Pasar al contenido principal

Este gráfico muestra que la situación actual no es igual que 2008 en los mercados

Trader observa atentamente la cotización en Wall Street
  • Muchos expertos recomiendan tener cautela ante la situación en Wall Street en el que se ha iniciado un repunte de la volatilidad importante.
  • Los temores a que se produzca una nueva recesión avanzan, como muestra la probabilidad que otorga JP Morgan a que se desate una nueva crisis en los dos próximos años.
  • Sin embargo, un gráfico de Morgan Stanley desvela que aún no se ha plasmado una de las cifras que sí deberían preocupar a los inversores en relación con las empresas cotizadas.

Durante los últimos meses hemos asistido a múltiples mensajes por parte de muchos analistas. Las altas cotas alcanzadas en Wall Street no quedaron ajenas a nadie y por eso el mensaje más repetido era el de la cautela, aunque cierto es que muchas voces autorizadas se han posicionado a favor de la continuidad de la tendencia en la bolsa norteamericana. 

La realidad es que la sobrevaloración de muchos activos llevó al pinchazo de los índices más importantes del parqué neoyorquino en el año 2008. Por eso, hay temor de que estemos asistiendo a una burbuja bursátil y que tarde o temprano todo lo que se ha ido construyendo en los últimos años salte por los aires. 

En este sentido, algunos economistas ya han alertado de que la siguiente crisis económica será peor que la que vimos hace ya diez años, incluso remontándose a décadas atrás. 
Incluso, recientemente JP Morgan escribió en una última nota que la probabilidad de una recesión en Estados Unidos dentro de un año es de casi del 28%, mientras que aumenta a más del 60% en los próximos dos años. En los próximos tres años, las probabilidades son superiores al 80%, según su análisis.

No obstante, a pesar de que algunos indicadores han llegado a alcanzar niveles que no se veían hace tiempo, aún no hay indicios de que la próxima gran recesión se vaya a desarrollar en el marco temporal más inmediato.

Leer más: Cómo invertir en bolsa desde cero: 12 consejos para principiantes

Hay un gráfico en concreto que los analistas de Morgan Stanley ven como clave para entender que al ciclo aún le queda algo de recorrido. Para ser más exactos, el crecimiento en el conjunto del año de los beneficios por acción de las compañías norteamericanas sigue acelerándose (se espera un aumento de más del 22%). También se estima que las ganancias corporativas repunten en torno al 10% en 2019.

Beneficios por acción de las compañías cotizadas en Wall Street
Morgan Stanley

Comparativamente con 2008 el esquema resulta bastante distinto. Y es que ya incluso en 2007, año previo a la quiebra de Lehman Brothers, ya se produjo una contracción en los beneficios presentados por las cotizadas en el mercado de Estados Unidos. Una reducción que se vio acrecentada hasta el 26,1% al año siguiente. Es decir, una fotografía completamente opuesta a la situación actual. 

Además, se observa una evolución constante y creciente desde finales de 2016 hasta el día de hoy. Por tanto, no hay síntomas de desaceleración en los beneficios de las compañías y solo las gestoras de fondos recomiendan estar alerta en el caso de que la Reserva Federal decida subir los tipos de interés de una manera más agresiva que la que ha desarrollado en los últimos tiempos.
 

Te puede interesar