Pasar al contenido principal

Los dividendos globales alcanzan un nuevo récord en el primer trimestre tras subir casi un 8%: estas son las razones

Trader sorprendido mirando a las pantallas en Wall Street
Reuters
  • Los dividendos globales aumentaron un 7,8% en el primer trimestre hasta los 263.300 millones de dólares, igualando el crecimiento del año pasado e impulsando el índice de dividendo global desarrollado por Janus Henderson hasta máximos históricos.
  • Los inversores pueden prever “un aumento de los dividendos de alrededor del 4-5% en 2019 y otro año récord para la remuneración al accionista”, según Ben Lofthouse, responsable de Global Equity Income en la gestora.
  • Janus Henderson espera un récord de 1.430 millones en pagos este año, un 4,2% más en términos generales.

Las empresas de todo el mundo pagaron una cantidad récord de dividendos en el primer trimestre, según los últimos datos publicados por Janus Henderson. En concreto, aumentaron un 7,8% en el primer trimestre hasta los 263.300 millones de dólares, igualando el crecimiento del año pasado e impulsando el índice de dividendo global desarrollado por la gestora hasta máximos históricos.

Las cifras muestran el creciente optimismo de las empresas y ayudan a explicar el continuo atractivo de las acciones ante las tensiones comerciales globales y las preocupaciones sobre una posible desaceleración económica mundial.

La creciente disputa comercial entre Estados Unidos y China ha generado escalofríos en los mercados de todo el mundo en las últimas semanas, y ha enviado a los inversores a activos seguros como los bonos del gobierno. 

“La tasa de crecimiento es ligeramente más alta de lo que esperamos para el año en general”, exponía Ben Lofthouse, responsable de Global Equity Income en Janus Henderson. "Dada la volatilidad a fines del año pasado y todas las preocupaciones que se multiplican en todo el mundo con el Brexit y la guerra comercial, eso es bastante positivo", añadía.

Los dividendos son un indicador retrospectivo del estado de una empresa, por lo que una reducción de su tasa de crecimiento es una consecuencia normal de la ralentización del aumento de los beneficios. 

Tal y como describe Lofthouse, ya una cartera diversificada de renta variable brinda un flujo estable de dividendos que “crecerá a largo plazo”, incluso cuando los beneficios y los mercados financieros “experimenten cierta volatilidad”. Por ello, los inversores pueden prever “un aumento de los dividendos de alrededor del 4-5% en 2019 y otro año récord para la remuneración al accionista”.

Janus Henderson espera un récord de 1.430 millones en pagos este año, un 4,2% más en términos generales, según el informe. Eso es sustancialmente menor desde el aumento del 9,4% observado en 2018 y sería el crecimiento más lento desde 2016.

Leer más: Este es el impacto que podría tener una futura guerra comercial de Estados Unidos con Europa en las carteras de inversión

Sin embargo, eso es mucho más alto que los rendimientos de los bonos gubernamentales de los mercados desarrollados. Además, “los mercados mundiales de valores se han movido al paso de los pagos de dividendos más altos en la última década”, asegura el equipo de estrategia global de Citi.

La entidad bancaria señalaba que las acciones mundiales aumentaron un 7% por año desde 2010, al mismo ritmo que el crecimiento de dividendos global.

Parte del motivo del gran salto en el primer trimestre fue el pago de dividendos especiales de BHP Group, Akzo Nobel y Novartis, entre otros, que compensaron el impacto del mayor dólar estadounidense, según el mismo informe.

Por otra parte, las previsiones para 2019 se mantienen intactas, dado que el aumento de los dividendos extraordinarios se ve contrarrestado por la solidez del dólar estadounidense.

España supera a la media

En el primer trimestre se distribuyen relativamente pocos dividendos en Europa. Los patrones estacionales hacen que Suiza y España estén sobrerrepresentadas, mientras que Francia y Alemania solo se anotan una discreta contribución. 

El crecimiento general de los repartos en Europa, del 9,2 %, se vio impulsado por los dividendos extraordinarios, mientras que, en tasa subyacente, estos avanzaron un 5,3%, en línea con los resultados de 2018.

En el Reino Unido, el crecimiento subyacente, del 4,4%, quedó rezagado frente a la media mundial del primer trimestre, aunque se enmarcó en la tendencia a largo plazo del país.

Y además