Pasar al contenido principal

El esperado móvil plegable de Samsung apunta al próximo CES: las 7 claves del Galaxy X que debes saber

Samsung's long-awaited foldable phone is reportedly almost here — here are 7 things to expect from the Galaxy X

Desde hace años, hemos escuchado rumores sobre un smartphone plegable de Samsung llamado Galaxy X. El teléfono aún no ha salido a la luz, pero podríamos verlo por fin en 2019, según el Wall Street Journal.

Antes de eso, el informe financiero de 2017 de Samsung había insinuado que el teléfono aparecería pronto, lo que llamó la atención de los seguidores de Samsung y cualquier persona interesada en lo que los ingenieros de la compañía podrían hacer con un smartphone plegable (énfasis nuestro):

"Para el negocio de los paneles de visualización en 2018, la compañía espera que OLED se convierta en un panel principal en la industria de los smartphones y refuerce sus competencias en nuevas aplicaciones tales como pantallas desplegables, automotrices y de tecnología informática".

También se dice que muchos fabricantes de teléfonos, incluido Apple, están creando smartphones plegables similares. Pero si Samsung mantiene el rumbo, podría ser el primero en conseguirlo, ya que tiene la ventaja adicional de ser el fabricante de la pantalla OLED que hace posible las pantallas flexibles.

Esto es lo que sabemos sobre el esperado smartphone Galaxy X, cuyo nombre clave es Winner (ganador):

Fionna Agomuoh contribuyó con una versión anterior de esta historia.

Leer más: Galaxy A8 (2018), el arma de Samsung para seducir al público joven

El Galaxy X tendrá 7 pulgadas de diagonal al desplegarse. Es aproximadamente del mismo tamaño que una tablet pequeña, lo que da más espacio de pantalla que un smartphone tradicional, pero ocupando menos espacio

The Galaxy X, as it's been nicknamed, will reportedly be 7 inches diagonally when unfolded. That's about the same size as a small tablet, giving more screen space than a traditional smartphone, in a smaller package.
La pantalla ultra amplia de Samsung con muchas ventanas abiertas. Korean Patent Office Korean Patent Office

Cuando la pantalla se pliega por la mitad "como una cartera", habrá una pantalla más pequeña en la parte frontal y cámaras en la parte posterior, según el Wall Street Journal.

Las patentes y los prototipos de Samsung muestran un dispositivo que se abre y se cierra de un lado a otro como un libro u horizontalmente como un bloc de notas. De cualquier manera, el pliegue hará posible incorporar opciones de visualización más grandes.

También podría darles a los usuarios la opción de dividir la pantalla en dos paneles que muestran cosas diferentes o mostrar una imagen grande, similar a lo que Samsung logró con su pantalla de ordenador ultra ancha de 48 pulgadas, pero eso todavía es especulación.

El diseño plegable podría hacerlo un poco más frágil

The foldable design might make it a little more fragile.

Dependiendo del material de la capa externa, un smartphone que se dobla podría servir como su propio protector de pantalla, pero el pliegue podría crear nuevos problemas en términos de durabilidad, como ha indicado DongJin Koh, ejecutivo de Samsung.

"Queremos tener una buena reacción de los clientes una vez que el teléfono salga al mercado. Pero aún hay problemas de durabilidad que debemos abordar", declaró a los periodistas en una conferencia de prensa en CES en enero. Es posible que presionar dos pantallas una contra otra hace signifique un impacto más duro en caso de colisión. 

Una preocupación adicional con la cantidad de espacio en la pantalla es que las pantallas múltiples, es decir, las que están en el exterior y el interior, tienen más probabilidades de sobrecalentar la batería.

Leer más: 5 cosas que el Samsung Galaxy S9 hace mejor que el iPhone X

El Galaxy X podría ser más voluminoso que la mayoría de móviles modernos

The Galaxy X could be bulkier than most modern smartphones.
El ZTE Axon M. Antonio Villas-Boas/Business Insider

La mayoría de los fabricantes de smartphones han pasado años fabricando dispositivos más finos, y un smartphone plegable podría ser como añadir una capa a un móvil fino o apilar dos móviles uno encima del otro.

