Pasar al contenido principal

Este español dejó su trabajo en Goldman Sachs para cofundar una startup de lentillas que ha facturado un millón de euros en su primer año

esta startup ha vendido más de un millón de lentillas en su primer año
Enrique de Mateo (izquierda) y Daniel Marcos (derecha), fundadores de Neboola. Neboola
  • Daniel Marcos creó en 2017 junto a Enrique de Mateo Neboola, una startup multiproducto basada en consumer health.
  • Para fundar esta empresa no dudó en dejar su trabajo en Goldman Sachs.
  • En su primer año Neboola ha facturado más de un millón de euros y tiene presencia en varios países de Europa.
  • Su secreto radica en haber adaptado sus productos y experiencia de marca al cliente millennial que buscan.
  • Descubre más historias en Business Insider.

Cuando Daniel Marcos decidió dejar su trabajo en Goldman Sachs para fundar una startup dedicada al consumo de higiene y cuidado personal, muchos de sus conocidos pensaron que estaba loco.

Este ingeniero Industrial llevaba 4 años como associate del departamento de Banca de Inversión de Goldman Sachs en Europa, cuando un amigo, Enrique de Mateo quien trabajaba en proyectos de innovación— le convenció para montar juntos una empresa de intraemprendimiento.

Su compañía se encargaría de ayudar a grandes corporaciones europeas a emprender a través de startups que ellos generarían dentro de estas organizaciones.

Para muchos esto puede sonar a locura, pero no para Marcos, que tenía claro que lo suyo era emprender. Y como tal se tiró a la piscina y dijo adiós al gigante de la banca de inversión a cambio de la incertidumbre laboral de una startups.

"Siempre me he sentido emprendedor. Allí [en Goldman] aprendí muchísimo, pero desde el principio sabía que mi camino iba por otro sitio. Eso va con el carácter de uno mismo y yo siempre lo he sentido así", afirma Daniel Marcos en conversación con Business Insider.

"No quería pasar toda mi vida, por muy buen trabajo que fuese, en la moqueta de Goldman Sachs. Me siento mejor haciendo cosas desde cero y creando proyectos que no existen".

Aquel proyecto con Enrique de Mateo terminó vendiéndose, pero sirvió para enseñarles varias cosas. Por un lado, que estaba en lo cierto y lo suyo era emprender. Por otro, que "las grandes empresas es imposible que innoven".

En último lugar, que había una gran oportunidad en un sector como el consumer health que pocos más parecían ver: la mayoría de los productos de este sector se continúan comprando de forma offline, es un mercado muy intermediado, lo que conlleva a que los precios sean caros.

Leer más: Esta startup española convierte los proyectos innovación social en nuevos modelos de negocio dentro de las empresas

"Pensamos 'hay que crear una empresa de consumer health pensada para millennials'", recuerda Daniel Marcos.

Y para tener éxito el punto diferencial residiría en "aportar una experiencia renovada y única para este público en estos productos en los que ahora mismo las grandes empresas dan experiencia basada en hace 30 años".

Ambos decidieron entonces seguir emprendiendo y en 2017 crearon Neboola, una empresa de consumer health destinada al público millennial, basada en reducir los intermediarios para abaratar el precio final de los artículos.

Una vez creada debían encontrar aquellos productos que consiguieran "tener mucho impacto" en el público al que iban destinados. Tras un análisis del sector decidieron que las lentillas diarias era lo que buscaban. En mayo 2018 salieron al mercado bajo el nombre de Loopas.

Desde ese momento no solo han conseguido facturar más de un millón de euros. En menos de un año Loopas operaba ya en Portugal, Francia, Alemania e Italia, consiguiendo dar el salto a Chile el pasado mes de abril.

Cuando se le pregunta por el secreto para poder lograr este éxito, Daniel Marcos afirma que aún les queda mucho camino pero que lo más importante es "entender qué es lo que los clientes están echando en falta para poder adaptar tu producto y experiencia al cliente que buscas".

