El coronavirus empuja a colegios e institutos hacia la educación a distancia: así se están adaptando los centros de Madrid para que los niños no pierdan clase

clase vacia
Reuters
  • Así han preparado el telecolgio en los centros  de Madrid
  • En menos de 48 horas los colegios tuvieron que cerrar las aulas y poner en marcha la tele-educación.
  • Fichas en papel para los más pequeños y ejercicios online para los mayores.
  • Google Classroom se ha convertido en la herramienta de moda para los centros.
  • Los colegios se dividen entre quienes funcionan con tareas diarias y quienes las mandan en bloques de varios días.
  • Por ahora los alumnos están repasando, pero se prevé avanzar con nuevo temario.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Menos de 48 horas, este es el plazo que tuvieron los colegios madrileños para adaptarse al cambio de tener a los niños en las aulas a tenerlos en casa desde que se hizo oficial el cierre de toda la enseñanza en Madrid por el coronavirus.

La premura fue todavía mayor si se tiene en cuenta que las indicaciones de las Direcciones de Áreas Territoriales de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid no estaban listas a primera hora del martes. En esas circunstancias tuvieron que activar los colegios e institutos madrileños sus protocolos para empezar a impartir clases a distancia y después dos días de prueba, “seguimos aprendiendo”, asegura María Varadé, la directora del CEIP Josep Taradellas en Las Tablas.

El centro trabaja con Google Classroom, como otros tantos de la comunidad y de la zona, manteniendo el horario lectivo normal. “Consideramos que no estamos de vacaciones y queremos que los niños profesores sigan su horario desde sus casas”, explican. Así, los niños pueden conectarse a Google Classroom desde las nueve de la mañana, donde encuentran sus tareas para cada asignatura y al profesor conectado en el horario que tendría que impartirla.

Leer más: Tengo a mis 2 hijos en casa por la crisis del coronavirus y he descubierto que el telecolegio puede funcionar si les enseñas a organizarse y tienen supervisión

A los más pequeños las tareas les llegan en pequeños bloques, todo siempre para terminar en el día. Por su parte, los más mayores tienen que estar conectados a la hora de la asignatura para cumplir con sus tareas, que van mucho más allá del repaso. Y es que ante la situación, el centro está avanzando en nuevos materiales.

Tanto niños como profesores y padres siguen aprendiendo a tele-estudiar, lo que se ha transformado en multitud de anécdotas, desde niños preguntando en el tablón de clase si podían ir a hacer pis hasta padres que han mandado fotos de los pequeños en pijama pero con la sudadera del centro para hacer ver que están en clase.

Para los profesores también ha supuesto un cambio, mucho trabajo y  una buena dosis de “agobio”. En primer lugar para programar el ritmo de aprendizaje con una herramienta y entorno al que no están acostumbrados, y en segundo para enseñar a los alumnos a gestionarse en el nuevo entorno y usar adecuadamente las herramientas con cosas como no convertir el tablón de dudas de Google Classroom en un Whatsapp de amigos.

La cuestión cambia con los más pequeños. A los niños de infantil (de 3 a 5-6 años) les entregaron una ficha para cada uno de los días que el centro estará cerrado y se propuso a los padres vía email una serie de actividades complementarias para seguir trabajando. Como con los mayores, es posible contactar con las profesoras en cualquier momento vía email.

Leer mas: Las farmacias pasan a la acción contra el coronavirus: se lanzan a fabricar gel en sus laboratorios para responder al boom de la demanda mientras se enfrentan al desabastecimiento de envases y componentes

Google Classroom, la herramienta de moda

El CEIP Josep Tarradellas no es el único que la herramienta educativa de Google. En el Colegio Estudiantes de Las Tablas también han optado por ella. Además, el sistema de trabajo es similar, cada día entregan a los niños las tareas que deben llevar a cabo.

Como en el caso anterior, a los más pequeños, incluidos en este caso los alumnos de primero de primaria, se les enviaron fichas en papel para que las fuesen rellenando.

Por su parte, el CEIP Calvo Sotelo de Las Tablas, usa su propia herramienta y ha estructurado la jornada de forma ligeramente distinta. En su caso, han optado por organizar el trabajo de los niños en bloques, de manera que el miércoles se les enviaron las tareas para esta semana en curso y la próxima se hará lo propio. Así, los niños tienen más libertad a la hora de organizar su estudio.

A esto se añaden pequeños cambios en las fechas de entrega y trabajos ya programados, que los alumnos deben enviar por email o subir a la plataforma Google Classroom.

Fuera de Las Tablas, en el Colegio El Porvenir han enviado fichas en papel para los más pequeños y diferentes tareas para los mayores. El centro y sus maestros siguen trabajando normalmente y los profesores ofrecen tutorías vía email a quienes lo necesiten. Además, han dado a los padres recomendaciones como que los niños vean los dibujos en inglés para no perder contacto con la lengua.

Leer más: Qué deberías comprar para pasar una cuarentena en casa por el coronavirus

En el CEIP La Alhóndiga, cuentan con una app propia donde los padres pueden acceder a un repositorio electrónico de tareas, además de enviar fichas en papel para los alumnos de infantil y correos electrónicos con indicaciones a seguir.

Mientras, el Liceo Francés de Madrid está elaborando materiales propios para los niños en infantil. Son las propias profesoras quienes están mandando vídeos propios, no de YouTube, a los más pequeños con propuestas de actividades, lectura de cuentos y los rituales que normalmente siguen en clases.

En primaria, están organizando blogs y plataformas según las clases para poder trabajar los materiales, pero como no es algo que se pueda hacer en dos días, hasta entonces las profesoras envían el trabajo diario por email cada día y los alumnos tienen que devolverlo durante la jornada.

En este sentido, desde el Liceo Francés están intentando adaptar los materiales de estudio a lo que las familias puedan tener en casa para facilitar la vida en lo posible a los padres.

Los institutos siguen adelante con el temario

Los institutos también permanecen cerrados. En este caso hablamos ya de adolescentes acostumbrados a estudiar y que no precisan de tanta atención. Por eso aquí el parón en cuanto al temario y actividades ha sido menor. No hay clase, pero se sigue avanzando en los estudios.

En el IES Las Tablas el punto de partida han sido 50 ejercicios por asignatura, incluidas tareas de temario que todavía no han dado en clase y que los alumnos deben aprender por su cuenta con la ayuda de los profesores, que están disponibles en todo momento para resolver dudas y atender a los alumnos.

Para muchos estudiantes, un estés añadido, pero sin duda un gran aprendizaje práctico para lo que pueden encontrarse después en la universidad o en el trabajo y una primera toma de contacto con el mundo del teletrabajo, aunque en su vertiente educativa.

LEER TAMBIÉN: El Gobierno destinará 25 millones de euros para reforzar la lucha contra la pobreza infantil ante el avance del coronavirus

LEER TAMBIÉN: El desconocimiento de datos clave sobre el coronavirus impide predecir cuándo acabará el brote

LEER TAMBIÉN: Lo que cuesta tener la misma educación que la familia real española: desde la enseñanza pública hasta un máster de más de 73.000 euros

VER AHORA: X Smart Business Meeting: expertos del sector analizan los retos y el futuro de la educación y la formación en España

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Estudiantes
  3. Estudios
  4. Educación
  5. Top
  6. Trending