Qué no está haciendo España pero sí las otras potencias turísticas del Mediterráneo para situarse como destino seguro y atraer a los viajeros

Una turista con una mascarilla posa ante el Coliseo de Roma, en Italia.
Una turista con una mascarilla posa ante el Coliseo de Roma, en Italia.
REUTERS/Remo Casilli
  • Las potencias turísticas del Mediterráneo dan prioridad a profesionales del sector y zonas turísticas con planes de vacunación diseñados para salvar el verano.
  • España podría quedarse atrás en esta carrera si sigue sin estrategias específicas para blindar sus destinos y ofrecer un entorno seguro a los visitantes internacionales. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La industria de los viajes lleva un año sufriendo por mantenerse a flote, con muchos meses con ingresos casi nulos y un goteo de turistas extranjeros. La crisis sanitaria y las restricciones internacionales de viaje asestaron un golpe sin precedentes al turismo español en 2020 y parece que 2021 va por el mismo camino.

En febrero llegaron a España un 93,6% menos de turistas internacionales que en el mismo mes del año anterior. Tras perder la Semana Santa, el sector tiene el foco puesto en verano, cuando se espera que la industria alce el vuelo gracias a la llegada de estos turistas. 

"Que no desesperen, hay mucha demanda contenida": el mensaje de la directora general de Airbnb España a los empresarios del sector turístico

Es más, las empresas del sector reclaman al Gobierno firmeza y rapidez en la puesta en marcha del pasaporte sanitario, ya que, según sus estimaciones, podría suponer recuperar 7,5 millones de turistas para la temporada estival. La ministra de Turismo Reyes Maroto confía en que España pueda recuperar este año unos 40 millones de turistas internacionales, la mitad del nivel registrado en 2019, cuando se contabilizaron casi 84 millones de turistas extranjeros.

Pero, ¿quieren los extranjeros venir a España o se inclinarán este año por otros países del Mediterráneo? 

De momento, España no ha llevado a cabo una campaña de promoción turística de cara a dicha temporada y el resto de países ya se están poniendo las pilas, por lo que podría quedarse atrás en la carrera por salvar el verano.

Esto es lo que están haciendo las otras potencias turísticas del Mediterráneo para situarse como destino seguro y atraer a los viajeros.

Turquía

La estrategia de Turquía como parte de su programa Turismo Seguro se centra en vacunar primero a los trabajadores del sector turístico. Se espera que todos los empleados del sector en aerolíneas, aeropuertos, hoteles y alojamientos, agencias de viajes y guías profesionales estén vacunados al inicio de la temporada de verano. 

Además, Turquía revisará esta semana su requisito de exigencia de test para entrar en el país –aunque el pasaporte de vacunación no será un requisito–, y hace ya un mes anunció que pronto reabriría sus fronteras para recibir a los británicos, uno de sus principales mercados.

El país está mejor posicionado en el proceso de vacunación que cualquiera de los destinos turísticos de verano españoles, según publica Hosteltur.

Grecia

La táctica seguida por los griegos para reactivar el turismo ha sido poner fecha al inicio de la temporada. 

El gobierno anunció hace unas semanas que volvería a abrir sus fronteras al turismo internacional y a partir del 14 de mayo recibirá viajeros que hayan sido vacunados, tengan anticuerpos o den negativo en pruebas COVID-19. 

Además, también priorizará la inmunización de los trabajadores del sector una vez que la población más vulnerable haya sido vacunada, según El ministro de Turismo del país, Jaris Theojaris. 

Chipre

Antes de que los turistas puedan disfrutar de las islas griegas y las ruinas de Atenas, Chipre también abrirá sus puertas para su principal mercado, el del Reino Unido. 

Será a partir del 1 de mayo cuando los británicos que hayan recibido las 2 dosis de la vacuna no tendrán que aportar PCR ni otras pruebas para entrar al país, informa El Español.

Italia

En el caso de Italia, el foco está puesto en alrededor de 35 islas, las cuales se están movilizando para lograr la vacunación colectiva y salvar así el turismo de cara al verano.

El Gobierno planea así inmunizar con la vacuna monodosis de Janssen a los residentes en algunas de sus islas con mayor actividad turística (como Capri o Ponza), según confirmó el ministro de Turismo, Massimo Garavaglia.

Además, el sector quiere que haya una apertura total al inicio de las vacaciones que permita también la llegada de extranjeros. 

Razones para ser optimista de cara a verano, según voces del sector sanitario, turístico, tecnológico y ambiental

Teniendo en cuenta lo que está haciendo la competencia, España podría quedarse atrás en esta carrera si sigue sin estrategias específicas para blindar sus destinos y ofrecer un entorno seguro a los turistas internacionales. 

LEER TAMBIÉN: Kiwi.com espera ser uno de los ganadores de la vuelta del turismo gracias a su algoritmo patentado

LEER TAMBIÉN: Los 7 mejores Airbnb con piscina de España

LEER TAMBIÉN: La pandemia saca a la luz el mayor engaño del sector turístico: el bienestar

VER AHORA: XV Smart Business Meeting: el desafío de la transformación del mercado inmobiliario en la era post COVID