Pasar al contenido principal

Así es como los médicos están tratando los casos de coronavirus hasta que logre desarrollarse un tratamiento específico contra el brote

Nurses in protective gear talk to people in the reception area of the First People's Hospital in Yueyang, Hunan Province, China, January 28, 2020.
Enfermeras con equipo de protección en la recepción del First People's Hospital en Yueyang, provincia de Hunan, China, 28 de enero de 2020. Reuters/Thomas Peter
  • Por el momento no tenemos ningún medicamento diseñado para luchar contra el coronavirus.
  • Por ahora, los médicos se centran en tratar los síntomas del COVID-19, ayudando a las personas a matener sus cuerpos en buen estado para que puedan luchar contra el nuevo virus.
  • Los científicos están inmersos en una carrera por desarrollar tratamientos y vacunas para detener el brote. La compañía biotecnológica Gilead está testando un medicamento llamado remdesivir, y Moderna ha enviado una vacuna potencial para pruebas iniciales.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Al tiempo que el nuevo coronavirus se expande por el mundo, los investigadores están inmersos en una carrera por desarrollar un tratamiento médico que lo detenga.

Pero por ahora, hospitales y médicos solo pueden tratar los síntomas del COVID- 19 ayudando a las personas infectadas a mantenerse con vida para que sus cuerpos puedan combatir al virus. También están haciendo lo posible por prevenir el contagio de más gente

"Normalmente, como con la gripe, se trata de un tratamiento sintomático y de apoyo", declaró a Business Insider Kim Leslie, directora de enfermería del departamento de emergencias del Swedish Hospital  en Chicago (EE UU).

Aproximadamente el 80% de los casos del coronavirus son leves, pero el 14% son graves  — y el 5% son críticos, lo que significa que los pacientes no son capaces de respirar por sí mismos o experimentan algún fallo en sus órganos, de acuerdo al Chinese Center for Disease Control and Prevention. En torno al 3% de los pacientes infectados mueren.

Leer más: El número de muertes por el brote de coronavirus se acerca a las 3.000 y son más de 86.000 las personas infectadas: 72 casos en España

A continuación un gráfico de la expansión mundial de COVID-19.

Cómo se están tratando los casos graves de coronavirus

En los casos más leves, los médicos pueden decirle al paciente que se aísle en casa y que solo acuda al hospital si empeora (por ejemplo, si este comienza a tener dificultad para respirar). Los síntomas típicos de esta enfermedad incluyen fiebre, tos y sensación de falta de aire, según el Ministerio de Sanidad.

En casa, los posibles portadores del virus deberían evitar en la medida de lo posible el contacto con otras personas y con sus mascotas, de acuerdo al Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE UU (CDC). Para impedir el contagiar los pacientes deberían llevar mascarilla y lavarse muy a menudo las manos.

Leer más: No ir a trabajar debido a la cuarentena por coronavirus se considera baja por enfermedad

A continuación se detalla cómo son los tratatmientos para los casos más graves, tal y como establecen el CDC y la Organización Mundial de la Salud (OMS):

  • Si los pacientes tienen problemas para respirar, los sanitarios proporcionan oxígeno adicional a través de mascarilla o introduciendo un tubo de respiración en los casos más graves.
  • En algunos casos graves, los médicos han utilizado un sistema que puede dar soporte a los pulmones de un paciente, conocido como ECMO u oxigenación de membrana extracorpórea.
  • Los médicos pueden suministrar antibióticos para combatir infecciones que pueden llegar con el COVID-19, indica la OMS. Pero estos medicamentos no atacan al virus en sí.
  • En algunos casos, se les ha suministrado a los pacientes medicamentos diseñados para combatir otros virus, aunque aún no está claro cuáles tiene éxito contra el nuevo coronavirus. Algunos enfermos han recibido medicamentos que generalmente se usan contra la influenza, como el oseltamivir o el Tamiflu. Otros han recibido medicamentos para combatir el VIH o virus similares al coronavirus.

Tanto la OMS como el CDC han enfatizado que el personal médico debe evitar la propagación del virus utilizando guantes, mascarillas y gafas protectoras.

Los científicos están trabajando en vacunas y medicamentos que detengan el coronavirus

Los científicos están inmersos en una carrera por desarrollar tratamientos y vacunas para detener el brote. Las principales compañías farmacéuticas como Gilead están trabajando en esto, junto con startups como Moderna.

En total, hay más de 100 ensayos clínicos en curso probando medicamentos nuevos y existentes, según recoge un artículo reciente en el Journal of the American Medical Association.

La OMS afirma que remdesivir, un medicamento contra el nuevo virus de Gilead, es "el candidato más prometedor". El medicamento está siendo probado en múltiples ensayos en personas en los EE UU  y en países asiáticos donde la enfermedad tiene un elevado índice de propagación, según Gilead.

La compañía farmacéutica aseguró que los primeros informes sobre el funcionamiento del remdesivir podrían estar a principios de abril.

Por su parte, la biotecnológica Moderna ha creado una vacuna potencial para el coronavirus que será probada en personas a partir de abril. Las primeras pruebas se centrarán en saber si la vacuna es segura, pero llevará meses de estudios adicionales saber si funciona. Según el artículo de JAMA, se están desarrollando otras 10 vacunas potenciales.

Los expertos le indicaron previamente a Business Insider que el coronavirus podría convertirse en una enfermedad permanente con la que lidiar anualmente. Esto podría significar tener que recibir una vacuna contra el coronavirus cada año, una vez que se desarrolle una, al igual que sucede con la vacuna de gripe, explicó el comisionado de salud del estado de Nueva York, Dr. Howard Zucker.

"A medida que el nuevo coronavirus se convierta en una nueva normalidad en lo relativo a enfermedades, el tratamiento también se convertirá en parte de la nueva normalidad de respuesta o prevención", sugirió Zucker a una audiencia de estudiantes de salud y periodistas en la Universidad de Nueva York el pasado viernes.

"Tiene suficiente morbilidad o potencial de mortalidad como para esperar que cada temporada se debería recibir una vacuna".

Y además