Pasar al contenido principal

Estas casas flotantes están diseñadas para sobrevivir al aumento del nivel del mar mientras cosechan su propia energía y agua

Vivienda de agua modular Grimshaw.
Vivienda de agua modular Grimshaw. Grimshaw
  • El estudio de diseño Grimshaw ha creado un nuevo concepto de casas flotantes que podrían sobrevivir al aumento del nivel del mar.
  • Se trata de viviendas modulares, por lo que los componentes pueden hacerse en serie en fábricas y ensamblarse a un coste económico.
  • La energía provendría de paneles solares, con pontones bajos y oscuros que necesitarían muy poca energía.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El estudio de diseño Grimshaw y los fabricantes Concrete Valley han creado en conjunto un diseño innovador de viviendas de agua modulares. Se trata de casas flotantes hechas para resistir los próximos efectos del cambio climático y utilizar la energía de una manera más sostenible.

Están pensadas para que su fabricación se haga en una línea de montaje, creando un producto final modular a partir de varias piezas estandarizadas. Este es un enfoque adoptado por muchas organizaciones para hacer que la construcción sea más asequible y permitir a los clientes personalizar sus hogares según las piezas disponibles.

Vivienda modular de agua Grimshaw.
Vivienda modular de agua Grimshaw. Grimshaw

La fábrica de Concrete Valley se encuentra en una vía fluvial en los Países Bajos, lo que permitirá que las casas se ensamblen y se transporten a sus destinos, listas para ser habitadas. Grimshaw ha explicado a Business Insider que esto también supone una reducción importante de la energía total utilizada en la construcción porque no se requiere ensamblaje en el sitio. 

Vivienda modular de agua Grimshaw.
Grimshaw

Los diseñadores han mencionado la asequibilidad y la sostenibilidad como razones de peso para llevar a cabo este diseño, que según ellos ofrecería "viviendas asequibles, libres de las limitaciones de la construcción en tierra y resistentes" a la creciente amenaza de inundaciones por el aumento del nivel del mar.

Según un informe de la ONU del año pasado, este podría aumentar hasta un metro en los próximos 80 años, lo que dejaría a millones de personas sin sus hogares.

Vivienda modular de agua Grimshaw.
Grimshaw

Los diseñadores usan el agua que se encuentra debajo de la vivienda para regular la temperatura, calentándola y enfriándola. Además, la parte superior cuenta con paneles solares para recolectar energía durante el día y cosechar el agua de lluvia en caso de escasez. Los intercambiadores de calor también crean un suministro de energía para un grupo de viviendas, con el potencial de un uso neto de energía casi nulo.

Vivienda modular de agua Grimshaw.
Grimshaw

El resto del diseño también contribuye al bajo consumo de energía. Cada nivel está aislado del resto, donde los más bajos se mantienen frescos debido a la sombra y a los pontones de hormigón.

Leer más: El Mediterráneo se calienta a un ritmo un 20% más rápido que el resto del mundo y el nivel del mar subirá un metro en 2100, según un estudio

Los diseñadores creen que los aspectos de la casa que la hacen tan única, como su ubicación en el agua y el potencial para crear una comunidad con otras viviendas, podrían contribuir a la salud y bienestar de los residentes. Esto se debe a que sus habitantes estarían cerca de la naturaleza, con vistas espectaculares y tendrían acceso al agua. También podrían promover la idea de realizar actividades de acuáticas en grupo, como la pesca o el paravelismo, o incluso el uso de plataformas flotantes para crear espacios comunes compartidos como jardines y terrazas.

Vivienda modular de agua Grimshaw.
Grimshaw

Por ahora, las viviendas modulares acuáticas todavía están en desarrollo, ya que Grimshaw y Concrete Valley continúan creando prototipos. Sin embargo, dicen que planean llevarlos al mercado una vez que estén satisfechos con la calidad y la asequibilidad del producto.

Y además