Pasar al contenido principal

Este es el motivo del despido del secretario de estado del EE.UU.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, junto a Donald Trump, presidente de los Estados Unidos.
El secretario de Estado, Rex Tillerson, junto a Donald Trump, presidente de los Estados Unidos. Reuters
  • Los funcionarios de la Casa Blanca aseguran que el factor decisivo en el despido del Secretario de Estado, Rex Tillerson, ha sido su punto de vista sobre Corea del Norte.
  • Las fuentes dicen que la política de diálogo de Tillerson entró en conflicto con el enfoque rígido de la estrategia del presidente Donald Trump.
  • Trump ha propuesto que se reemplace a Tillerson por el director de la CIA, Mike Pompeo, que parece estar sintonía con él con respecto a las relaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte.

Los funcionarios de la Casa Blanca aseguran que el factor decisivo en el despido del Secretario de Estado, Rex Tillerson, ha sido su punto de vista sobre Corea del Norte. Su estrategia a menudo entraba en conflicto con la del presidente Donald Trump, según un informe de la CNN.

Un día después de que Trump aceptase la invitación del líder norcoreano Kim Jong Un para reunirse, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, despertó a Tillerson con una llamada telefónica, según revelan varias fuentes. Kelly entonces le informó de que su cargo como secretario estaba llegando a su fin.

Pocas horas antes de que Trump tomara la decisión de aceptar la invitación de Kim Jong Un, Tillerson avisó de que Estados Unidos estaba "muy lejos de las negociaciones".

Aunque los mensajes contradictorios de Tillerson pueden no haber sido la gota que colmó el vaso, según se informa, su docilidad a la hora de tratar con Corea del Norte había desbaratado la estrategia de Trump para establecer una "presión máxima" sobre el país.

Tillerson, que se opuso a un "cambio de régimen" y a una "reunificación acelerada de la península", abogó por la vía diplomática para mitigar la guerra dialéctica entre la Casa Blanca y Corea del Norte.

"Vamos a conocernos, podemos hablar del tiempo si quieres", dijo Tillerson en diciembre. "Podemos hablar sobre si va a ser una mesa cuadrada o una mesa redonda si eso es lo que te entusiasma. Pero al menos podemos sentarnos y conocernos cara a cara."

Mientras tanto, Trump seguía despotricando contra Corea del Norte en varios discursos y tuits. En un momento dado, Trump pareció burlarse de Tillerson debido a su enfoque diplomático.

"Le he dicho a Rex Tillerson, nuestro maravilloso Secretario de Estado, que está perdiendo el tiempo tratando de negociar con "el pequeño hombre del cohete...", publicó Trump en Twitter en octubre, refiriéndose a Kim Jong Un por el sobrenombre con el que se lo conoce popularmente en EE.UU.

El director de la CIA, Mike Pompeo, ha sido el reemplazo propuesto por Trump para sustituir a Tillerson, quien ha mantenido lazos más fuertes con la Casa Blanca que su predecesor, particularmente en las relaciones con Corea del Norte. La estrategia de Pompeyo sobre el país enemigo parece estar más en sintonía con la línea combativa de la administración Trump que la de Tillerson.

"Creemos que Kim Jong Un, utilizará todas las herramientas que pasen por su mano para otras cuestiones además de para proteger su régimen, y eso es, para presionar sobre su objetivo final: la reunificación de la península bajo su autoridad", declaró Pompeo el pasado enero.

Otros funcionarios de inteligencia coincidieron en que las opiniones de Pompeo sobre Corea del Norte se alinean con las de Trump.

"Creo que está bastante claro que Mike Pompeo se encuentra en la misma onda, filosóficamente hablando, que el presidente Trump", informó el martes el ex director de Inteligencia Nacional, James Clapper, a CNN.

Te puede interesar