El ZTE Axon M, comercializado como el primer smartphone plegable, está hecho de dos pantallas unidas por una bisagra mecánica, pero es casi 1,5 veces más grueso que el Samsung Galaxy S9.

Y si el tamaño de la pantalla es comparable al de una tablet, entonces podemos suponer que el dispositivo tendrá un peso más cercano al de una tablet, también.

Va a ser (muy) caro. Los analistas vaticinan un precio de 1.500 dólares (unos 1.290 euros) o incluso más ya que contará con dos pantallas premium

Precio Galaxy S8
El precio del Samsung Galaxy S8. Samsung

Como referencia, el teléfono más caro de Samsung, un Galaxy Note 8  cuesta alrededor de 960 dólares (unos 820 euros).

Las nuevas tecnologías de visualización tienden a encarecer los smartphones: en los últimos años, los consumidores han visto cómo los móviles de pantalla de Samsung aumentan su precio constantemente. El precio inicial del último iPhone también ha pasado de 640 dólares a 1.000, en parte porque Apple pasó de una pantalla LCD a una pantalla OLED.

Las pantallas múltiples también requerirán una batería más grande para evitar el sobrecalentamiento antes mencionado y chips de procesamiento más potentes. Si la memoria y la capacidad de almacenamiento aumentan, eso implicará aún más dólares en la etiqueta de precio.

Además de las preocupaciones por la integración de las dos pantallas y el sobrecalentamiento, el Galaxy X se enfrenta a una serie de problemas impredecibles

In addition to screen-on-screen and overheating concerns, the Galaxy X would have a host of issues we can't predict.
Un Samsung Galaxy S8 con el asistente de IA de la compañía, Bixby, en pantalla. Hollis Johnson

Las nuevas tecnologías casi siempre tienen problemas que no surgen hasta que el producto está en el mercado, momento en el que millones de consumidores lo usan y expresan sus opiniones sobre cosas que podrían haber pasado por alto en las pruebas.

Puede haber muchos problemas con la característica principal del teléfono, su pantalla plegable, pero el diseño único probablemente también influya en muchos otros aspectos del teléfono, como la duración de la batería, la memoria y la estética, por nombrar algunos.

Leer más: Los smartphones desaparecerán antes de lo que piensas y el mundo ya no será el mismo

El panel curvo de Samsung podría quedar obsoleto con un Galaxy X plegable

Samsung's edge panel could become obsolete with a foldable Galaxy X.
Samsung Galaxy Note Edge. Business Insider

Samsung probablemente perderá la característica pantalla de borde curvado en el Galaxy X para que se pueda cerrar correctamente sobre sí mismo.

Dado que la pantalla del borde es donde se alojan accesos directos y funciones rápidas, puede que ni siquiera sea necesario en una pantalla con más capacidad.

Además, como lo es ahora, la pantalla curvada no se puede usar simultáneamente con la pantalla principal; la multitarea sería mejor en un teléfono plegable.

Existirá un número de dispositivos extremadamente limitado al principio, aumentando el número de terminales a la venta a lo largo de los próximos meses

There will be extremely limited availability to start, with a broader release later in the year.
Samsung Galaxy Round. Samsung


La disponibilidad limitada es una táctica que ha funcionado para Samsung en el pasado: en 2013, Samsung lanzó Galaxy Round, su primer intento de tener un smartphone con pantalla curva, en mercados asiáticos selectos y así aprender de sus errores y cautivar a una población más grande.

El año siguiente lanzó el Galaxy Note Edge, que tenía un único borde curvo. Terminó sirviendo como el modelo para cada dispositivo de pantalla curva en el mercado.

No es una mala jugada, considerando la cantidad de escrutinio al que se enfrentará el móvil plegable, pero significa que nuestras posibilidades de verlo más pronto que tarde son escasas, al menos aquí en Estados Unidos.

Te puede interesar