7 técnicas secretas para limpiar la parrilla de tu barbacoa con cosas que tienes por casa, baratas y no tóxicas

Barbacoa

Getty Images

  • Limpiar la parrilla es fundamental para prolongar la vida útil de tu barbacoa, no experimentar problemas de seguridad alimentaria y preservar el sabor de los alimentos.
  • No necesitas comprar productos especiales ni enfrentarte a una tarea titánica: existen trucos caseros para dejar la parrilla como nueva en poco tiempo y sin apenas gastar dinero. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Las barbacoas permiten preparar a la brasa toda clase de alimentos, desde carnes y pescados a verduras, disfrutar de jornadas soleadas con amigos y compartir comidas al aire libre. 

Para que esta costumbre dure muchos años sin tirar de tu bolsillo, debes recordar limpiar la parrilla con periodicidad y no dejar que la suciedad se acumule en ella, tanto si la utilizas como mucho como después de varios meses de lluvia o frío sin darle uso. 

Desde HealthDay News destacan que es importante eliminar las grasas viejas, asegurarse de cocinar bien los alimentos, revisar siempre el apagado y no permitir que la carne se carbonice, ya que la comida quemada genera sustancias cancerígenas

Si la suciedad y el aceite están muy pegados a la barbacoa, puedes echar mano de los cuatro trucos de Jeff Rossen, corresponsal de investigación nacional de NBC News y presentador de Rossen Reports

Según este y otros expertos estas son las mejores técnicas a las que puedes recurrir.

  • Vapor: Esta sustancia es ideal para que la suciedad se desprenda de inmediato. Solamente tienes que hervir agua, ponerla bajo la parrilla y raspar con un cepillo de cerdas para lograr que la grasa incrustada sea fácil de retirar. 
  • Cerveza: Vierta media botella de cerveza sobre las rejillas llenas de grasa. Esta sustancia es muy útil para descomponer el aceite y la grasa. Frota con ahínco y verás que los restos desaparecen. 
  • Vinagre: El vinagre se trata del limpiador casero más eficaz, con gran potencial desinfectante y capacidad para acabar con las bacterias. Usarlo es muy sencillo, ya que solo tienes que rociar vinagre por la barbacoa, hacer una bola de papel de aluminio y raspar la suciedad. 
  • Cebolla: Un truco muy útil que no demasiadas personas conocen. Para aplicarlo parte una cebolla por la mitad, colócala en el extremo de un cubierto o pinza y restriégala por todas las rejillas de la parrilla, frotando a continuación con un cepillo de cerdas. Las enzimas de este alimento son eficaces para descomponer la grasa. 
  • Lima y sal: Un efectivo truco que en este caso procede de la web de Barbacoas online. Deberás cubrir las rejillas con sal gorda y exprimir una lima por encima. Deja que actúe un rato y retira el óxido con una bayeta.
  • Bicarbonato de sodio: Mézclalo con agua hasta conseguir una pasta espesa, aplicándola por todo el metal de la parrilla. Después, raspa la superficie con un cepillo de dientes. 
  • Parata: El ácido natural de este tubérculo se emplea para acabar con el moho, pero también sirve para metales oxidados. Pela una patata y frótala sin piel por las zonas afectadas. Puedes combinarla con el vinagre para una mayor eficacia. 

Por último, hay que destacar que es importante tener cuidado con las cerdas sueltas de los cepillos que quedan en la parrilla: provocaron 1.698 visitas a urgencias en Estados Unidos entre 2002 y 2014, según un estudio publicado en 2016 en la revista Otolaryngology-Head and Neck Surgery. 

Por ello, resulta importante reemplazar el cepillo con regularidad e inspeccionar las rejillas de la parrilla y la comida para ver si se ha quedado alguna cerca suelta.

Otros artículos interesantes:

10 cosas de la cocina que puedes limpiar rápida y efectivamente con vinagre blanco

Trucos para limpiar el cuero correctamente

Este truco definitivo para limpiar tu sofá y quitar los malos olores está triunfando en TikTok