El Congreso de los EEUU presenta 5 proyectos de ley para evitar el monopolio de las tecnológicas, lo que podría provocar la división de empresas como Amazon o Google

capitolio-estados-unidos

Reuters

  • Tanto congresistas demócratas como republicanos han apoyado 5 proyectos de ley que buscan eliminar el monopolio de las grandes empresas tecnológicas.
  • Estos proyectos de ley están destinados a evitar compras de empresas de la competencia o dar preferencia a servicios propios respecto a los de otras empresas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Congreso de EEUU está preparando cinco proyectos de ley qué obligarían a que las grandes marcas tecnológicas tuvieran que modificar ligeramente su modelo de negocio e incluso realizar una profunda remodelación de su estructura que podría llevar incluso a dividir una empresa en varias.

Estos proyectos de ley supondrían una visión completamente nueva de la ley antimonopolio, orientando esta hacia los gigantes tecnológicos para impedir que se produzca una situación de monopolio, recortando en cierta medida el poder que tienen estas empresas, que en muchas ocasiones ha sido adquirido mediante la compra de otras empresas.

La situación de monopolio dificulta la innovación y resulta injusta para los competidores más débiles de estas gigantes empresas. Por ello garantizar la libre competencia se ha convertido en el objetivo de esta iniciativa legislativa.

De hecho, uno de los proyectos de ley establece que será ilegal que un operador de plataforma controle más negocios además de la propia plataforma cuando provoque un conflicto de intereses. Esto afectaría a empresas como Apple, Google y Amazon, que además de contar con sus propias plataformas, ofrecen en ellas sus servicios junto con los de su competencia en dichos negocios.

Lo cual, cabe aclarar, no es ningún inconveniente siempre y cuando no se promocionen los servicios propios por encima del resto, y es lo que se trata de impedir.

Por otra parte, también se obligaría a las plataformas con mayor nivel de usuarios a contar con ciertos estándares que permitan que los usuarios se vayan de su plataforma llevándose sus datos a otra plataforma de una manera sencilla. 

Los 5 proyectos de ley cuentan con el apoyo de demócratas y republicanos, el cual permite ver de manera bastante clara la unanimidad que hay a la hora de imponer restricciones a las grandes empresas tecnológicas, que a día de hoy son mucho más poderosas que hace unos años. 

En 2020 ya hubo varios ejecutivos de grandes marcas citados a declarar en el Congreso de Estados Unidos debido a las investigaciones que mostraban indicios de que estas compañías abusan de su posición dominante en diferentes mercados digitales. Algo que lógicamente perjudica a empresas más pequeñas y dificultad la competencia. 

Y en esta línea, otro de los proyectos de ley busca que las grandes empresas tecnológicas tengan que demostrar que están llevando a cabo una compra legal cuando adquieren otra empresa, con el fin de evitar que las más poderosas compren a sus competidores a medida que estos mejoran su posición.

Estos proyectos de ley llegan poco después de que los líderes del G7 hayan acordado impulsar la creación de un impuesto mínimo de sociedades que además obligaría a las grandes empresas tecnológicas a pagar impuestos en cada país en el que operan, con el fin también de regular su actividad.

Otros artículos interesantes:

Qué son y cómo funcionan los patrones oscuros: así consiguen las redes sociales y las plataformas tecnológicas que te comportes como sus algoritmos esperan

Un acuerdo global sobre fiscalidad a las tecnológicas obligará a España a aparcar la tasa Google, pero la clave es si esto pasará antes de la primera liquidación

Las tecnológicas chinas están utilizando una tecnología de vigilancia conocida como 'Tercer Ojo' para asegurarse de que sus trabajadores cumplen los duros turnos de trabajo de la cultura '9-9-6'