La historia de 'La Terminal' se hace realidad: un estonio estuvo 110 días atrapado en el aeropuerto de Manila después de declararse el estado de alarma por coronavirus

Roman Trofimov
Roman Trofimov
Roman Trofimov

Facebook

  • Roman Trofimov se quedó atrapado en el área de salidas del aeropuerto de Manila en Filipinas tras llegar en un vuelo de AirAsia desde Bangkok el 20 de marzo.

  • Trofimov había estado viajando por el sudeste asiático y, según The Sun, le quitaron su pasaporte antes de pasar por inmigración.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

El estonio Roman Trofimov se quedó atrapado en el área de salidas del aeropuerto de Manila en Filipinas tras llegar en un vuelo de AirAsia desde Bangkok el 20 de marzo.

Trofimov había estado viajando por el sudeste asiático y, según The Sunle quitaron su pasaporte antes de pasar por inmigración.

Tenía un vuelo hacia la provincia de Cebú pautado para el mismo día —20 de marzo— y un vuelo de regreso a Bangkok para el 2 de abril.

Sin embargo, ambos fueron cancelados debido al COVID-19.

Además, AirAsia tampoco pudo devolverlo a Tailandia como consecuencia de las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus.

Leer más: Las aerolíneas podrían ser bastante agresivas a la hora de recuperar sus frecuencias, lo que representaría una amenaza para sus propios beneficios

"AirAsia dijo que debo esperar a que termine la cuarentena antes de que se me permita volar, no conozco más detalles", escribió en su cuenta de Facebook.

También se le negó la entrada a Filipinas porque no se estaban emitiendo visados para extranjeros. Así, Roman Trofimov quedó atrapado en el aeropuerto de Manila por 110 días sin ningún lugar a donde ir —una historia que recuerda a la de la película protagonizada por Tom Hanks La Terminal—.

Mientras lamentaba su situación, la comparaba con ser un prisionero. "He estado atrapado aquí por más de 100 días. Necesito ayuda para salir", dijo.

El turista comentó que había pedido ayuda a su embajada pero que no pudieron organizar un vuelo de repatriación.

Leer más: Qatar Airways ahora está exigiendo que todos los pasajeros lleven una pantalla además de una mascarilla, excepto en clase 'business'

Estuvo durmiendo en la sala de salidas del aeropuerto y, gracias al personal, consiguió sobrevivir con alimentos y bocadillos que le donaban.

Pero si estar atrapado durante 110 días en el aeropuerto fuera poco, a esto hay que sumarle que Trofimov también padece una discapacidad.

"Soy una persona con discapacidad, mi salud está empeorando debido a la desnutrición, la falta de sol y el aire fresco. No tengo otra opción pero, para hacerlo público, por favor compártelo con las agencias de noticias".

Fue así como el estonio pudo volver a su país.

Finalmente, tras llegar su historia a los medios de comunicación y enterarse las autoridades, el pasado 7 de julio pudo regresar a Estonia.

Lo consiguió gracias al llamado 'pasaporte gris', que Estonia otorga a las personas de ciudadanía poco clara.

Según las autoridades del país, también se expide a personas con derechos de residencia en Estonia que no pueden obtener otro pasaporte.

"Es importante tener en cuenta que voló a Filipinas en un momento en que los países anunciaron que estaban bajo estado de alarma por coronavirus y el Ministerio de Relaciones Exteriores advirtió que era peligroso viajar", señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores de Estonia en un comunicado.

LEER TAMBIÉN: Patatas fritas de Mercadona: ¿Quién fabrica cada una de las 15 variedades de Hacendado?

LEER TAMBIÉN: El coronavirus se vuelve más infeccioso: ahora cada paciente puede contagiar el COVID-19 a 4 personas más, según un experto de Hong Kong

LEER TAMBIÉN: 23 trucos para ahorrar dinero al comprar en Amazon que probablemente no conocías

VER AHORA: Por qué regalamos en Navidad y cuáles han sido los hits de este año