Pasar al contenido principal

Los espías chinos consiguieron tomar el control de las herramientas de la NSA y las han estado usando en contra de Estados Unidos

Ciber espionaje
Reuters
  • Actores patrocinados por el estado chino han conseguido tomar el control de varias herramientas de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) y usarlas en contra de Estados Unidos.
  • Irónicamente, los espías comunistas lograron tomar el control de las herramientas en cuestión justo cuando la NSA las estaba preparando para infiltrarse en sus propios objetivos en China.
  • Los chinos han aprovechado estas herramientas para muchos otros ataques contra intereses extranjeros, en países tan diversos como Bélgica, Luxemburgo, Vietnam, Filipinas y Hong Kong.

No hay nada peor que ser vencido por un enemigo que vuelve tus propias armas en tu contra. Pues algo así es lo que los servicios de espionaje chinos han conseguido hacerle a sus homólogos norteamericanos.

La historia es la que sigue: actores patrocinados por el estado chino han conseguido tomar el control de varias herramientas de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), una de las muchas entidades de inteligencia de Estados Unidos. Una vez secuestrados sus sistemas, los atacantes fueron capaces de organizar ataques contra objetivos occidentales sin demasiada complicación.

Según la investigación, publicada por la firma de ciberseguridad Symantec, la autoría material de estos secuestros entre espías tendría como protagonista a Buckeye, otro de los nombres con los que se conoce a APT3 o Gothic Panda, un conocido contratista chino en la arena de la ciberguerra.

Este grupo es bien conocido por sus ataques contra objetivos norteamericanos críticos, como algunos de sus fabricantes de tecnología nuclear, espacial o satelital.

Leer más: Solo una de cada diez empresas invierte lo suficiente en ciberseguridad pese a que el 31% ni siquiera ha sido capaz de detectar un ciberataque

Para añadir una dosis más de ironía, los espías comunistas lograron tomar el control de las herramientas en cuestión justo cuando la NSA las estaba preparando para infiltrarse en sus propios objetivos en China. 

"Hemos aprendido que no no puede garantizar que sus herramientas no se filtrarán y que no se utilizarán contra usted y sus aliados", explica Eric Chien, director de seguridad de Symantec, en una nota. 

Además de Estados Unidos, los chinos han aprovechado estas herramientas para otros muchos ataques contra intereses extranjeros, en países tan diversos como Bélgica, Luxemburgo, Vietnam, Filipinas y Hong Kong. Los objetivos, entre otros, fueron organizaciones científicas, instituciones educativas y la red gubernamental de los países aliados de Estados Unidos.