Pasar al contenido principal

Esta es la estatua ecuestre más grande del mundo

Estatua de Gengis Kan
Estatua de Gengis Kan

Mide 40 metros de alto y descansa sobre un llanura despoblada y apartada del mundo. Hay que hacer un largo viaje en coche para llegar hasta allí.

El jinete levanta su mirada en dirección este, hacia el lugar en donde nació. Por su pose altiva y segura sobre el caballo se intuye que es un hombre acostumbrado a montar. Su armadura fuerte y resistente, pero ligera, demuestra que es un guerrero que combate montado sobre el animal. El látigo de oro que lleva en la mano también dice a todo aquel que la contempla que es un figura importante. Quizá un rey, o un emperador.

La estatua ecuestre más grande del mundo se erige sobre la estepa, en medio de la nada.

Estatua Gengis Kan
Foto: Wikimedia

No está en el centro de una gran ciudad, rodeada de edificios, agobiada por el bullicio del tráfico. Aquí no hay palomas que humillen su memoria tiñendo la cabeza y los hombros con sus excrementos. Es solo un guerrero y su caballo cabalgando por las interminables estepas de Mongolia. Un conquistador que fundó una nación y dio lugar al imperio terrestre más grande jamás conocido.

Erigida cerca del del río Tuul, la ubicación de la estatua ecuestre más grande del mundo no es casualidad. Cuenta la leyenda que fue justo ahí donde el guerrero, aún niño, encontró un látigo de oro que cambió su vida. Fue ese látigo el que convirtió al niño en hombre. Un arma poderosa pensada para domar por igual a hombres y bestias. El arma que convenció a ese niño de que debía convertirse en un guerrero famoso y conquistar territorios desconocidos.

Aquel día ese niño que encontró un látigo de oro dejó de llamarse Temuyín, y cambió su nombre por el de Gengis Kan. El resto, como suele decirse, ya es historia...

Entre el mito y la realidad

Gengis Kan o Gengis Khan es una de las figuras históricas más mitificadas de la Humanidad. Una persona real, de carne y hueso, que se convirtió en leyenda por sus orígenes y hazañas. El mito del bárbaro que surge de la nada y derrota y humilla a la Civilización.

Como ocurrió con Atila, Rey de los Hunos, que arrasó a las legiones romanas y llegó a plantarse a las puertas de Roma, Gengis Kan procedía de una región casi deshabitada de Mongolia dominada por tribus de nómadas que montaban a caballo y vivían en cabañas de pieles.

La tribu de los dothraki está inspirada en los mongoles
Los dothraki en Juego de Tronos

Si eres fan de Juego de Tronos, la tribu de los dothraki está inspirada en los mongoles, y su lider Khal Drogo comparte algo más que la similitud de nombre con Gengis Kan.

Esta tribu nómada se atrevió a invadir China, y su ejército fue el único que en más de 2.000 años consiguió atravesar la Gran Muralla China, y apropiarse de parte de China durante más de un siglo. Gengis Kan unió a las tribus mongolas y se convirtió en el primer Emperador Mongol. Sus descendientes ampliaron el imperio hasta convertirlo en el más grande de la Historia, sumando territorios contiguos:

 

La estatua ecuestre más grande del mundo, Gengis Kan

 

La estatua ecuestre más grande del mundo

La gran estatua de Gengis Kan ha sido erigida en Tsonjin Boldog, a unos cincuenta kilómetros de la capital de Mongolia, en plena estepa. Fue construida en el año 2008 por el consorcio Genco Tour, que se dedica a promocionar el turismo en Mongolia, para celebrar el 800 aniversario del Imperio Mongol. Costó 4 millones de dólares. 

Gengis Kan

Ha sido construida en acero inoxidable, mide 40 metros de alto y pesa 250.000 kilos. Está situada sobre un edificio que hace las veces de museo, y que añade otros 10 metros más de altura. El edificio tiene 36 columnas que representan a los 36 kans o soberanos mongoles,descendientes de Gengis Kan, que convirtieron el Imperio Mongol en el más grande conocido.

Se puede subir hasta la cabeza del caballo por unas escaleras o un ascensor que hay en el interior de la estructura.

La obra aún no está acabada. Faltan por construir 200 gers o tiendas de campaña que usaban los mongoles para viajar de un sitio a otro.

El edificio alberga un museo con una réplica del látigo de oro encontrado por Gengis Kan, armas y armaduras de la época, y una bota tradicional mongola a escala gigante, que también está considerada la bota más grande del mundo.

