Estafas y abusos que puedes sufrir al alquilar un piso tras el COVID-19 en 2022

Un portero limpia el portal de un edificio en Madrid con carteles de pisos en venta y en alquiler
Reuters

Los procesos de alquiler de apartamentos, especialmente de verano, protagonizan la mayoría de las estafas del sector inmobiliario en España.

Históricamente, los intentos de fraude han estado relacionados con el mercado de alquiler vacacional. Si bien es cierto que durante la pandemia la ausencia de actividad turística hizo que otras modalidades de fraude aparecieran, explica a Business Insider España Ferrán Font, director de Estudios de Pisos.com.

Lamentablemente, las estafas a través de internet están a la orden del día y, de todos los mercados, el del alquiler es el más vulnerable, incluido el de larga duración.

"Esto se debe a la facilidad para simular ofertas y suplantar la 'personalidad' en los portales inmobiliarios", apuntan desde Fotocasa, desde donde aseguran que cuentan con un equipo de validación para evitar que estas prácticas se produzcan.

Aunque los casos de estafas se ha incrementado por la pandemia, estos estafadores siempre han estado aquí, indica Carlos Torreño Lerma, abogado especializado, en una entrevista con Business Insider España

"Antes estaban en los coches de segunda mano y han pasado de Coches.net a Idealista. Solo han cambiado de sector porque han visto dónde hay mayor tráfico económico", añade.

10 estafas actuales tan aceptadas que no sabías que son estafas

Estos son solo algunos de los ejemplos de estafas y prácticas abusivas a los que estar atentos, según varios expertos de la industria:

Pisos que no existen

Un hombre pasa ante varios anuncios de pisos en alquiler en una inmobiliaria en Madrid

La estafa más sonada y que puede crear mayores problemas a la víctima es la de caer en un anuncio falso: pisos que no existen, pero se publican para su alquiler.

La pandemia ha llevado a que muchas visitas que se realizaban en las propiedades ya no ocurran y todo sea virtual. 

"Esto lleva a que se puedan publicitar propiedades que no existen o bien no con las características que se anuncian", apunta Arantxa Goenaga, abogada especialista en derecho inmobiliario y socia del despacho Círculo Legal Barcelona.

Estos casos se producen, sobre todo, con los alquileres vacacionales que suelen ser en la distancia y no da pie a que se puedan verificar, por lo que las medidas restrictivas del COVID-19 facilitaron este tipo de engaños.

'Phishing'

Timos estafas online

Torreño menciona la que considera una de las estafas más peligrosas, pero también de las más comunes.

"En portales inmobiliarios empezaron a salir alquileres tirados de precio por 400 euros en zonas donde estaban a 700 euros. Resulta que el arrendador es un conde que dice que trabaja en África y la gente mantiene el contacto por email", explica.

Dicho falso propietario pide entonces un adelanto de la señal por plataformas como Western Union –no tan segura como PayPal– y ahí comienza el problema. 

"Te dicen: 'Como yo estoy en el extranjero, en cuanto reciba la transferencia te mando por correo urgente la llave'. Te piden tu DNI y nóminas, además de tu cuenta bancaria. A nivel telemático, con un DNI se pueden hacer muchas cosas: no solo se quedan con los 400 euros que hayas pagado, sino que pueden llegar a sacar un préstamo suplantando tu identidad. El phishing es el delito de moda", asegura Torreño.

El problema, explica, no son esos 400 euros, sino que, inmediatamente (o incluso años después), te encuentras con que se han comprado un Audi A5 a tu nombre. 

"Tengo un cliente con el que me estoy enfrentando a una estafa de 47.000 euros porque compartió su DNI y nómina", apunta el abogado, que añade que es "remotamente improbable" encontrar ese dinero, ya que no se tienen los medios para localizar a un estafador que está en Burkina Faso. 

"En el mundo globalizado en el que vivimos, la delincuencia también está globalizada y organizada". Según él, es "ridículo" el porcentaje de casos que acaban en detención del delincuente, especialmente porque tienen que estar por lo menos en territorio europeo.

Que el propietario escriba con muchas faltas de ortografía o insista en no cumplir con ciertos procesos porque está fuera del país suele ser una señal de estafa. 

"El problema es que hay algunas generaciones que no están tan familiarizadas aún con internet y son más propicias a caer en la trampa", comenta Torreño. "Se aprovechan de la necesidad ajena porque estamos en un momento económico muy malo", explica.

Gastos que no te corresponden

Hipoteca

Sobre todo para aquellos que van a alquilar un inmueble a medio o largo plazo, los expertos advierten de que muchos propietarios intentan incluir cargas pendientes de la vivienda o gastos comunitarios a los importes de los alquileres —que no corresponden a los inquilinos—. 

Aunque suele ser más peligroso en los procesos de compra, porque la vivienda puede llevar consigo cargas que se traspasan de un propietario a otro. 

Diferencias entre lo prometido y el contrato firmado

Contrato de alquiler

Miguel Ángel Serrano, vicepresidente de Facua, señala en una entrevista con Business Insider España cuál es la principal controversia que se encuentran: existen diferencias entre lo que se promete en un principio al inquilino y el contenido del propio contrato. 

"A veces, no revisamos bien el contrato como arrendatarios y cuando ya hemos firmado y estamos viviendo nos encontramos con el problema encima", comenta.

Por ejemplo, se garantiza que el piso va a tener un mobiliario concreto y no lo tiene. Aunque el propietario diga que los va a poner la primera semana que te mudes, luego no se soluciona y ese compromiso no estaba recogido en el contrato. 

