Estas infracciones de tráfico son típicas en invierno y la DGT te puede multar hasta con 600 euros

Hombre pasando frío en el coche
  • El invierno puede ser peligroso para la conducción, tanto por los componentes del coche como por el bienestar del conductor dentro del vehículo.
  • Algunas infracciones como llevar el abrigo dentro del coche o conducir con hielo en el cristal conllevan multas que suman hasta 600 euros.

Conducir en invierno siempre supone extremar las precauciones, sobre todo cuando las condiciones climáticas son adversas y hay niebla, nieve o incluso hielo en las carreteras.

Algunos componentes del vehículo sufren mucho con el frío, es el caso de la batería, que suele averiarse en invierno. Pero además del propio coche, el conductor también ha de estar alerta.

Pasar frío mientras conduces te hará perder atención en la carretera y puede provocar que tus movimientos sean más torpes, aumentando las posibilidades de sufrir una accidente.

No sólo el uso de cadenas o el de neumáticos de invierno te puede ayudar en esta época del año. Además, es importante que conozcas las infracciones que no debes cometer en los meses de más frío.

Cómo solicitar la etiqueta ambiental de la DGT para conducir en las nuevas Zonas de Bajas Emisiones

La DGT puede ponerte multas que suman hasta 600 euros si caes en ciertas imprudencias. A continuación, se muestran los detalles que debes vigilar para no llevarte esta sorpresa y conducir de forma segura en invierno.

Conducir con abrigo es motivo de multa

En invierno puede ser muy apetecible dejarte el abrigo puesto al conducir, pero debes saber que está prohibido.

Esto se debe a que la prenda puede limitar tus movimientos al volante, algo que impide que controles bien el coche mientras conduces, según exponen en Motor16.

Para no pasar frío pon la calefacción a 22 o 23 grados (más temperatura no es eficiente y puede adormilarte), intenta aparcar en zonas de sol y apaga la recirculación del aire.

Así evitarás la tentación de ponerte el abrigo. La multa en este caso es de 200 euros, ya que se considera una infracción grave.

Vigila que no se forme hielo en los cristales

Si vives en una zona donde las temperaturas son bajas es muy posible que se forme hielo en los cristales del coche. Esto es peligroso porque resta visión al conducir.

Para quitar el hielo del vehículo puedes usar una rasqueta de plástico o esparcir alcohol por el parabrisas. Otro truco es poner un cartón sobre el cristal en las noches de mucho frío, sujetándolo siempre con los limpiaparabrisas.

La multa por conducir con hielo en los cristales es de 200 euros, y el peligro a la hora de hacerlo resulta extremo. Evítalo. 

Revisa el estado de tus neumáticos

Llevar los neumáticos en mal estado es peligroso todo el año, pero todavía más en invierno, ya que las condiciones de la carretera son peores por culpa de la lluvia o la nieve.

Revisa el estado de tus neumáticos y cámbialos cada 40.000 o 50.000 kilómetros. Usa además neumáticos de invierno o cadenas cuando sea necesario.

Conducir con las ruedas en mal estado se traduce en una multa de 200 euros. Entre todas estas sanciones llegarás a los 600 euros. 

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.

Etiquetas: DGT, seguridad vial