el origen de la tradición más romántica