Pasar al contenido principal

Estas son las primeras imágenes del asteroide Ryugu tomadas por dos sondas de la nave japonesa Haybusa 2

Minerva II en el asteroide Ryugu
JAXA

Japón ahora tiene dos rovers explorando en un asteroide a 280 millones de kilómetros de la Tierra, y han comenzado a enviar de vuelta las primeras imágenes de la vida en una roca muy solitaria.

En primer lugar, aquí hay una foto que la nave espacial Hayabusa2 recuperó en junio del asteroide 162173 Ryugu: 

Asteroide Ryugu
JAXA, University of Tokyo, Kochi University, Rikkyo University, Nagoya University, Chiba Institute of Technology, Meiji University, Aizu University, AIST.

Hayabusa2 comenzó su viaje el 3 de diciembre de 2014, y ha tenido que viajar 3.200 millones de kilómetros para llegar a la cita. Su misión: "estudiar el origen y la evolución del sistema solar, así como los materiales para la vida".

Esta es la primera imagen de cerca de la superficie de Ryugu desde Hayabusa 2, tomada a 6 km sobre el asteroide el 20 de julio

Asteroide Ryugu
JAXA

Ahora orbitará Ryugu durante un año y medio. Durante ese tiempo, Hayabusa 2 arrojará cuatro sondas de 60 metros a la superficie de Ryugu. 

Una ya ha caído este fin de semana pasado, y en él había dos rovers MINERVA-II de 18 cm de diámetro. Aquí está la vista de ese momento desde uno de ellos: el borrón en la parte superior es Hayabusa 2:

Asteroide Ryugu
La nave Hayabusa 2 vista desde justo encima de la superficie del asteroide Ryugu. JAXA

Esta imagen se ha tomado mientras el rover se acercaba a Ryugu:

Asteroide Ryugu
La vista desde el asteroide. JAXA

Una vez que aterrizaron en la superficie, los dos rovers comenzaron a moverse mediante saltos creados por rotaciones internas y comenzaron a usar cámaras estéreo y de gran angular, y termómetros.

Debido a la débil gravedad de Ryugu, cada salto lleva a los exploradores 15 metros y 15 minutos para volver aterrizar. Aquí hay una imagen en pleno salto que emocionó al portavoz de la misión, Takashi Kubota:

Minerva II en el asteroide Ryugu
JAXA


"Desde la superficie de Ryugu, MINERVA-II1 envió una señal de radio a la Tierra a través de Hayabusa2", ha dicho Kubota.

"La imagen tomada por MINERVA-II1 durante un salto me permitió relajarme porque un sueño de muchos años se ha hecho realidad. Me sentí impresionado por lo que habíamos logrado en Japón".

"Esto es el verdadero encanto de la exploración del espacio profundo".

¿Quién es el próximo?

Otro contenedor desplegará otro rover saltador, un esfuerzo de cooperación alemán y francés llamado MASCOT.

Con unos 30 cm de ancho, utilizará LED para iluminar y detectar partículas de polvo y lleva un espectrómetro infrarrojo, un magnetómetro, un radiómetro y una cámara.

Una vez que está en marcha, la atención se traslada al gran espectáculo. Alrededor  de otoño del próximo año, Hayabusa 2 disparará un "dispositivo de colisión" de cobre de 2 kilos en Ryugu, intentando crear un pequeño cráter en la superficie.

Si funciona, Hayabusa 2 puede descender a la superficie de Ryugu para analizar la composición subterránea del asteroide y recolectar algunas muestras para llevar a casa.

Te puede interesar

Lo más popular