Pasar al contenido principal

Estas son las tendencias en fusiones y adquisiciones que generan movimientos en las bolsas, según Livingstone

Ejecutivos haciendo un puzzle
Getty Images
  • El nivel de fusiones y adquisiciones ha crecido en España en el último trimestre, según datos de Livingstone, lo cual genera apetito inversores en determinadas áreas.
  • El energético es el sector que más interés despierta dentro de la actividad inversora en M&A.
  • Los inversores parece que no tienen excesivas preocupaciones por factores negativos adversos como las guerras comerciales o el calentamiento global.

Pese a la alteración que están viviendo los mercados, hay algunas temáticas de inversión que de cara al largo plazo pueden proporcionar interesantes réditos a las carteras. Una de ellas son las fusiones y adquisiciones que se producen en las compañías y que crean importantes movimientos en los mercados.

En este sentido, Livingstone ha desarrollado un informe a través del cual analiza cómo está evolucionando el espacio de lo que llaman al otro lado del Atlántico actividad M&A para observar qué segmentos se están calentando más en España y Portugal. Con ello, se puede intentar captar dónde existen mayores operaciones corporativas que en bolsa suelen dar, de media, resultados óptimos.  

Así las cosas, la firma de análisis destaca que hemos asistido a otro trimestre de buen rendimiento para las fusiones y adquisiciones en la región de Iberia, sin que se vislumbren signos de desaceleración. Todos los indicadores señalan, sostiene, que “España vuelve a pisar fuerte”, lo cual desvela potencial para algunas empresas durante los próximos meses.  

Durante el tercer trimestre, el volumen de operaciones se mantuvo estable de manera notable en España y Portugal, registrando un volumen similar al del segundo trimestre de 2018. Los sectores en los que se produjeron un mayor número de transacciones fueron servicios (42), industria (29) y consumo (24).

No obstante, si hablamos de subsectores, el mercado mostró más movimiento. Algo que anticipa calentamiento para fechas futuras. En el tercer trimestre, las transacciones se dividieron casi a partes iguales entre los subsectores de energía (11), servicios financieros (11), industrial (9) y ocio (9). Unos resultados que varían mucho respecto a los del segundo trimestre, cuando el sector ocio encabezaba la lista (19), seguido de las compañías médicas (14) y el sector servicios (13), según Livingstone. 

Leer más: Por qué el efectivo puede ser el activo ganador para los inversores

Tal y como describe Livingstone, este hecho “sugiere que los inversores están yendo más allá de las tradicionales fortalezas de España (actividades recreativas y de ocio) hacia oportunidades menos evidentes”. 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que prevé dos años más de crecimiento, espera fuertes exportaciones y creación de empleo en los próximos años. No es de extrañar, destaca, que “la proporción actual entre las operaciones con compradores internacionales y las nacionales sea del 53% frente al 47 %, respectivamente”, unos valores muy similares a los registrados en el resto de los submercados de la Unión Europea. Así las cosas, los inversores europeos ven grandes oportunidades en España y Portugal.

Despreocupación ante catalizadores negativos

Desde la casa afitman que resulta bastante llamativo que los inversores parecen estar relativamente despreocupados ante posibles escenarios no deseados como:

  • Burbujas inmobiliarias. Diez años después de la crisis financiera, la preocupación sobre el sector inmobiliario está comenzando a crecer de nuevo, esta vez en el segmento alto del mercado. Un estudio de UBS concluyó recientemente que varias ciudades están en riesgo de que estalle una burbuja inmobiliaria, incluidas cuatro ciudades financieras importantes como Hong Kong, Múnich, Toronto y Londres. El exceso de construcción en el mercado de Nueva York también está generando ansiedad en la Gran Manzana.
  • Guerras comerciales. Si bien muchas compañías temen que las guerras comerciales puedan afectar a su negocio, el mercado de fusiones y adquisiciones parece, en general, indiferente ante las preocupaciones sobre aranceles.
  • Calentamiento global. El largo y caluroso verano de 2018 ha generado cierta preocupación en la comunidad inversora. El Reino Unido ha tenido uno de los veranos más calurosos de la historia, mientras que en Estados Unidos el verano ha sido el cuarto más cálido nunca registrado. Estas olas de calor tienen un impacto directo en la economía: solo en California, los funcionarios del estado estimaron que el coste de los daños causados por los incendios forestales durante el verano superó los 845 millones de dólares.

Te puede interesar