Estas son las 5 monedas más raras del mundo: fragmentos de un meteorito, olor a cannabis y un rostro de Kennedy que habla

Moneda conmemorativa de los Juegos Olímpicos de Pekín: pesa 10 kg.
Moneda conmemorativa de los Juegos Olímpicos de Pekín: pesa 10 kg.

El coleccionismo de monedas es una afición que puede llegar a ser muy rentable. Incluso por las pesetas que tienes en casa hay opciones de conseguir hasta 40.000 euros.

Gran parte del valor de las monedas antiguas depende de su estado de conservación. Limpiarlas adecuadamente con agua y jabón neutro es necesario para no dañarlas y que los coleccionistas quieran comprártelas.

Pero ojo, no solo el buen estado cuenta para este fin: en realidad lo más importante es que la moneda se considere rara.

Las monedas muy antiguas o de ediciones limitadas son las que más cuestan en el mercado numismático. 

Estas son las monedas de 2 euros más valiosas: comprueba si las tienes en casa y consigue hasta 2.750 euros

Seguro que alguna vez te has preguntado cuáles son las monedas más raras del mundo, no sólo por su valor económico, sino por mera curiosidad.

A continuación, se muestran las 5 monedas más raras: las hay que se han fabricado en madera, con olor a cannabis e incluso que contienen el fragmento de un meteorito.

Moneda de Cannabis

Moneda de cannabis

Muchas personas detestan el olor a marihuana, pero lo cierto es que otras lo toleran bastante bien e incluso lo consideran un aroma agradable.

Si te encuentras en este último grupo debes conocer la moneda conmemorativa que se fabricó en Benín (África) en 2016.

 

Como puedes comprobar, aparece una hoja de cannabis. Pero no sólo destaca por eso: lo más curioso de esta moneda es que desprende olor a marihuana.

Su valor en el mercado de colección es de 93 euros.

Moneda con meteorito

Moneda con meteorito

Esta moneda llama la atención por sus colores. Sin duda el diseño es poco habitual y eso siempre genera atracción entre los numismáticos.

Como puedes ver en la imagen, en el centro de la misma hay unas piedras pequeñas; son los fragmentos del meteorito de Neuschwanstein, que cayó en la frontera de Alemania y Austria en 2012.

Al ser una edición limitada es difícil de encontrar, por lo que en el mercado de coleccionismo alcanza los 140 euros.

Moneda de John F. Kennedy que habla

Moneda de Kennedy

Encontrar una moneda con el rostro de Kennedy no tiene por qué ser extraño, pues se trata de uno de los personajes históricos más importantes del siglo XX.

Lo verdaderamente raro es que las monedas hablen. En este caso, si presionas un botón que hay en el dorso podrás escuchar la frase "Soy berlinés", que pronunció el expresidente norteamericano en un viaje a Alemania en 1963.

Esta edición fue acuñada en Mongolia en el año 2007. Es posible que la mayoría ya no emitan sonido, aunque cuestan 55 euros en el mercado numismático.

Monedas olímpicas que pesan hasta 10 kilos

Moneda conmemorativa de los Juegos Olímpicos de Pekín

Los países que organizan Juegos Olímpicos suelen sacar monedas conmemorativas. En la imagen puedes ver la de Pekín 2008, una de las más particulares debido a que pesa 10 kilogramos.

Estas monedas son difíciles de encontrar, pues son ediciones limitadas y con el paso de los años quedan en manos de coleccionistas.

Algunas de ellas llegan a alcanzar los 200 euros en los portales de subasta.

Moneda de madera de Alemania

Monedas de madera

¿Alguna vez has visto dinero de madera?

Alemania tuvo que recurrir a este material para fabricar billetes y monedas en el período posterior a la Primera Guerra Mundial, durante la época de hiperinflación.

Este dinero de emergencia tiene un importante valor histórico. Si se encuentra en buen estado lo puedes vender por más de 200 euros.

[Fuentes: MidPointFX, Remitly]

Otros artículos interesantes:

Dónde vender monedas de 2 euros valiosas y cuánto dinero puedes conseguir

Esta moneda española antigua vale casi un millón de euros: cómo reconocerla y subastarla para hacerte rico

La moneda de 100 pesetas que puedes tener en casa y que vale más de 150.000 euros

Te recomendamos