Los españoles cambian su rutina: la implantación del teletrabajo ha traído cambios importantes en los desplazamientos habituales

Una chica duerme en un vagón de Metro de Madrid.
Una chica duerme en un vagón de Metro de Madrid.
REUTERS/Susana Vera
  • El teletrabajo ha supuesto para miles de españoles el fin del rutinario viaje al trabajo.
  • Los desplazamientos en transporte público para ir al trabajo al caído en picado en 2020 y se espera se mantengan estables en 2021.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Es el fin de una parte de la rutina diaria como la conocemos.

Con el la llegada del teletrabajo y su consolidación —a raíz de la pandemia y las restricciones de movilidad— en muchos sectores de la economía de España, cientos de miles de trabajadores españoles se han despedido de una parte de su rutina diaria: el viaje al trabajo.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) así lo sugieren. De acuerdo con su estadística de transporte de viajeros, el número de usuarios del transporte público en España se redujeron en un 47% en 2020 con respecto a los datos de 2019.

Pero en los 6 meses sobre los que hay datos de 2021, tampoco reflejan un claro repunte. De enero a junio de 2021 ha habido un 40% menos de viajeros que en el mismo periodo de 2019. Con respecto a los 6 primeros meses de 2020, este 2021 ha supuesto un aumento del 16,7%.

La movilidad urbana en vehículos privados también se ha visto afectado. Según el TomTom Index Report que elabora la tecnológica empresa neerlandesa, la congestión urbana en 2020 se ha reducido en más de un 50% durante 92 días, con respecto a 2019.

En algunas ciudades con Barcelona, Málaga, Tenerife o La Coruña la congestión de vehículos en 2020 se ha reducido en más de 20% respecto al año anterior. Pero en otras como Madrid, Palma y Sevilla ha sido hasta más de un 30%.

Que las tecnológicas apuesten por tu ciudad no siempre es bueno: el modelo de Málaga abre la puerta a nuevos pelotazos urbanísticos, alertan expertos

Además, el tráfico en las horas punta de la mañana y de la tarde se ha reducido en una media de 28,6% respecto a 2019, con algunos meses como abril y mayo con un descenso del 87,5% y del 66,5% respectivamente. 

Los grandes núcleos urbanos son los más afectados

La red de transportes de los dos núcleos urbanos más grandes España son los que más han sufrido este descenso de viajeros.

El Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid informó el pasado mes de diciembre que había cerrado 2020 con un 47% menos de viajeros frente a 2019. Se trata de la cifra más baja de los últimos años.

Cuándo entra en vigor Madrid 360, cuáles serán las limitaciones a la movilidad y qué coches podrán circular

Aunque el descenso fue generalizado en todos medios de transporte madrileños, los más afectados fueron el Metro (49%) y Cercanías (47%) , frente a los autobuses de la EMT (46%) e  interurbanos (43%).

En el área de Barcelona los datos son muy similares. El Metro de Barcelona experimentó un descenso del 47% y el autobús del 45,5% en 2020 respecto a 2019, según los datos que ofrece el Ayuntamiento de Ciudad Condal.

El teletrabajo, responsable del cambio de tendencia

Con el estallido de la pandemia y a medida que se endurecían las restricciones de movilidad, la implantación del teletrabajo se convirtió en una obligatoriedad. Y de un plumazo miles de españoles se han eliminado el viaje a su trabajo como parte de su rutina diaria.

De acuerdo con los datos del INE, antes del estado de alarma tan solo el 14,8% de las empresas tenían el teletrabajo implantado, al menos ocasionalmente. Con las restricciones de movilidad ya implantadas, el teletrabajo se triplicó hasta el 51,4%.

El Gobierno y los sindicatos firmarán el lunes su acuerdo para regular el teletrabajo de los funcionarios, un día antes de aprobar por decreto la Ley de Trabajo a Distancia

Por sectores la evolución del teletrabajo ha sido también muy significativa. En la industria ha evolucionado del 15,5% de antes del estado de alarma al 47% en el segundo semestre de 2020; en la construcción ha pasado del 8,6% al 31,6%; en el comercio del 9,5% al 27,6%; el transporte y la hostelería del 8,5% al 30,5%; y por último, otros servicios pasaron de 25,5% al 59,5%.

Asimismo, según datos publicados esta primavera por Adecco Group Institute, la implantación del teletrabajo ha sido desigual territorialmente. Mientras en comunidades como Madrid o Cataluña ha supuesto un aumento del 200% y el 119%, respectivamente, en otras como Aragón o Extremadura ha sido de un 9,9% y 16,3%.

Una tendencia que se mantiene estable en 2021

A pesar de que la incidencia del teletrabajo descendió sensiblemente en el segundo semestre de 2020 con respecto a los meses iniciales de la pandemia, la tendencia se muestra estable bien entrado el 2021.

El plan de España para atraer teletrabajadores tiene fisuras: favorecerá más gentrificación y seguirá siendo una economía "rehén", critican estos expertos urbanistas

El INE refleja que un 45,5% de las compañías tiene previsto mantener el teletrabajo a lo largo de este 2021. Así, los datos sugieren que el uso del transporte público o el vehículo personal para ir al trabajo, seguirá en datos mínimos.

Muchas empresas no solo van a mantener el teletrabajo, si no que además van a realizar innovaciones en sus procesos (20,3%), o pretenden realizar inversiones en nuevas tecnologías y digitalización (20,1%).

Otros artículos interesantes:

Todo el mundo habla de este nuevo objeto de movilidad 100% eléctrico que llega a las ciudades: por qué está seduciendo a la Generación Z

Este es el aspecto de las nuevas oficinas de Dropbox, adaptadas al sistema de teletrabajo

El teletrabajo ha crecido un 214% desde que arrancó la pandemia: estas son las profesiones en las que más ha aumentado esta modalidad

Te recomendamos