Recuperación a finales de 2022: España será el último país de la UE en volver al nivel de PIB anterior al coronavirus

Una anciana recibe una dosis de la vacuna contra el coronavirus en una residencia en Madrid

Reuters

  • España será el país de la Unión Europea que más tarde en recuperar el nivel de PIB anterior al coronavirus, hasta finales de 2022, según los expertos de Mapfre Economics.
  • Su informe Panorama económico y sectorial 2021 prevé que el PIB español se contraiga un 11,3% en 2020 y asegura que la recuperación estará basada en el consumo, el apoyo monetario y fiscal, el crecimiento de la renta disponible y la vacunación contra el coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Cuánto tardará la economía en recuperarse del coronavirus? Desde el inicio de la pandemia, esta pregunta ha centrado las estimaciones y análisis de expertos e instituciones, en un intento de medir la magnitud y las consecuencias que esta crisis sanitaria ha generado a escala global. 10 meses después del inicio del primer estado de alarma, las perspectivas han mejorado, pero la incertidumbre persiste.

De hecho, se mantiene un "universo de incertidumbre y riesgos con sesgo a la baja que pueden retrasar la recuperación", según Gonzalo de Cadenas-Santiago, director de análisis macroeconómico y financiero del Servicio de Estudios de Mapfre, aunque precisando que ese retraso provocaría un estancamiento de la economía y no una nueva recesión, dado que considera que "estamos de camino a la nueva normalidad".

Consumo, préstamos y confianza: estos son los 10 indicadores que anunciarán la recuperación del coronavirus

Gonzalo de Cadenas ha realizado estas declaraciones durante la presentación del informe de Mapfre Economics Panorama económico y sectorial 2021, en el que se detallan sus expectativas macroeconómicas generales y para el sector asegurador para 2021 y 2022, y en el que se prevé que España será el país europeo que más tarde en recuperar el nivel de PIB anterior a la pandemia.

España crecerá más que la media mundial, pero se recuperará más tarde

El estudio de Mapfre Economics prevé en su escenario base que la economía mundial cierre 2020 con un retroceso del 4% y crezca en torno a un 4,5% en 2021 y 2022, "una situación similar a la de 2017, con el efecto salida", según De Cadenas, tras recuperar la normalidad en el tercer trimestre de este año y recuperar sus niveles previos al coronavirus a mediados del año próximo. Sin embargo, como muestra el siguiente gráfico, "habrá ganadores y perdedores".

La recuperación de la crisis del coronavirus, país por país

Mapfre

En el caso de España, el escenario base considera que cerrará 2020 con una caída de su PIB del 11,3%, a la que seguirá un rebote del 6,1% este año y de un 6,3% en 2022, aunque descarta que se recupere el nivel anterior a la pandemia hasta el último trimestre del año próximo, lo que implica que "España será el país que más tarde en recuperarse de la crisis de entre todas las economías de la Unión Económica y Monetaria", según el informe.

Si se cumple esta previsión, se daría la paradoja de que España sería una de las economías mundiales que más tardaría en recuperarse por completo de la pandemia a pesar de alcanzar cifras de crecimiento que superarán a las de la mayoría de países del mundo. Mapfre explica este fenómeno por la dependencia del sector servicios, que estima que "lastra la recuperación en 2021" para posteriormente impulsar el crecimiento en 2022.

Además, el informe advierte de que la economía española también recibirá una aportación a su crecimiento por parte de los fondos comunitarios para la recuperación del coronavirus, que prevé que aportarán 2 puntos porcentuales al crecimiento del PIB cada año entre 2021 y 2023. Así, aunque De Cadenas estima que "la recuperación estará liderada por el consumo", destaca también la importancia del "apoyo de la política monetaria y fiscal", a diferencia de lo sucedido en la anterior crisis.

Una recuperación condicionada por el coronavirus y el consumo

El director de análisis macroeconómico y financiero del Servicio de Estudios de Mapfre ha enfatizado durante la presentación del informe que existe un "ingente ahorro que se ha acumulado por precaución durante la pandemia" y ha advertido de la conveniencia de que "ese ahorro monetario volviese al canal del ahorro financiero intermediado y del consumo" para facilitar la recuperación de la economía. 

Para que fluya el ahorro, el estudio reclama que "certidumbre sobre los endpoints de la pandemia", señalando que la vacunación contra el coronavirus es un catalizador positivo para el riesgo a largo plazo, aunque a corto puede provocar efectos negativos si se retrasa, si repuntan los contagios o si hubiese que aplicar restricciones durante más tiempo del inicialmente previsto.

