Pasar al contenido principal

Estados Unidos acusa oficialmente a Huawei de fraude bancario y espionaje industrial

Matthew Whitaker, fiscal general en funciones, durante la rueda de prensa en la que se han anunciado los cargos contra Huawei.
Matthew Whitaker, fiscal general en funciones, durante la rueda de prensa en la que se han anunciado los cargos contra Huawei. REUTERS/Joshua Roberts
  • Estados Unidos ha acusado a Huawei, a su directora financiera y a dos de sus filiales de fraude bancario, conspiración, obstrucción a la justicia, violar las sanciones impuestas a Irán y robo de secretos comerciales.
  • Huawei ha sido acusada desde hace mucho tiempo de tratar de hackear a los gobiernos occidentales, algo que por ahora no se ha demostrado.
  • Alguno aseguran que el Partido Comunista de China utiliza compañías como Huawei para robar secretos tecnológicos con la esperanza de desplazar a Estados Unidos como superpotencia mundial.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos ha acusado a Huawei, a su directora financiera y a dos de sus filias con una serie de graves cargos presentados ante el tribunal federal de Brooklyn.

En concreto, se acusa a la empresa asiática, una de las tecnológicas más importantes del planeta, de 23 cargos entre los que destacan los de fraude bancario, obstrucción de la justicia, conspiración, violación del régimen de sanciones a Irán y el robo de secretos comerciales.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos argumenta que Huawei eludió las sanciones impuestas contra Irán al asegurarle a una entidad bancaria que no tenía relación con Skycom, una empresa que según Estados Unidos estaba entonces controlada por Huawei. Y, de acuerdo con la acusación, Skycom habría vendido más de 100 millones de dólares en tecnologías vetadas a Irán.

Por otro lado el Departamento de Justicia también acusa a Huawei de fraude electrónico, robo de secretos comerciales y obstrucción de la justicia, acusando a la compañía de robar la tecnología robótica del operador T-Mobile que tenía como objetivo probar la durabilidad de los smartphones.

La disputa con T-Mobile viene de lejos. La operadora acusa a Huawei de robar su tecnología, bautizada como "Tappy", que imita a los dedos humanos y fue utilizada para probar los teléfonos móviles. Huawei ha dicho anteriormente que las compañías resolvieron esta disputa en 2017.

"Ambos grupos de cargos exponen las acciones descaradas y persistentes de Huawei para explotar a las compañías e instituciones financieras estadounidenses y para amenazar el mercado global libre y justo", aseveró este lunes Christopher Wray, director del FBI, en la rueda de prensa en la que se anunciaron los cargos contra la empresa china.

El director del FBI, durante la rueda de prensa.
El director del FBI, durante la rueda de prensa. REUTERS/Joshua Roberts

"Como se puede ver por el número y la magnitud de los cargos, Huawei y sus altos ejecutivos se negaron repetidamente a respetar las leyes estadounidenses y las prácticas comerciales internacionales convencionales", añadió.

El director del FBI dijo en rueda de prensa que Huawei robó la tecnología de T-Mobile para "esquivar un proceso de investigación laborioso y costoso para obtener una ventaja injusta dentro del mercado".

Leer más: Por qué la detención de la directora financiera de Huawei está destapando la cruenta guerra tecnológica entre China, Europa y EE.UU. por el 5G

Los comentarios de Wray reflejan las preocupaciones de las empresas estadounidenses que operan en China que aseguran que el Gobierno chino fuerza la transferencia de tecnología hacia su órbita a través de diferentes mecanismos.

Huawei rechaza todas las acusaciones

Huawei ha insistido en que no comparte datos con el Gobierno chino y ha asegurado que rechazaría cualquier tipo de petición en este sentido. Sin embargo, la legislación china exige a todas las compañías y ciudadanos a cooperar con el gobierno cuando así se les sea exigido.

"Huawei está decepcionada al conocer los cargos presentados ayer contra la compañía", ha explicado la compañía asiática a través de un comunicado en el que carga contra la decisión de la justicia estadounidense. "Después del arresto de la Sra. Meng, la compañía buscó una oportunidad para discutir la investigación puesta en marcha por el Distrito Este de Nueva York con el Departamento de Justicia, pero la solicitud fue rechazada sin ninguna explicación", añade el texto.

"En cuanto a la acusación de secretos comerciales interpuesta por el Distrito Occidental de Washington, ya fueron objeto de una demanda civil que fue resuelta por las partes después de que un jurado de Seattle no encontrara daños, ni conducta intencionada ni maliciosa", explica Huawei en relación a la disputa con T-Mobile.

Y, por último, Huawei vuelve a subrayar que no ha cometido ninguna de las infracciones de las que le acusa Estados Unidos y asegura no tener conocimiento de ningún delito cometido por parte de su directora financiera. Por eso la compañía cree que los tribunales de EE.UU. "finalmente llegarán a la misma conclusión".

Lucha por la corona tecnológica

"Hay abundantes pruebas que sugieren que ninguna gran empresa china es independiente del gobierno chino ni del Partido Comunista y Huawei, que es promocionada por el gobierno y el ejército chino como una 'campeona nacional', no es ninguna excepción", ha asegurado a través de un correo electrónico el senador demócrata por Virginia, Mark Warner, ante las preguntas de Business Insider. Warner es el vicepresidente del Comité de Inteligencia del Senado de los Estados Unidos.

Leer más: Huawei refuerza su apuesta por el 5G en medio de las acusaciones de espionaje internacional

"Desde hace tiempo ha estado claro que Huawei representa una amenaza para nuestra seguridad nacional, y aplaudo a la Administración Trump por tomar medidas para que la empresa sea finalmente responsable", ha añadido Warner.

John Hemmings, director del Centro de Estudios Asiáticos de la Sociedad Henry Jackson, añade a Business Insider: "Los Estados Unidos están convencidos de que quien domine la Inteligencia Artificial, la computación cuántica, el 5G, la Internet de las cosas, las tecnologías más relevantes a nivel militar y económico; será como quien tenga en su poder el motor a reacción, quien tenga el santo grial".

Meng Wanzhou, directora financiera e hija del fundador de Huawei
Meng Wanzhou, directora financiera e hija del fundador de Huawei. Darryl Dyck/The Canadian Press via AP

India acusó a Huawei de intentar piratear sus equipos de telecomunicaciones en 2014, y la Unión Africana acusó a Huawei de comportamiento similar en 2018.

Wray ha dicho previamente que China es "no sólo una amenaza para todo el gobierno, sino para toda la sociedad", debido a los esfuerzos de China por competir con Estados Unidos como superpotencia y convertirse en líder tecnológico mundial.

China ha acusado a EE.UU. de falsificar los cargos contra Huawei y su directora financiera, Meng Wanzhou, como parte de una mentalidad proteccionista que busca frustrar el ascenso de China.

El Fiscal General en funciones, Matthew Whittaker, dijo al anunciar las acusaciones que estaba "profundamente agradecido a Canadá" por haber detenido a Meng para que pudiera ser juzgada.

Con información de la agencia Reuters.

Te puede interesar