Pasar al contenido principal

Esta programadora de 10 años de edad tiene tanto éxito que ha llamado la atención de Google y Microsoft

Samaira Mehta at Google
Samaira Mehta en Google Samaira Mehta
  • Samaira Mehta se ha convertido con solo diez años en el prodigio de la programación de Silicon Valley.
  • Cuando apenas tenía 8 años, desarrolló un juego llamado CoderBunnyz para ayudar a enseñar a otros niños a programar.
  • El juego le supuso reconocimiento a nivel nacional y comenzar a dirigir talleres para niños, muchos de ellos en Google.
  • En Google están tan impresionados que la contrataron como oradora principal para un acto local y le pidieron que se plantease trabajar con ellos cuando crezca.

Samaira Mehta es una niña de 10 años que vive en Silicon Valley y que, sin llamar la atención, ha conseguido congregar un grupo de seguidores de su trabajo como programadora.

Es la fundadora y CEO de una empresa llamada CoderBunnyz, lo que le ha supuesto ganarse el reconocimiento de la prensa nacional y acceder a oportunidades para ser oradora en, por el momento, una docena de conferencias en Silicon Valley.

Todo comenzó cuando tenía 8 años y creó un juego llamado CoderBunnyz para ayudar a enseñar a otros niños a programar. Samaira comenzó a programar a los 6 años.

Una Supernena en la vida real

Tras crear el juego de mesa, Mehta ganó el segundo premio del Think Tank Learning's Pitchfest en 2016, valorado en 2.500 dólares (algo más de 2.100 euros)

De este modo, llamó la atención de varios publicistas de Cartoon Network que buscaban ejemplos inspiradores de niñas a las que presentar como Supernenas en la vida real. Después de que fuese presentada en uno de esos vídeos, su fama se disparó.

Samaira Mehta at Google
Samaira Mehta at Google Samaira Mehta

"Hemos vendido 1.000 cajas, así que superamos los 35.000 dólares (sobre 30.000 euros) y solo ha estado en el mercado un año", ha asegurado la entusiasta y adorable Mehta a Business Insider.

No era solo una promoción casual. Cuando lanzó CoderBunnyz, también ideó un potente plan de marketing con la ayuda de su orgulloso padre Rakesh Mehta, que es ingeniero en Intel y previamente en Sun Microsystems/Oracle.

Leer más: Los mejores videojuegos educativos para niños

Mehta utiliza su juego para realizar talleres de programación para niños en edad escolar, donde todos juegan. Y ella piensa a lo grande.

Ha lanzado una iniciativa llamada "Sí, 1.000 millones de niños pueden programar", que facilita que los interesados donen cajas del juego a colegios. Posteriomente, Mehta pone en marcha los talleres para ayudar a los niños de esos colegios a aprender a dominar el juego.

Al inicio del curso escolar, 106 colegios utilizaban su juego para enseñar a los niños a programar, según Mehta.

"En el mundo hay más de 1.000 millones de niños", afirma. "Hay gente dispuesta a donar cajas de Coder Bunnyz a los colegios y a gente necesitada de todo el mundo que quieren aprender a programar".

Aadit Mehta
Aadit Mehta CoderMindz

Las ventas del juego han ido tan bien que Mehta acaba de lanzar una secuela: un juego infantil que enseña cómo programar usando inteligencia artificial.

El nuevo juego se llama CoderMindz y Samaira lo describe como el primer juego de mesa de inteligencia artificial.

Leer más: Educar en programación: así se enseña tecnología digital en los colegios españoles

Como con CoderBunnyz, los niños aprenderán los principios básicos de la inteligencia artificial, conceptos como entrenar un modelo de inteligencia artificial, deducción y aprendizaje adaptativo. Con el tiempo, podrán emplear esas habilidades para construir robots.

Ha desarrollado el juego con la ayuda de su hermano pequeño, Aadit, que tiene 6 años, la edad que ella tenía cuando su padre comenzó a enseñarle a programar.

Ha nacido una joven estrella de Silicon Valley

A medida que el juego ganaba importancia, Mehta ha sido reclamada para dirigir talleres. Ha hecho más de 60 en Silicon Valley, con más de 2.000 niños hasta ahora, según Mehta.

Los talleres incluyeron una serie de encuentros organizados en la sede de Google en Mountain View, California. Y ahí fue donde conoció a Stacy Sullivan, directora de Cultura de Google.

Samaira Mehta speaking at Microsoft Women in Technology
Samaira Mehta speaking at Microsoft Women in Technology CoderBunnyz

"Después de dar varios talleres consecutivos en la sede de Google, hablamos durante una hora", destaca Mehta. "Ella me dijo que me lo estaba haciendo muy bien y que, una vez que acabe la universidad, puedo venir a trabajar para Google".

La joven y valiente codificadora respondió a Sullivan que no sabía si quería trabajar para Google. A ella le gustaría ser emprendedora.

Leer más: Los 10 lenguajes de programación más utilizados del mundo

Mientras, Sullivan y sus compañeros en Google estaban tan impresionados con la niña programadora que la eligieron para ser la oradora principal en una conferencia de Diversidad en Tecnología que se celebró en agosto en Google Launchpad, la aceleradora de startups de la compañía en San Francisco. Pero ella ya ha hecho unas cuantas charlas, incluyendo una en Microsoft y otra en el Festival para Niñas patrocinado por World Wide Women a principios de mes.

Samaira Mehta
Samaira Mehta Samaira Mehta

Desde el debut de CoderBunnyz, Samaira ha conocido a muchos famosos. Uno de los momentos de los que más orgullosa se siente es de recibir una carta de la anterior primera dama de EE.UU., Michelle Obama.

También conoció a Mark Zuckerberg en Halloween cuando estaba pidiendo caramelos en su barrio y aprovechó el encuentro para charlar con él sobre su trabajo como programador.

Ella asegura que había "una cola super larga" ante su casa.

Leer más: Estos lenguajes de programación semidesconocidos están explotando en popularidad, según el 'Facebook para programadores'

"Finalmente, conseguí conocerle", recuerda. "Él estaba dando chocolatinas. Le dije que era una joven programadora y me dijo que siguiese adelante, que lo estaba haciendo genial".

Ahora, ha presentado su propia serie de entrevistas en la web de CoderBunnyz en las que habla con gente que trabaja en robótica, videojuegos o en el sector educativo.

CoderBunnyz workshop
CoderBunnyz workshop CoderBunnyz

Mientras reinvierte todo el dinero de su joven negocio en fabricar más juegos de CoderBunnyz y en la creación del nuevo juego de inteligencia artificial, ya ha seleccionado una organización benéfica para cuando genere ganancias: PATH.

"Está dedicada a las personas sin hogar y les ayuda a aprender a reconstruir sus habilidades, a mí me preocupa la gente sin hogar", asegura. 

Hasta el momento en que su compañía comience a hacer donaciones, Samaira está aplicando su conocimiento emprendedor en otros métodos para recaudar dinero para beneficencia, como un puesto de limonada que recaudó 119 dólares (unos 103 euros) este verano.

Te puede interesar