Reinventando la experiencia de usuario

Entender esto su caso les ha llevado a sustentarse en dos factores clave. Reducir intermediarios para abaratar hasta en un tercio el precio de sus lentillas "sin renunciar a la calidad" y reinventar la experiencia de usuario.

"Si algo nos diferencia con los players tradicionales es que estamos en contacto directo con el consumidor, vía redes sociales, teléfonos... toda la compañía, y ellos sienten que somos la primera empresa de lentillas diarias que les habla directamente y que les ofrece una experiencia diferente que al final hace que se cree una situación de cercanía de la marca que no tiene precedentes dentro del sector", explica Daniel.

Por ello su estrategia de comunicación tiene el foco puesto en las redes sociales. Conocen bien a ese público nativo digital al que impactan y como tal quieren llegar a los canales habituales en los que este se mueve.

Por ello actualmente han logrado colocarse como "unas de las primeras startups españolas que ha llegado a un acuerdo con Facebook para tener un canal de comunicación vía WhatsApp".

Ahora su estrategia pasa por crecer de manera orgánica. Quieren ir desacelerando el impacto del marketing directo con especial presencia en Instagram y Facebook, en favor de llegar a nuevos clientes a través de sus propios consumidores.

"Poco a poco estamos intentando empujar mucho para aumentar la captación orgánica y que sean los propios usuarios los que al final nos recomienden y generen estas nuevas altas de clientes", explica Daniel, resaltando el papel fundamental de aquellos usuarios que deciden de manera espontánea recomendar el producto en sus redes.

Productos personalizados

No solo quieren seguir creciendo para convertirse en el referente online de las lentillas diarias. Además, bajo el abrigo de Neboola continúan buscando productos de este sector que adecuar a la experiencia en línea y continuar creciendo.

Así han lanzado recientemente Vitoo, su marca de vitaminas y complementos alimenticios que añade una nueva diferenciación: la personalización.

neboola startup multiproducto de consmer health
Vitaminas Vitoo. Neboola/Vitoo.

"Las vitaminas al final presentan los mismo problemas que las lentillas. La experiencia es del siglo pasado. Teníamos que dar una experiencia diferente. Vitoo lo que hace crear una experiencia vitamínica donde nuestros farmacéuticos elaboran formulaciones específicas para los problemas más comunes que tienen los millennials", explica Daniel.

Para ello se adaptan las vitaminas a cada caso con un seguimiento mes a mes "para asegurarnos de que la persona suscrita tiene siempre los complementos y vitaminas que necesita en función de sus necesidades, características o incluso época del año.

En definitiva una vez más "que sepan que nosotros vamos a adaptar esas vitaminas a las necesidades de cada uno", puntualiza.

Leer más: Cómo hay que posicionar una marca, según una experta que asesora a Mahou, Coca Cola o Iberdrola y otras de las empresas más importantes de España

Un enfoque que quieren seguir ofreciendo en sus nuevos productos. Según adelanta el cofundador de Neboola, este tercer lanzamiento estará enfocado al cuidado capilar y se adaptará también a cada cliente. 

"Está muy enlazado con Vitoo en cuanto a adaptar eso que nos ponemos en nuestro pelo a diario a cada uno, según los hábitos, el sexo, la edad... pensamos que es un campo muy interesante a explotar y es hacia donde ahora nos dirigimos", explica Daniel.

Su intención pasa por poder sacarlo este año. Y no es el único objetivo a corto plazo que tienen. Para 2019 también aspiran a que Neboola siga creciendo en Europa y Latinoamérica.

"Estamos ahora mismo hablando con fondos de inversión de todo tipo en España y en Europa para levantar una nueva ronda de con la que poder seguir creciendo" y añade, "si el debut de Chile sale bien también nos gustaría seguir creciendo en Latinoamérica, concretamente en Colombia y México".

Según sus previsiones, Neboola espera cerrar 2019 con una facturación que ronde los 5 millones de euros.

Y además

Lo más popular