Pasar al contenido principal

Esto es lo que se paga de impuestos en cada comunidad

Trámites para matricular un coche extranjero en España: La visita a la Agencia Tributaria

Las comunidades autónomas tienen la capacidad de establecer tributos propios y la utilizan. Así lo refleja el informe anual Panorama de la Fiscalidad Autonómica y Foral que elabora el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF). Según este estudio, las comunidades han aprobado un total de 732 tipos, reducciones, deducciones o bonificaciones, algo que según la propia REAF muestra un uso "exagerado" de las capacidades normativas y demuestra también que vivir en una comunidad u otra, afecta a tu bolsillo.

Si hablamos del IRPF (impuesto sobre la renta de las personas físicas), que es el que liquidamos cuando hacemos la declaración de la Renta, vemos que hay diferencias entre pagar impuestos en un lugar y en otros. De todas las comunidades autónomas, Cataluña es la comunidad que más castiga a las rentas bajas y medias en lo que se refiere al pago del IRPF.

En cuanto a las rentas más altas, por encima de los 100,000 es Valencia donde el IRPF les resultará más caro. La Comunidad de Madrid se coloca como la comunidad en la que menos esfuerzo fiscal se exige al contribuyente sea cual sea su salario.

Así, una vez superados los 12.000 euros de ingresos, la cifra hasta la cual no hay que pagar IRPF, los contribuyentes que cobran hasta 30.000 euros en Cataluña tienen los tipos de gravamen más altos de toda España. En el lado opuesto, tanto madrileños como canarios gozan del trato fiscal más reducido de todo el territorio nacional.

Leer más: Banco de España: el PIB sube un 0,8% en el cuarto trimestre pese a las tensiones políticas en Cataluña

De esta manera un salario de 16.000 euros anuales, el más común en España, paga de media 1.611 euros de IRPF en Cataluña, frente a los 1.434 que resultan en la Comunidad de Madrid. En el tramo del salario medio de 20.000 euros, en la comunidad catalana se pagan 2.510 euros, mientras que en la comunidad gobernada por Cristina Cifuentes se abonan 2.303 euros.

Para los contribuyentes de rentas en torno a los 45.000 euros, Extremadura aparece como la región en la que más se tributa, seguida de Aragón, Baleares, Cataluña, Galicia y Murcia. En las franjas más altas, a partir de los 100.000 euros, es Valencia la comunidad en la que se paga mayor IRPF.

Impuestos sobre sucesiones y patrimonio

En cuanto a los cambios tributarios para 2018 que refleja este resumen fiscal, la tendencia de las comunidades autónomas ha sido bajar los impuestos que gravan las herencias.

Según indica el informe cinco autonomías han rebajado el impuesto sobre sucesiones para las herencias entre familiares directos en 2018. Estas son Andalucía, Asturias, Castilla y León, Extremadura y Murcia. Por contra las dos autonomías que lo han incrementado han sido Cantabria y Navarra.

Siguiendo el ejemplo mostrado por el REAF, de una tributación de una herencia de 800.000 euros que recibe de sus padres un contribuyente soltero, la comunidad autónoma que menos impuestos pagaría en 2018 sería  Andalucía, con cero euros. La seguirían Canarias, Madrid y Murcia. Por contra las comunidades autónomas donde más se pagaría por impuesto de sucesión serían Aragón, con 155.394 euros, Asturias donde se abonarían 103.135 euros y Castilla y León con 81.018 euros.

Leer más: Las dos velocidades del precio de la vivienda en España

En el caso de donar en vida dicha herencia, Andalucía sería la comunidad autónoma donde mayor impuesto de donaciones se pagaría. En el lado opuesto, Canarias se sitúa como la comunidad autónoma donde menos se pagaría por donación.

En cuanto a Patrimonio, para 2018, la única comunidad que ha decidido elevar el impuesto sobre transmisiones patrimoniales ha sido Cantabria, aunque cabe resaltar que muchas otras autonomías ya lo incrementaron en ejercicios anteriores. En este aspecto Madrid sobresale una vez más con una presión fiscal bastante menor, mientras que Cantabria, Cataluña, Galicia, y Valencia presentan los gravámenes más elevados cuando no está destinado a vivienda.

Como refleja el informe elaborado por el REAF, en total, las comunidades han aprobado 732 modificaciones en los tributos que les permite la regulación. Un hecho que no influye en un incremento de la recaudación, ya que el 82% de los ingresos impositivos de las comunidades autónomas provienen de lo recaudado en IRPF, IVA e Impuestos Especiales y, apenas el 2,2% de los impuestos propios de cada CCAA.

En este sentido, Cataluña también es la comunidad autónoma de España más activa en la creación de tributos propios. De los 82 impuestos propios que han desarrollado las comunidades autónomas, 18 de ellos son exclusivos de la comunidad catalana.

Te puede interesar

Lo más popular