Pasar al contenido principal

Esta startup asegura ser capaz de predecir el futuro gracias a la unión entre inteligencia artificial y humana

Inteligencia Artificial
Pixabay

Tras la última edición de los premios Óscar, los cronistas destacaron principalmente dos cosas: primero, que en plena cruzada de Donald Trump por tapiar la frontera con México, la gala se convirtió en una auténtica fiesta para sus vecinos del sur, gracias a la estatuílla lograda por Guillermo del Toro por dirigir La forma del agua; y, en segundo lugar, que los galardones fueron bastante previsibles y se ajustaron a todas las quinielas. Incluso a las de una IA que fue capaz de predecir con un 94% de acierto lo que ocurriría esa noche en el teatro Dolby.

La startup de San Francisco Unanimous A.I. ha desarrollado una inteligencia artificial capaz de tomar decisiones complejas e, incluso, predecir el futuro, según explica este artículo de Interesting Engineering. ¿Cómo? Utilizando una combinación de un algoritmo y la inteligencia humana; en concreto, los datos del comportamiento colectivo que los seres humanos mostramos cuando actuamos en grupo.

Y funciona. Al menos eso es lo que aseguraba David Baltaxe, CEO de la compañía en la última Conferencia para la Inversión en Asia organizada por Credit Suisse: "Hemos tenido un gran éxito prediciendo y pronosticando asuntos como el resultado de eventos deportivos, eventos políticos e incluso los premios Óscar". Todo ello con una precisión que, por primera vez, podría acercarse a la precognición.

En el caso de los premios de la Academia, esta IA consiguió predecir con éxito todos los ganadores excepto uno en las principales 16 categorías. Bien es cierto que esta gala no ha deparado ninguna gran sorpresa ─salvo, quizás, que Lady Bird no se llevase ninguna de sus cinco nominaciones─, pero también lo es que el sistema fue lo suficientemente certero como para pensar en su potencial predictivo a largo plazo.

Algoritmos y comportamientos humanos colectivos

El producto, al que bautizaron como Swarm Insight, "es una combinación de algoritmos e interfaces modeladas similares en los enjambres que se presentan en la naturaleza, que usa los datos de los usuarios online para ampliar su inteligencia colectiva", explica Baltaxe, quien asegura que la compañía ya ofrece investigaciones de mercado a diversas industrias, ofreciéndoles un servicio de análisis preciso tanto en desarrollo de negocio, como en proyección de ventas.

Según la compañía, su IA puede ser utilizada en cualquier ámbito, pues se nutre de las conductas de los usuarios online para desarrollarse. Por ejemplo, si alguien quiere conocer si el mercado de las zapatillas de deporte se venderán más este año, Swarm Insight es capaz de analizar todos los datos disponibles (progresión del volumen de ventas, evolución de los precios, etc.), para poder predecir el comportamiento futuro del mercado.

Leer más: SenseTime, la 'startup' china de Inteligencia Artificial más valiosa del mundo

Eso sí, por ahora hablamos siempre de un análisis cuantitativo y no cualitativo. Es decir, que por el momento es difícil que ninguna inteligencia artificial prediga que en tres meses se ponga de moda algo en concreto como, por ejemplo, las iniciativas virales que nacen en la red y se extienden en poco tiempo ─o, simplemente, que no tienen mercado actualmente─; ese tipo de modas impredecibles seguirán escapando al entendimiento humano y al robótico, por el momento.

En cualquier caso, la base de datos que maneja esta inteligencia sí permite analizar situaciones a futuro, siempre que exista información suficiente en la actualidad. Para obtenerla, existen grandes grupos de usuarios de participan voluntariamente en las llamadas Swarm Sessions, en las que cada uno debe escoger una opción a cada una de las preguntas propuestas. Los resultados colectivos son los que nutren la IA que, junto con el algoritmo creado, ofrecen el pronóstico final.

Para averiguar a los ganadores de las citadas 16 categorías de los Óscar, Swarm conectó a 40 cinéfilos amateur que respondieron a las preguntas y, a partir de ahí, generó su pronóstico. Lo curioso del caso es que esta IA obtuvo una precisión mayor que la de los principales críticos de cine y revistas especializadas como Variety (88%), LA Times, Vanity Fair y Gold Derby (81%) o la mismísima Rolling Stone (69%).

Predecir el futuro

Sin embargo, existen otras IA que también son capaces de predecir acontecimientos futuros. Por ejemplo, la creada por la empresa BigML también quiso pronosticar el resultado de los Óscar, para lo cual utilizó datos combinados de más de 1.100 películas de los últimos 18 años (como su duración, presupuesto o género), las votaciones recogidas por la web IMDB, así como el resultado de las nominadas por la Academia en otra veintena de festivales previos a la cita de Los Ángeles.

Y acertó el 100%. Aunque, en este caso, sólo había dado un pronóstico en seis categorías. Quizás la mayor diferencia con Unanimous A. I. es que BigML utilizó una base de datos inmensa como principal fuente, mientras que sólo tuvo en cuenta el comportamiento humano en el caso de las votaciones en IMDB. Por tanto, su algoritmo, siendo incluso más certero que el de Swarm en esta ocasión, sólo partía de datos objetivos y no de la inteligencia humana.

Leer más: Cuando la inteligencia artificial mata a alguien, ¿quién es el responsable?

Algo que ocurre con la mayoría de las IA actuales. Sin embargo, existen distintos campos en los que la aplicación de la inteligencia artificial empieza a ofrecer resultados realmente asombrosos. El pasado mes de febrero, Nature publicaba un artículo en el que se explicaba que Google ya cuenta con una tecnología capaz de predecir el riesgo de infarto de cualquier persona sólo con un escáner ocular. Para lograrlo, utilizó los datos de más de 300.000 pacientes para encontrar patrones en los vasos sanguíneos del ojo que puedan indicar enfermedades cardíacas. Y, lo sorprendente es que, aunque aún se encuentra en fase experimental, los primeros resultados son realmente alentadores.

Y, aunque no se lo crean, en España incluso existe una IA capaz de predecir en qué provincias aparecerán caso de corrupción, después de que investigadores de la Universidad de Valladolid hayan creado un modelo computacional basado en redes neuronales que prevé en qué regiones españolas pueden aparecer casos de corrupción con mayor probabilidad, así como las condiciones que favorecen su aparición, con hasta tres años de antelación.

Te puede interesar