Pasar al contenido principal

España, el único país de la UE que mantiene sus perspectivas de crecimiento a pesar de la guerra comercial, según el FMI

8.Christine Lagarde: Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional – EEUU
Wikimedia Commons
  • El crecimiento comercial de España se mantendrá en el 2,8% en 2018 y del 2,2% en 2019, según el FMI.
  • El organismo rebaja su previsión de crecimiento del sector de bienes y servicios de las economías avanzadas el mundo en 0,5 puntos.
  • Las economías en desarrollo serán las más beneficiadas por la guerra comercial.

La guerra comercial podría afectar el crecimiento global para este año, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), que ha ajustado este lunes su previsión de crecimiento del sector de bienes y servicios de las economías avanzadas el mundo con 0,5 puntos menos que en su anterior estimación, situándolo en un 4,3%.

En su informe Perspectiva Económica Mundial, el organismo presidido por Christine Lagarde prevé un retroceso especialmente en la Unión Europea, donde el único país que se salva de esta rebaja de previsiones es España.

El pasado abril, el FMI subió cuatro décimas su previsión de crecimiento para España en 2018, situándolo en un 2,8%. De cara a 2019, la estimación era del 2,2%. Unos porcentajes que, a pesar de la guerra comercial que afecta especialmente a EE.UU., China y la UE, no tendrán variaciones en nuestro país.

"Los aranceles anunciados recientemente por Estados Unidos han incrementado la posibilidad de una escalada sostenida de las acciones comerciales de este tipo", asegura el FMI en su informe, que incluso plantea la posibilidad de que este escenario pueda "desbaratar" la recuperación y "deprimir" las perspectivas de crecimiento a medio plazo.

España crecerá más que Alemania, Francia y Reino Unido

En la Unión Europea, quienes más notarán la guerra comercial serán Alemania, que ve rebajada su perspectiva de crecimiento comercial en tres décimas, al igual que Francia. En el caso de Reino Unido, la incertidumbre sobre los términos finales del Brexit también ha provocado una caída de dos décimas en sus previsión de crecimiento.

Así, España crecerá en 2018 a un ritmo mayor que los principales países de la Eurozona: con un 2,8%, supera a Alemania (2,2%), Francia (1,8%) y Reino Unido (1,4%). De cara a 2019, el 2,2% previsto para nuestro país apunta a que también superará a estos tres países.

La escasa incidencia en el crecimiento comercial de España se explica gracias a la poca dependencia con EE.UU. en exportación de acero y aluminio, los dos productos a lo que la Administración Trump gravó con un 25% el pasado mayo y que apenas supondrán unas pérdidas de 22 millones de euros.

En la otra cara de la moneda se encuentra Italia, que tras una convulsa etapa de incertidumbre política ve cómo sus previsiones de crecimiento comercial disminuyen en tres décimas hasta situarse en el 1,1%, justo por encima del crecimiento negativo.

Las economías en desarrollo, las grandes beneficiadas

Paradójicamente, la guerra comercial iniciada por EE.UU. podría tener repercusiones positivas para los mercados emergentes. Así, el pronóstico del FMI para las economías en desarrollo mejora globalmente en dos décimas, situándose en el 5,7%.

En este sentido, el FMI advierte del peligro de una guerra comercial global para las economías avanzadas: "La proliferación de las acciones comerciales podría incrementar la incertidumbre sobre la amplitud de estas medidas, obstaculizando la inversión, mientras que unas mayores barreras harían que los bienes fueran menos asequibles, interrumpirían las cadenas de suministro y ralentizarían la difusión de nuevas tecnologías".

Por eso, el organismo ha instado a los países involucrados en la disputa comercial a "encontrar una solución cooperativa que promueva el crecimiento continuado en el comercio de bienes y servicios".

Curiosamente, además de España, los otros dos países que también escapan a esta rebaja de previsiones del FMI están inmersos en la guerra comercial: EE.UU., por un lado, que mantiene sus perspectivas del 2,7% en 2018 y del 2,2% en 2019; y Canadá, por otro, que crecerá al 2,1% este año al 2% el año que viene, según el organismo.

"Con la excepción de España, no hemos tenido muy buenos datos en el primer trimestre" en la Unión Europea, ha señalado en rueda de prensa el subdirector del Departamento de Investigación del FMI, Gian Maria Milesi-Ferreti, quien ha añadido el impacto negativo de la subida de precios del petróleo para el desempeño económico de la zona euro.

Te puede interesar