Si quieres visitar el complejo o saber exactamente donde está, en este página de GeoHack están los enlaces a Google Maps y otros mapas que llevan directamente al lugar.

Un guerrero sin igual

Gengis Kan nació en un lugar cercano a la frontera entre Mongolia y Rusia, en el año 1162. Pese que a pasó toda su vida guerreando vivió hasta los 65 años, algo inusual en aquella época, en donde la media de edad apenas superaba los 30 años.

En el siglo XII las tribus mongolas se organizaban en clanes feudales que guerreaban entre sí. Gengis Kan, cuyo nombre verdadero era Temuyín, era hijo de nobles y pertenecía al poderoso clan Borjigin. Pero la muerte de su padre, envenado por los tártaros, trajo la desgracia a la familia, que terminó arruinada, cazando y pescando para sobrevivir.

Gracias a su habilidad guerrera y su carisma Temuyín se hizo rodear de amigos de la infancia que después se convertirían en su guardia imperial, y recuperó el apoyo de algunos viejos aliados de su padre. Poco a poco fue haciéndose un nombre entre los clanes.

Guerreó con unos y se alió con otros, hasta que el número de clanes se fue reduciendo, agrupándose en dos bandos. El de Temuyín y el de un antiguo hermano de sangre, Jamukha. Entregado por sus propios generales, Temuyín ofreció el perdón a Jamukha, pero éste solo pidió una muerte honorable, sin sangre. Así que Temuyín hizo que le rompieran la columna vertebral.

En el año 1206 se celebró una juriltai, una reunión de clanes en donde Temuyín es proclamado emperador Mongol, y toma el nombre de Gengis Kan. En los siguientes veinte años invadió dos de los cuatro reinos de China y con un ejército de 150.000 hombres, conquistó Pekín. Al final de su vida, en 1220, comandó un ejército de 200.000 hombres que conquistaron Asia Central y Afganistán. Sus descendientes ampliaron aún más el imperio mongol hasta convertirlo en el más grande de la Historia (solo superado por el británico, pero con territorios de ultramar). Gengis Kan falleció en el año 1227.

Curiosidades de Gengis Kan

  • El 8% de la población que vive en los territorios que conquistó Gengis Kan, tienen el mismo cromosoma Y. Este cromosoma se transmite a todos los varones y sólo se hereda del padre, asi que el estudio concluye que son herederos de Gengis Kan, o de alguno de sus descendientes. El propio Gengis Kan tenía 36 esposas y docenas de concubinas, y en los territorios que conquistaba la mayoría de los hombres morían aniquilados por su ejército, así que él y sus familiares que formaban parte de sus tropas pudieron tener descendencia con las mujeres que quedaban.
  • Aunque la imagen que tenemos de Gengis Kan es la de un guerrero nómada, un bárbaro, no era así en términos militares. Se sabe que estudiaba concienzudamente a sus enemigos antes de atacarlos, espiándolos durante días e incluso interrogando a los mercaderes para conocer sus costumbres y cómo se organizaban. Y usaba tretas como poner muñecos en los caballos que sobraban, para aparentar un ejército más grande.
  • Gengis Kan revolucionó el ejército mongol al dividirlo en facciones de 10, 100, 1000 y 10.000 hombres. También diseñó una eficaz red de mensajeros que incluia puestos en donde descansaban, comían y cambiaban de caballo. La comunicación con sus generales era rápida y directa.
  • Puede que su estrategia no fuese bárbara, pero sus métodos sí. Acostumbraba a catapultar cadáveres que habían muerto de peste por encima de las murallas de las ciudades asediadas, para extender la enfermedad. Y realizaba ejecuciones masivas para evitar sublevaciones. También usaba perros de guerra que alimentaba con carne humana.
  • La mayor parte del ejército de Gengis Kan estaba compuesto por caballería armada con un arco pequeño y manejable, con la cuerda muy tensa. Disparaban el arco montados a caballo.
  • Durante las campañas los soldados mongoles solo se alimentaban de yogurt, kumis (leche de yegua fermentada) y semillas de mijo.
  • La tumba de Gengis Kan no se ha encontrado porque ordenó ser enterrado en un lugar secreto. Sus hombres asesinaron a las gentes que vivían en los alrededores, y mil caballos galoparon por la zona para borrar las huellas.

[ReferenciasHitFullKuriositasGlobal Travel PressWikipediaTripAdvisorFlickr]

Te puede interesar

Lo más popular