Pasar al contenido principal

Esto es lo que puedes hacer para perder peso, y no es ejercicio físico

Entrenamiento
Shutterstock

Cuenta tus pasos. Ve al gimnasio. Ve a trabajar en bicicleta. Si has intentado perder peso, sabes que es importante moverse. Ponemos el énfasis en entrenar para "quemar" lo que comemos, pero los expertos dicen que hemos obviado el verdadero problema: lo que comemos.

"Hay un mito persistente que consiste en creer que se pueden quemar las calorías con ejercicio", afirmó a Business Insider Andy Bellatti, dietista y cofundador de Dietistas para la Integridad Profesional.

En realidad, ser activo es importante para tu estado de ánimo y tu bienestar general, pero por lo general el ejercicio no deriva en una rápida pérdida de peso.

Sin embargo, cambiar lo que comes sí que podría ayudarte.

Los cambios en la dieta son especialmente importantes al comienzo de cualquier nuevo plan de pérdida de peso, ha dicho Bellatti, ya que las personas que intentan perder peso haciendo horas de ejercicio al día pueden desanimarse cuando los kilos no desaparecen mágicamente. Es mejor que te concentres en realizar cambios graduales en tu dieta, como empezar a comer más verduras y reducir los carbohidratos refinados.

Un análisis reciente de estudios en los que se examinó a más de 3.000 adultos obesos que habían perdido peso con una dieta baja en calorías, comparó cómo mantuvieron su peso al cambiar de dieta o al comenzar a hacer ejercicio regularmente. Mientras que seguir una dieta saludable parecía ayudar a mantener esa pérdida de peso, "no se observaron mejoras significativas con el ejercicio", concluye el estudio.

Una razón por la cual la dieta puede jugar un papel tan importante en la pérdida de peso es que el ejercicio consume menos calorías de lo que la mayoría cree, ha afirmado Philip Stanforth, profesor de ciencias del deporte en la Universidad de Texas y director ejecutivo del Instituto de Fitness de Texas.

Comida rápida
Flickr/@kevinv033

Esto es especialmente cierto cuando se compara con el alto contenido calórico de procesados y de comida rápida como hamburguesas, patatas fritas y batidos. La comida rápida puede sumar miles de calorías, algunas veces excediendo la cantidad que la mayoría de los adultos necesita en un día.

"Pensando prácticamente, tenga en cuenta que tendría que caminar 56 kilómetros para quemar 3.500 calorías", ha dicho Stanforth. "Eso es mucho".

Esto no quiere decir que el ejercicio no sea importante.

Otro gran análisis que examinó a 1.000 adultos sugirió que a largo plazo (un año o más), un plan de pérdida de peso que combine un régimen alimenticio saludable y ejercicio regular les ha ayudado a perder más peso si solo hubieran hecho dieta o ejercicio.

Investigaciones recientes también sugieren que cuando se trata del cerebro, el ejercicio aeróbico puede ser el fármaco maravilloso que hemos estado buscando durante mucho tiempo. No solo se han relacionado los entrenamientos de cardio con una mejora del estado de ánimo; también se ha encontrado que protegen contra el declive relacionado con la edad e incluso pueden mejorar la memoria.

"Si bien el ejercicio puede no ser la clave para perder peso, es importante para la salud en general, especialmente para la salud mental", ha afirmado Bellatti.

Te puede interesar