Los estafadores están tratando de vender vacunas contra el COVID-19 en la internet oscura pidiendo hasta 1.000 dólares en bitcoin

Bitcoin.
KTSDESIGN/SCIENCE PHOTO LIBRARY

Getty Images

  • Desde que las vacunas contra el coronavirus de Moderna y Pfizer fueron aprobadas el pasado diciembre ha habido un número creciente de anuncios en la red oscura de Internet ofreciendo dosis por hasta 1.000 dólares en bitcoins.
  • Estos estafadores se están alimentando de la desesperación de las personas por vacunarse lo antes posible, ya que su lanzamiento a nivel mundial ha sido algo más lento de lo esperado.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Los vendedores de la 'darknet', la internet oscura, están publicando anuncios de vacunas contra el COVID-19 pidiendo pagos de hasta 1.000 dólares (unos 830 euros) en bitcoins, según un informe publicado el martes por la firma de ciberseguridad Check Point.

Si bien la estafa de vacunas en la red oscura ha existido desde que se autorizó la primera vacuna para usos de emergencia el pasado mes de diciembre, la cantidad de ofertas, junto con el precio de las dosis han ido en aumento.

Los datos de Check Point muestran que este mes se han llegado a encontrar más de 340 anuncios en 34 páginas, mientras que el mes pasado solo había 8 páginas con anuncios. 

Esta startup de cibersegurdad envía un disco duro encriptado con bitcoins a sus solicitantes de empleo para detectar a los hackers con más talento.

Los anuncios no especificaban si se trataba de la vacuna de Moderna o de la Pfizer. Varios de estos anuncios ofrecían información falsa sobre las dosis de la vacuna, incluso uno de los anuncios, por ejemplo, afirmaba que la vacuna requería 14 dosis por persona, cuando el protocolo médico oficial explica que solo son necesarias 2 dosis.

Este aumento en el número de ofertas probablemente se deba a la creciente impaciencia y desesperación por obtener la vacuna, ya que el lanzamiento en muchos lugares como Estados Unidos no ha logrado alcanzar los objetivos establecidos por la Operación Warp Speed.

Check Point comenta en su informe que los estafadores están jugando con la desesperación de la gente por recibir la vacuna, especialmente aquellos que no están incluidos entre los grupos seleccionados para vacunarse primero. 

La cadena de frío, esencial para la distribución de las vacunas del coronavirus, también está siendo amenazada por ciberdelincuentes.

"Creemos que esto se debe a un aumento en la demanda de personas que no desean esperar semanas o meses para recibir la vacuna de los gobiernos de sus países", explica la compañía en una publicación de blog.

Según los datos proporcionados por Check Point, a sus investigadores se les ofreció una dosis de la vacuna contra el coronavirus por 750 dólares (unos 620 euros) en bitcoins, después de comunicarse con uno de los proveedores a través de Telegram, una aplicación de mensajería encriptada.

Tras realizar el pago de bitcoin, la cuenta del proveedor fue eliminada y los investigadores no recibieron ninguna vacuna.

Otra estafa muy extendida en la "darknet" ha sido la oferta de dosis a granel, concretamente un proveedor anunció poder proporcionar hasta 10.000 viales de una vacuna no especificada por 30.000 dólares (unos 24.800 euros).

Proliferan las vacunas contra el COVID-19 a la venta en la 'darknet' apenas días después de su aprobación.

El aumento de este tipo de estafas están haciendo que se ponga cada vez más el foco en la red oscura, por lo que es probable que las autoridades acaben encontrando y disolviendo más anuncios como estos. Sin ir más lejos, el pasado martes las autoridades europeas anunciaron que habían conseguido cercar uno de los foros de actividad criminal más grandes localizado en la red oscura, DarkMarket. El sitio web contaba con más de 500.000 usuarios.

"El tamaño de la operación en Europol demuestra el compromiso global de abordar el uso de la red oscura como un medio para cometer delitos", cuenta la Europol en un comunicado.

Es probable que los estafadores de la "darknet" estén pidiendo pagos a través de bitcoins porque son difíciles de rastrear. Pero esto no es algo nuevo, ya en julio del año pasado los piratas informáticos se apoderaron de docenas de perfiles de Twitter de celebridades y los utilizaron para solicitar pagos con bitcoins.

Esta criptomoneda ha experimentado un importante aumento de valor desde que comenzó la pandemia, algunos incluso la comparan con el oro.

LEER TAMBIÉN: La cadena de frío, esencial para la distribución de las vacunas del coronavirus, también está siendo amenazada por ciberdelincuentes

LEER TAMBIÉN: Proliferan las vacunas contra el COVID-19 a la venta en la 'darknet' apenas días después de su aprobación

LEER TAMBIÉN: Esta startup de cibersegurdad envía un disco duro encriptado con bitcoins a sus solicitantes de empleo para detectar a los hackers con más talento

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España