Pasar al contenido principal

Estas son las tres cosas que pueden hacer descarrilar el acuerdo del Brexit de Theresa May

Britain's Prime Minister Theresa May replies to questions after speaking at the Confederation of British Industry's (CBI) annual conference in London, Britain, November 19, 2018.
La primera ministra de Reino Unido, Theresa May. Reuters / Toby Melville
  • La aprobación del acuerdo final del Brexit está encontrando más problemas de los previstos por los negociadores.
  • Las negociaciones están centradas en acabar el documento donde se recogen las aspiraciones de Reino Unido y la UE para su futura relación.
  • La falta de progresos en asuntos como la pesca o Gibraltar incluso han hecho que se especule con el retraso de la cumbre de la UE prevista para el domingo.  

Theresa May volverá a Bruselas el sábado, por segunda vez esta semana, con la esperanza de conseguir el visto bueno para el texto final del acuerdo del Brexit. Los negociadores tiene ya tienen el sí para el texto de 585 páginas, que se conoce de manera oficial como Acuerdo de Salida y trata algunos temas espinosos como el pago que tiene que afrontar Reino Unido por su salida de la UE o el mecanismo de salvaguarda de Irlanda. 

La atención está ahora puesta sobre el desarrollo del texto final de lo que se denomina como declaración política, un documento mucho más corto donde se detallan las aspiraciones de Reino Unido y la UE para su futura relación. Frente el Acuerdo de Salida, este documento no tiene una vinculación legal pero actúa como una declaración de intenciones para ambas partes.  

Sin embargo, están surgiendo algunos problemas con esta declaración de intenciones que están complicando las previsiones de los negociadores. Esto ha llevado a que incluso se especule con el retraso de la cumbre de la UE prevista para el domingo por la falta de progreso en algunos frentes. 

Esto podría suponer un desastre para Theresa May, que tenía la esperanza de cerrar los flecos del acuerdo estos días para que los líderes de la UE firmaran el acuerdo del Brexit el domingo. Aquí están las claves de los problemas que están frenando las negociaciones: 

1. Gibraltar

 

The Rock of Gibraltar stands behind La Linea de la Concepcion city on April 4, 2017 in Spain. Tensions have risen over Brexit negotiations for the Rock of Gibraltar.
The Rock of Gibraltar stands behind La Linea de la Concepcion city on April 4, 2017 in Spain. Tensions have risen over Brexit negotiations for the Rock of Gibraltar. Getty / Pablo Blazquez Dominguez

El minúsculo territorio de Gibraltar tiene la capacidad de generar grandes problemas para los negociadores del Brexit. El peñón situado en el sudeste de España ha sido territorio británico durante tres siglos, pero su economía está fuertemente enfocada a los servicios y está ligada al flujo constante de trabajadores que cruzan la frontera con España, que suponen la mitad de su fuerza laboral. 

Se da la circunstancia de que Gibraltar es un territorio autónomo con 34.000 residentes, la mayoría de ellos británicos y un 97% de los cuales votó a favor de permanecer en la UE en el referéndum de 2016. Las reivindicaciones de España sobre este territorio han sido constantes, en parte relacionadas con el status especial del mismo, que está adherido a la UE pero con sus relaciones gestionadas desde Londres y sin ajustarse a todas las regulaciones comunitarias, por ejemplo, a sus normas fiscales. 

A Reino Unido le gustaría no tener que entrar en detalles sobre este punto en la declaración política. Pero, Pedro Sánchez ya ha dicho que rechazará el acuerdo del Brexit si no existe claridad sobre el status de Gibraltar. 

"Tal y como están las cosas hoy si no hay cambios sobre Gibraltar, España votará no al Brexit", dijo Sánchez el martes. 

El artículo 184 del borrador del Acuerdo de Salida se apunta que Reino Unido y la UE "negociarán rápidamente los acuerdos relacionados con su relación" durante el periodo de transición de marzo del próximo año. Pero, el presidente del gobierno español quiere que esto quede más claro. 

Un portavoz de la Comisión Europea esta semana reiteró el compromiso de la UE de que ningún acuerdo de Brexit entre la UE y Reino Unido pudiera aplicarse a Gibrarltar sin un acuerdo entre España y Reino Unido. Este es un gran problema que debe resolverse pronto. 

2. Pesca

 

Fishing boats protest
Protesta de barcos pesqueros británicos. Getty

La pesca es una de las áreas que más debate genera entre Reino Unido y la UE. Reino Unido quiere que la declaración política les considera como "un estado costero independiente" lo que conllevaría negociar el acceso de los barcos de la UE a sus aguas anualmente. 

Sin embargo, Francia, Dinamarca, Países Bajos y Bélgica quieren fijar como condición previa a los futuros acuerdos comerciales que continúen los actuales acuerdos pesqueros. La cuota pesquera que se ajusta actualmente mediante una fórmula genera resquemor entre los pescadores británicos que consideran que los pesqueros de la UE tienen demasiado acceso a las aguas británicas.

3. Futuro comercial

The European Union's chief Brexit negotiator Michel Barnier looks on at the start of the EU Commission's weekly college meeting in Brussels, Belgium, November 21, 2018
The European Union's chief Brexit negotiator Michel Barnier looks on at the start of the EU Commission's weekly college meeting in Brussels, Belgium, November 21, 2018 Reuters / Francois Walschaerts

Para Theresa May la declaración política es, sobre todo, una herramienta necesaria para vender a sus ministros más escépticos el acuerdo alcanzado para el Brexit.

Con ese objetivo, May quiere utilizar un lenguaje especialmente ambicioso a la hora de hablar de la futura relación comercial con la UE. Esa disposición podría, según calcula, convencer a sus colegas de que la polémico cláusula "de salvaguarda" para evitar una frontera dura en Irlanda nunca será necesario.

Pero varios países, incluyendo a Francia y Alemania y otros socios comerciales de Reino Unido se oponen a cualquier cita que insufle falsas esperanzas de que Reino Unido pudiera entrar en el mercado único, según publica The Financial Times

La UE ha rechazado en varias ocasiones aquellas propuestas donde se incluyan elementos del mercado único en el plan de salida de May. Se resisten a que la primera ministra deje la puerta abierta a futuras negociaciones sobre este tema. 

Te puede interesar