Pasar al contenido principal

Esta es la razón por la que los padres no deberían nunca administrar medicamentos sin receta para la tos y el resfríado a niños menores de 6 años

Cough syrup and other over-the-counter cold medicines aren't recommended for kids under 6.
El jarabe para la tos y otros medicamentos para el resfriado de venta sin receta no se recomiendan para niños menores de 6 años. greenland/Shutterstock

greenland/Shutterstock

  • Investigaciones recientes en el BMJ encontraron que ciertos remedios para el resfriado pueden no ayudar a los niños pequeños con síntomas nasales e incluso podrían causar daños.
  • Un pediatra le ha comentado a INSIDER que los padres no deberían darle medicamentos  sin receta para el resfriado y la tos a los niños menores de seis años.
  • En cambio, remedios como el descanso y la hidratación pueden ayudar a calmar los síntomas mientras que un resfriado sigue su curso.

La mayoría de los niños sufren de seis a ocho resfriados cada año. Pero si un niño que lucha contra un resfriado tiene menos de seis años, los padres no deben buscar medicamentos sin receta para aliviar síntomas como la congestión nasal.

En octubre, un artículo publicado en BMJ analizó las investigaciones existentes sobre remedios populares para el resfriado y su efectividad contra tres síntomas: congestión, secreción nasal y estornudos.

El documento concluyó que, para los niños, los medicamentos sin prescripción o antihistamínicos de venta libre pueden no ayudar y causar daños, informaba People el pasado 7 de noviembre.

"No recomendamos descongestivos o formulas que contengan antihistamínicos en niños menores de seis años y aconsejamos precaución entre los seis y 12 años", escribieron los autores del artículo. "No hay evidencias de que estos tratamientos alivien los síntomas nasales y pueden causar efectos adversos como somnolencia o trastornos gastrointestinales. Daños graves, como convulsiones, frecuencia cardíaca rápida y muerte se han relacionado con el uso de descongestivos en niños muy pequeños".

Sin embargo, este no es un consejo totalmente nuevo. Los pediatras ya han recomendado que los padres no administren medicamentos sin prescripción para el resfriado o la tos a los niños menores de seis años. Esto es lo que los padres deben saber.

Para menores de 6 años, los efectos secundarios de los medicamentos para la tos y el resfriado superan cualquier beneficio posible

"The biggest risk is when people try using different types of medicines without realizing they're doubling up."
"El mayor riesgo es cuando las personas intentan usar diferentes tipos de medicamentos sin darse cuenta de que se están duplicando". Old_CNX/Shutterstock

Old_CNX/Shutterstock

"Por debajo de la edad de seis años no se recomienda el uso de remedios sin receta para el resfriado", ha asegurado el Dr. Andrew Bernstein, profesor clínico asistente de pediatría en la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern y portavoz de la Academia Americana de Pediatría ( AAP), a INSIDER. "Los efectos secundarios pueden superar en mucho cualquier beneficio potencial de estos medicamentos".

Para los niños de seis años o más se pueden usar los medicamentos, pero aún así pueden no resultar muy beneficiosos.

"Todas las medicinas para el resfriado sin prescripción son solo un tratamiento sintomático, y parece que para algunos niños funcionan bien y para otros no lo hacen demasiado", ha dicho Bernstein. "Y para algunos niños, incluso cuando son niños mayores, estos medicamentos todavía tienen muchos efectos secundarios".

El dextrometorfano, por ejemplo, -un medicamento que se encuentra en muchos medicamentos para la tos sin receta-, puede causar efectos secundarios como mareos, aturdimiento, somnolencia, inquietud, náuseas y vómitos, según la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.

Leer más: Cómo saber si tienes resfriado, gripe o alergia, y la manera de tratarlos

El uso de estos medicamentos puede ser peligroso si los padres comienzan a combinar diferentes medicamentos que contienen los mismos ingredientes activos, ha agregado Bernstein.

"El mayor riesgo es cuando las personas intentan usar diferentes tipos de medicamentos sin darse cuenta de que se están duplicando", dice. "Si accidentalmente duplicas el inhibidor de la tos y el antihistamínico, eso puede causar mucha sedación. Si duplicas los descongestivos, puedes causar nerviosismo o ansiedad. Algunas personas son susceptibles a eso incluso con la dosis normal, pero ahí es cuando vemos los problemas reales, cuando la gente los duplica ".

(En una nota relacionada: cuando se trata de medicamentos que pueden aliviar el dolor y reducir la fiebre, las recomendaciones son un poco diferentes. La AAP dice que si tu hijo es menor de dos años, debes llamar a tu pediatra antes de darle reductores de fiebre como ibuprofeno o acetaminofeno. El sitio web de AAP tiene una guía que explica las dosis seguras de esos medicamentos y qué hacer si tu hijo tiene fiebre. En nuestro país la AEPAP, (Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria), indica en un manual cómo actuar ante la fiebre en menores, recomendando solo tratar cuando el niño está molesto y dando antitérmicos en mayores de seis meses cuando la fiebre supera los 38ºC.)

En lugar de medicamentos para el resfriado prueba remedios caseros

Drinking warm liquids, like caffeine-free tea, can help kids feel better when they're sick, Bernstein said.
Beber líquidos calientes puede ayudar a los niños a sentirse mejor cuando están enfermos, asegura Bernstein. Shutterstock

Shutterstock

"Incluso mejor que utilizar cualquiera de los medicamentos serían los remedios caseros, algunos de los cuales la ciencia ha demostrado que son igual de efectivos", asegura Bernstein.

Recomienda descansar, mantenerse hidratado, usar un humidificador, beber líquidos tibios (pero nada de cafeína) y probar una cucharada de miel para calmar la tos.

Hay algunas pruebas que respaldan la idea de la miel para la tos. Una revisión de estudios ha encontrado que, cuando se trata del tratamiento de la tos en los niños, la miel era "probablemente" mejor que un placebo y podría no ser mejor o peor que el dextrometorfano.

Solo asegúrate de nunca darles miel a los niños menores de un año. Hay una pequeña posibilidad de que la miel pueda causar botulismo, algo potencialmente fatal en los bebés tan pequeños, pero una vez que llegan a la edad de un año, su ácido estomacal es lo suficientemente fuerte como para eliminar el riesgo que presenta el edulcorante, ha explicado Bernstein.

Todavía no hay cura para el resfriado común. Todo lo que pueden hacer los padres es abordar los síntomas mientras la infección sigue su curso, lo que puede llevar algún tiempo.

Leer más: 6 alimentos que podrían ayudarte a combatir enfermedades

"Si los niños no tienen fiebre y parecen estar comiendo y bebiendo bien, los síntomas de un resfriado pueden durar hasta dos semanas", ha explicado Bernstein. "Así que no te apresures al médico si parece que se prolonga un poco".

Y finalmente, Bernstein ha hecho hincapié en que, dado que el resfriado común es causado por un virus, no por bacterias, los antibióticos no harán nada para ayudarlo.

Te puede interesar