Un esqueleto de 3.000 años con casi 800 lesiones resulta ser la víctima de ataque de tiburón más antigua jamás encontrada

Fotografía original de la excavación del Tsukumo nº 24.
Fotografía original de la excavación del Tsukumo nº 24.

Laboratorio de Antropología Física, Kyoto University

  • Un hombre que murió hace unos 3.000 años es la víctima más antigua conocida de un ataque de tiburón, según un estudio.
  • El esqueleto, que ha sido recuperado de un enterramiento nuevo en el Mar Interior de Seto (Japón), presentaba unas 800 lesiones.
  • Los encuentros con tiburones no suelen aparecer en los registros arqueológicos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Se cree que un esqueleto de 3.000 años de antigüedad hallado en un yacimiento arqueológico cerca del Mar Interior de Seto (Japón) es la víctima de ataque de tiburón más antigua jamás descubierta, según una nueva investigación.

En la investigación, publicada en Journal of Archaeological Science, un grupo internacional de investigadores ha intentado recrear lo que le ocurrió a un esqueleto excavado en un cementerio del yacimiento arqueológico de Tsukumo, en la prefectura de Okayama, en el país nipón.

De acuerdo con sus análisis, el esqueleto pertenecía a un hombre joven o de mediana edad que probablemente vivió entre 1370 y 1010 a.C. 

El hombre, conocido únicamente como Tsukumo nº 24, sufrió cerca de 800 heridas graves características de un ataque de tiburón, entre las que se incluyen cortes, fracturas por golpes contundentes y hendiduras entrecruzadas con "bordes afilados en forma de V", han escrito los investigadores en el estudio, según Live Science

Los científicos también han señalado que le faltaba la pierna derecha y que la izquierda estaba colocada encima del cuerpo en posición invertida.

A juzgar por las heridas, los investigadores creen que el ataque fue muy violento, si bien lo más probable es que la víctima muriera muy pronto, ya sea por la grave pérdida de sangre o por la conmoción. Sus restos se recuperaron poco después del encuentro con el tiburón y fueron enterrados en un cementerio comunal.

"Es muy posible que el hombre estuviera pescando con compañeros en ese momento, ya que fue recuperado rápidamente", redactan los investigadores en el documento, recoge LiveScience. "Y, según el carácter y la distribución de las marcas de los dientes, con mayor probabilidad la especie responsable fue un [tiburón] tigre (Galeocerdo cuvier) o un gran tiburón blanco (Carcharodon carcharias)", añaden.

Los encuentros con tiburones no suelen aparecer en los registros arqueológicos

"Este hallazgo no solo proporciona una nueva perspectiva sobre el antiguo Japón, sino que también es un raro ejemplo de cómo los arqueólogos pueden reconstruir un episodio dramático en la vida de una comunidad prehistórica", afirma en un comunicado Mark Hudson, coautor del estudio y arqueólogo del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana en Jena (Alemania).

Otros artículos interesantes:

Los tiburones estuvieron a punto de desaparecer en un repentino evento de extinción "dos veces más extremo" que el que acabó con los dinosaurios

Los científicos acaban de descubrir por qué el Megalodón era el tiburón más grande de la Tierra, y la razón es inquietante

27 fotos submarinas que revelan cómo son de cerca los tiburones y otras aterradoras criaturas de aguas profundas

Te recomendamos

Y además