"Los problemas que nos encontramos suelen ir referidos a que lo que se pactó verbalmente entre el arrendador y el arrendatario después no se plasma en el contrato. El arrendatario no tiene la prudencia de leerse las condiciones o sí se lo lee, pero tiene la confianza de que aún así va a cumplir", comenta Serrano. 

Otro tipo de inconveniente recurrente es que la vivienda tiene una serie de problemas de los que nadie había advertido o bien hay problemas de convivencia con el resto de vecinos, como casos de síndrome de Diógenes. 

Viviendas inmersas en un procedimiento de ejecución hipotecaria

Cómo subrogar la hipoteca para ahorrar en la cuota

Otro caso que destaca Goenaga es el que se produce con aquellas viviendas que están inmersas en un procedimiento de ejecución hipotecaria y el que ya no es propietario la alquila como si lo fuera.  

Hasta que la entidad bancaria no toma posesión, esa persona ha ido cobrando unas rentas de un contrato que no es válido porque ya había dejado de ser propietario. 

Viviendas no habitables

Construcción de vivienda

Tampoco se quedan atrás los anuncios de propiedades que no tienen la cédula de habitabilidad, pero se publican como si la tuviera. 

Esto lleva a los inquilinos a acarrear con un problema con el que no contaban. Torreño cuenta que en su despacho hay casos abiertos de clientes a los que les han vendido casas sin licencia, en terreno rústico.

Por otro lado, añade, durante el COVID-19 ha fallecido mucha gente, lo que ha llevado a herencias y venta de pisos que están en condiciones muy malas. 

Características del anuncio que deben hacerte sospechar

Desde Fotocasa destacan algunas de las características de los anuncios que deben hacerte sospechar de que puede tratarse de una estafa:

  • Precio: se presentan como chollos con un precio muy por debajo de la media del mercado.
  • Imágenes: las fotografías suelen ser del exterior de la casa, rara vez del interior. También pueden haber sido sacadas de un banco de imágenes. Por eso, lo mejor es que busques las fotografías en internet.
  • Rapidez: toda la acción se desarrolla de manera rápida, tanto el contacto con el vendedor como la transacción.
  • Disponibilidad: se ha demostrado que estas ciberestafas están pensadas para personas que residen en otra ciudad y no pueden visitar el inmueble. Por eso, cuando el inquilino se encuentra en la misma ciudad, el propietario suele valerse de alguna disculpa para no enseñar la vivienda.
  • Transferencia bancaria o Bizum: el propietario solicita la señal mediante transferencia bancaria o pago online, una técnica bastante poco habitual en este tipo de transacciones, que cada vez está más vinculada a las estafas. 
  • Desaparecen: una vez que han recibido la señal, el anuncio desaparece y el supuesto propietario deja de dar señales de vida.
  • Reformas: no suele haber problemas en realizar reformas o modificaciones en la vivienda.
  • Regateo: no hay oposición a regatear el precio de la vivienda, aunque el precio del depósito no suele ser negociable.
  • Intermediarios: algunos propietarios, excusándose en que no pueden enseñar el inmueble, recomiendan a un intermediario 'de confianza' para que lo enseñe al inquilino y compruebe su estado, una vez se haya hecho la transferencia. 

Cómo evitar caer y qué hacer si detectas un caso

Si te encuentras con alguna de esas peculiaridades en tu búsqueda de piso estás a tiempo de evitar convertirte en víctima de una estafa. 

Lo más recomendable es que, en caso de duda, consultes con un profesional, pero hay una serie de consejos que siempre deberías seguir si quieres que tu experiencia sea lo más segura posible.

En cuanto a los pagos, estos siempre han de ser por vías seguras y, a poder ser, a través de la plataforma donde estás reservando cuando se trata de un alquiler vacacional. De lo contrario, podrías encontrarte un agujero en tu bolsillo. Además, la mejor forma de evitar que te la cuelen es no haciendo pagos por adelantado, como señala Goenaga.

La abogada indica que un paso imprescindible es verificar que realmente esas personas son las propietarias o están contratadas por los propietarios, ya que suele ser un problema habitual. Desde Facua aconsejan pedir una nota simple en el Registro de la Propiedad para tener constancia de quién es el dueño real de la vivienda que se está arrendando. 

El vicepresidente de Facua recomienda leer de manera detenida el contrato antes de firmar, ya que siempre va a tener preferencia sobre cualquier tipo de pacto verbal que se haya mantenido con el arrendador.

Por su parte, Font señala que siempre hay que validar el texto del anuncio, cuando te encuentras con propietarios que les urge el alquiler o que necesitan dinero lo antes posible.

El experto recomienda también fijarse en las fotografías de aquellos inmuebles que sean publicados en portales inmobiliarios, porque muchos de estos anuncios fake utilizan imágenes con marcas de agua que están siendo utilizadas sin el permiso del propietario. 

Por otro lado, añade Font, es importante poner atención a la forma de contacto, ya que muchas veces el contacto es una dirección de correo electrónico que no permite saber quién está detrás, al igual que ocurre con ciertos números de móvil. 

"Al final, se trata de desconfiar de todo aquello que este fuera de lo habitual y utilizar mucho el sentido común", afirma Font.

En caso de ser víctima de una estafa inmobiliaria siempre hay que recuperar toda la información posible y denunciar el caso cuanto antes a la policía o a la Guardia Civil.

Otros artículos interesantes:

De 140 euros a 550 euros: estos son los alquileres más baratos en España por provincias en 2022

¿Hay que incluir el alquiler del piso en la declaración de la renta? Estos son los contribuyentes que deben hacerlo

Recetas para combatir la inflación: Díaz rechaza una rebaja fiscal generalizada y defiende un impuesto extra a las eléctricas y congelar los alquileres

Te recomendamos