Los españoles son los europeos que menos mantendrán la distancia social y los segundos que menos usarán la mascarilla una vez vacunados

España, deseosa de recuperar la normalidad: los españoles son los europeos que menos mantendrán la distancia social y los segundos que menos usarán la mascarilla una vez vacunados

Susana Vera/Reuters

  • ¿Cómo se plantean las personas su rutina diaria una vez estén vacunados contra el coronavirus? ¿Seguirán cumpliendo las medidas sanitarias, recuperarán su vida prepandémica?
  • Es lo que se pregunta un nuevo estudio de Ipsos y el Foro Económico Mundial, según el cual España es el país europeo que menos mantendrá la distancia social y el segundo que menos seguirá usando la mascarilla.
  • Además, la población española es también la que más ganas y confianza tiene entre los europeos para retomar actividades como coger un avión o ir a un restaurante, a eventos deportivos o a conciertos, junto a la italiana.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los españoles y españolas anhelan recuperar la normalidad que les ha quitado la pandemia por el COVID-19, y están deseando abandonar la mascarilla, dejar de guardar la distancia sanitaria y retomar las actividades sociales. 

Eso es lo que recoge una encuesta de Ipsos y del Foro Económico Mundial, que han realizado un estudio en 9 países del mundo para conocer cómo se plantean los ciudadanos su rutina diaria una vez estén vacunados, y si seguirán cumpliendo con las medidas contra el COVID-19 o si recuperarán su vida prepandémica.

España, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Japón, México y Estados Unidos son los países analizados.

Aunque con cifras parecidas, entre las 5 naciones europeas España destaca como el país que menos mantendrá la distancia social: solo 4 de cada 10 personas (40%) lo harán una vez estén vacunadas, seguido de Alemania (44%). En Brasil, las personas que la mantendrán superan la mitad, mientras que es de solo un tercio en Japón y Estados Unidos, según el comunicado.

Asimismo, los españoles son los segundos europeos que menos seguirán usando la mascarilla (35%) después de la vacunación, solo superados por Alemania, con un 27%. Por el contrario, en el mundo Brasil es el que más, con un 57%.

En el lado opuesto, la población italiana es la que muestra más compromiso en ese sentido, seguida de los ingleses, con un 49% que afirma que definitivamente seguirá manteniendo la distancia de seguridad y un 46% que continuará con la mascarilla, informa Ipsos.

Además, la población española es también la que más ganas y confianza tiene entre los europeos para retomar ciertas actividades, como ir a un restaurante, acudir a eventos deportivos o conciertos o coger un avión, junto a la italiana.

Un 45% de la ciudadanía española afirma que se sentirá segura para acudir a los restaurantes inmediatamente después de estar vacunada (49% en el caso de la italiana). 

Además, España es también el segundo país europeo más dispuesto para asistir a eventos deportivos o conciertos, solo por detrás de Francia, con un 23% de la población con confianza para hacerlo una vez reciban la vacuna, según la institución.

Por último, España e Italia son los países europeos con más confianza para volver a coger un avión: un 27% de los españoles desean viajar dentro del país de forma inmediata, por un 29% de los italianos. 

Sin embargo, la población parece menos dispuesta a volar al extranjero: el 21% de los españoles viajarían a otros países donde la vacuna también esté disponible (mismo porcentaje que Italia), y solo el 15% cogerían un avión para visitar países donde la vacuna no lo esté (igual que en Francia, apenas un 1% más que Italia).

Los menos dispuestos a recuperar la actividad social, por el contrario, aunque tengan la pauta completa de vacunación, son los británicos y alemanes en Europa.

Otros artículos interesantes:

Nuevas normas de uso de la mascarilla: en qué casos hay que llevarla puesta y en cuáles se puede quitar

12 cosas que debes seguir haciendo tras el fin de la obligatoriedad de llevar mascarillas en la calle

Las mascarillas y las medidas sanitarias deberían continuar "para siempre", sugiere una prestigiosa científica