Gonzalo de Cadenas-Santiago ha afirmado que ya se han distribuido unos 20 o 21 millones de vacunas en el mundo, aunque ha puntualizado que se han registrado diferentes niveles de administración a la población en cada país, destacando las diferencias entre países como Israel, donde ya se ha inmunizado a un 20% de la población, y España y el resto de países comunitarios, en los que se alcanza apenas un 2%.

La buena marcha de las vacunaciones será así una de las claves de la recuperación, junto a la prolongación "durante bastante tiempo" de las medidas extraordinarias de apoyo de gobiernos y bancos centrales, y al crecimiento de la renta disponible real acompañado de "una inflación moderada a corto plazo" y de la recomposición de los balances familiares y corporativos, a la que el estudio prevé que ayudará el actual nivel de liquidez en circulación.

Un escenario "estresado" por si todo falla

En caso de que no se cumplan estas condiciones para la recuperación de la economía, el informe de Mapfre Economics también incluye una serie de previsiones más pesimistas, lo que denomina escenario estresado, en el que estima que el PIB español cerraría 2021 de nuevo a la baja, con una caída del 0,6% en lo que supondría su segundo año consecutivo sin crecimiento, para remontar con fuerza en 2022 con un alza del 9,1%. 

Los expertos considera que los rebrotes supondrían el principal riesgo para la economía en 2021, al tiempo que no descartan "un repunte en las insolvencias de negocios, en la morosidad bancaria y un alza del paro que, por ahora, está contenido gracias a las ayudas temporales al empleo". No obstante, estiman que el sector hotelero y de transporte turístico "podrían dejar un daño algo más duradero que se traduzca en una la reducción de la oferta turística, un sector clave en España".

España no es el único país que volvería a tasas negativas en 2021 según este escenario, dado que los economistas de Mapfre prevén en esta coyuntura que la eurozona se contraiga una media del 0,5%, Alemania un 0,6%, EEUU un 0,2% y Japón un 0,4%, mientras que Francia o Reino Unido verían reducido su crecimiento a un 0,1% y Italia a un 0,3%, mientras que para el PIB mundial estima un avance del 0,9%, más de 4 puntos porcentuales menos que en su escenario base.

Latinoamérica afronta una "década perdida" de crecimiento

El estudio de Mapfre Economics prevé que países como EEUU y Brasil, que han aplicado mayores soportes de rentas y que cuentan con "los mercados laborales más flexibles y con mayor creación de valor añadido", según Gonzalo de Cadenas, serán las primeras economías en recuperarse de la pandemia, mientras que la UE, España y Latinoamérica "van mucho más a la zaga, condicionados por su estructura productiva y la naturaleza de los estímulos recibidos”.

De hecho, el director de análisis macroeconómico y financiero del Servicio de Estudios de Mapfre ha destacado que "algunos países, y algunos sectores, se están recuperando más rápido que otros", señalando que "los sectores dedicados a proximidad" han sido los más afectados por la pandemia. Así, el informe estima que en Europa "se espera un importante rebote del crecimiento en 2021, pero insuficiente para alcanzar los niveles precrisis antes de mediados de 2022".

La recuperación llegaría todavía más tarde a Latinoamérica, según el estudio de Mapfre Economics, que considera que "ha sido la región que peor ha gestionado la crisis y, por lo tanto, su capacidad para recuperase es menor". Así, Gonzalo de Cadenas augura "una década perdida" en esta región, señalando que su crecimiento per cápita se estancó en 2015 y que tardará hasta 2025 en recuperar ese nivel.

Mientras, China se encuentra en la situación contraria y el informe de los economistas de Mapfre augura que, "como en la crisis de Lehman Brothers, China jugará un papel clave en la recuperación global", al ser el primer país en haber salido de la crisis provocada por la pandemia. Este fenómeno le otorgará "capacidad de arrastre sobre el flujo de comercio global, la demanda de materias primas y la financiación de la cuenta corriente del resto de mercados emergentes", según los expertos. 

Otros artículos interesantes:

La recuperación del mercado laboral será lenta e impactará en salarios, creación y cambio de empleo, según una de las responsables del índice que mide el dinamismo laboral en España

Fondos europeos, vacunas, turismo y pymes: los factores que ayudarán o perjudicarán a la recuperación de la economía española, según los expertos