Pasar al contenido principal

Este gráfico muestra cómo se ha hundido la popularidad de Facebook por el escándalo de Cambridge Analytica

Facebook
Pexels

El escándalo de Cambridge Analytica ha generado una de las mayores crisis de la historia de Facebook, cuya popularidad se ha desplomado en las últimas semanas tal y como demuestra una reciente encuesta en Estados Unidos que refleja también cómo ha golpeado la polémica al resto de las gigantes tecnológicas.

Mark Zuckerberg tiene unos cuantos motivos para preocuparse. El CEO de la red social, hasta hace poco considerado como uno de los grandes genios de su generación, tiene que lidiar contra un temporal que no amaina a raíz de la publicación del uso inadecuado de los datos de más de 50 millones de usuarios por parte de Cambridge Analytica, una empresa de datos que se dedicaba a realizar anuncios políticos segmentados en la red social y que alardeaba de haber interferido en 200 procesos electorales de todo el planeta.

Después de guardar silencio durante días, Facebook decidió mover ficha para intentar contrarrestar la mayor crisis de toda su historia, no solo por lo publicado en los medios de comunicación sino por el desplome de las acciones en bolsa. Ahora, una encuesta realizada por SurveyMonkey para la consultora Axios viene a confirmar todas las sospechas: los usuarios han comenzado a dar la espalda a Facebook a raíz del escándalo de Cambridge Analytica.

Según esta encuesta publicada por Axios el índice de popularidad de Facebook —que mide las opiniones positivas frente a las negativas por parte de los encuestados— ha caído en 28 puntos, un desplome mayúsculo que deja a la red social al borde del suspenso. La encuesta, realizada entre el 21 y el 23 de marzo a más de 2.800 estadounidenses, compara los datos obtenidos con los del anterior sondeo, realizado entre el 23 y el 26 de octubre cuando no se conocían las actividades oscuras de Cambridge Analytica.

La caída de la popularidad de Facebook se hace especialmente notable según apunta Axios entre los votantes Demócratas, lo que suena bastante lógico a raíz de los vínculos de Cambridge Analytica con la órbita de la campaña electoral de Donald Trump que han llevado a Robert Mueller, el fiscal especial para investigar las injerencias rusas en las últimas elecciones presidenciales estadounidenses, a estudiar posibles ilegalidades.

Crisis para todas las tecnológicas

Todo este escándalo ha provocado una reacción en cadena en el resto de las grandes compañías tecnológicas, que han sufrido también un importante retroceso en su popularidad tal y como refleja esta encuesta, que señala a Amazon, Google, Apple, Twitter y Microsoft como perjudicadas.

Curiosamente, Uber ha conseguido mantener su popularidad entre los encuestados a pesar de haber aparecido en los titulares de medio mundo después de que uno de sus coches autónomos atropellase mortalmente a una mujer en Estados Unidos, en el primer caso de accidente mortal a manos de un coche autónomo.

La encuesta mantiene a Google como la empresa tecnológica más popular entre los usuarios estadounidenses, con un saldo muy positivo (+64) a pesar del retroceso cosechado respecto al anterior sondeo. En segunda posición empatan Microsoft y Amazon, protagonista de una de las caídas más significativas según este sondeo.

Leer más: Cinco verdades incómodas sobre la fuga masiva de datos de Facebook

Apple también retrocede a pesar de que se ha mostrado muy crítica con el escándalo de Cambridge Analytica, hasta el punto de que Tim Cook ha criticado veladamante la recopilación intensiva de datos por parte de Facebook —acusada de almacenar incluso los datos de las llamadas y SMS de los usuarios de móviles Android— y ha pedido más regulación.

"La encuesta muestra una enorme caída para Facebook, Twitter y Google. Pero recuerda que son servicios gratuitos: la gente habla mucho de cerrar su cuenta, pero sospecho de que la mayoría buscan lo que estas empresas están ofreciendo", explica Ina Fried, analista de tecnología de Axios.

La consultora destaca que la crisis de credibilidad se centra en las empresas, no en la tecnología: la mayoría de los encuestados (72%) todavía cree que la tecnología tiene un efecto positivo en la sociedad.

Anuncios a toda página en los periódicos

El sondeo muestra que la crisis está todavía muy lejos de cerrarse para Facebook, que se enfrenta ahora además a otra polémica por la recopilación de datos de llamadas y SMS durante años a través de sus aplicaciones para móviles Android desvelada este mismo fin de semana.

Con el objetivo de intentar apagar el incendio Mark Zuckerberg publicó la semana pasada un extenso mensaje en su perfil personal en la red social y ha pagado anuncios a toda página en varios diarios estadounidenses para pedir perdón por lo sucedido.

"Si Facebook fuera un candidato político este tipo de cambio en la opinión pública provocaría una respuesta rápida y masiva. Para Facebook, ese proceso acaba de empezar", sostienen desde Axios. 

La red social de Zuckerberg logró unos extraordinarios resultados económicos en el pasado año, aunque las cifras internas hablaban ya en el último trimestre de un cierto significativo en el uso de su servicio y una caída de usuarios diarios activos en Estados Unidos.

Pese a ello los inversores se fijaron en el aumento de los ingresos medios por usuario de la plataforma, que han crecido significativamente en los últimos años —en buena medida por el uso de la publicidad segmentada que ahora está en el centro de la polémica por el escándalo de Cambridge Analytica— hasta superar los 26 dólares.

Las acciones de Facebook cayeron más del 13% durante la semana pasada y todavía es pronto para hablar de una posible recuperación de la imagen —o de la cotización bursátil— de la empresa.

Te puede interesar

Lo más popular