Pasar al contenido principal

Estas son las claves por las que las acciones de Samsung han caído un 11% y vale 39.000 millones menos en Bolsa

DJ Koh, presidente del negocio móvil de Samsung
DJ Koh, presidente del negocio móvil de Samsung Reuters

No está siendo un buen año para Samsung. El mayor fabricante de móviles acusa factores como la disminución de las ventas de móviles, la gran competencia y la pérdida de posición dominante en algunos mercados. Un contexto que castiga a las acciones de la compañía, la firma pierde más de 39.000 millones de dólares en capitalización de mercado. 

Las acciones del gigante coreano acumulan una caída de más del 11% este año, según informa CNBC. Una caída muy significativa si se compara con las principales tecnológicas asiáticas y de Estados Unidos y, sobre todo, con el aumento del valor del 41% que experimentó en 2017. 

Las tecnológicas llevan liderando el mercado mucho tiempo ya y, aunque parece que esta tendencia va a ir transformándose con nuevos líderes, no todas las compañías están sufriendo tanto como Samsung. Especialmente, las estadounidenses parecen estar resistiendo mejor que las asiáticas: Apple, Amazon e incluso Facebook mantienen resultados positivos en su cotización hasta la fecha. 

¿Qué ha ocurrido con Samsung para desplomarse de esta forma respecto al año pasado y ser la clara perdedora en comparación con las demás grandes tecnológicas? 

La disminución de ventas y la creciente competencia en los smartphones 

La industria de los smartphones se está ralentizando y ese fenómeno no afecta a Samsung de manera exclusiva. De hecho, el Samsung Galaxy S9 Plus se convirtió en el smartphone más vendido en el mercado mundial y el Galaxy S9 ocupó el segundo puesto, según datos de la consultora Counterpoint Research.

Aún así, la compañía surcoreana estimaba una facturación de 44.264 millones de euros (58 billones de wones), un 4,92% menos que en el mismo periodo de 2017, algo que se achaca a la baja demanda de móviles generalizada que afecta a buques insignia de otras compañías como el iPhone X de Apple.

Por otro lado, la dominancia de Samsung en algunos de los mercado de smartphones más importantes se está viendo amenazada. En China, Samsung se ha visto expulsado del top 5  liderado por Huawei mientras que Xiaomi amenaza con arrebatarle la corona en la India, donde ya le ha igualado en distribución según la consultora Canalys

Leer más: Apple empuja a las tecnológicas: ganan 130.000 millones en dos días

El gran negocio de Samsung está en peligro 

En 2017, Samsung ocupó el trono como el mayor fabricante de semiconductores del mundo tras 25 años de liderazgo de Intel. La compañía obtiene la mayor parte de sus beneficios de este negocio lo que había ayudado con la ralentización de ventas de smartphones.

Sin embargo, Morgan Stanley anunció recientemente que se esperaba un aumento de inventario en la industria de semiconductores. Si esto se cumple, rompería la dinámica que ha permitido hasta ahora poner precios muy altos en los semiconductores de Samsung, lo que le daba un margen amplio para corregir las pérdidas de sus otras actividades. 

"Los elevados niveles de inventario y los plazos de entrega extendidos no permiten margen de error " declaró Morgan Stanley provocando una caída en las acciones de Samsung del 3,3%, según The Financial Times.

La baja demanda del iPhone X perjudica a Samsung 

Samsung fue una de las compañías en celebrar el lanzamiento del iPhone X. Un curioso fenómeno que se debe a que la surcoreana es el fabricante de las pantallas OLED que usa Apple en su dispositivo, otra de las áreas de actividad de Samsung que había supuesto notables beneficios para la empresa. 

Sin embargo, la demanda del iPhone X fue muy inferior a la esperada y se calcula que Apple redujo a la mitad sus objetivos de producción por lo que Samsung se ha quedado con un gran stock de pantallas OLED, un fuerte golpe para la compañía ya que se esperaba que la marca facturase 4.000 millones de dólares (unos 3.240 millones de euros) más con el iPhone X que fabricando componentes para su propio smartphone Galaxy S8. 

Es probable que Samsung vire hacia otras áreas para solventar estos problemas, de hecho ya anunciado una inversión de 22.000 millones de dólares en Inteligencia Artificial y 5G, entre otras. 

[Fuente: CNBC]

Te puede interesar