Por qué estos edredones son los más caros del mundo

  • El plumón se utiliza para el relleno de algunos edredones, aunque muchas marcas de ropa han expresado su intención de dejar de usar el proveniente de aves y comenzar con los derivados sintéticos.
  • Este edredón, que proviene del plumón del eider salvaje de Islandia, no implica ningún tipo de maltrato ni la recolección de los medios de subsistencia de los patos.
  • Descubre más vídeos en el canal de YouTube de Business Insider España.

A nivel mundial, China es el mayor productor de plumón. Según la asociación Personas por la Ética en el Trato a los Animales (PETA), el 80% del material proviene del gigante asiático y se usa para relleno de chaquetas, sacos de dormir y ropa de cama.

PETA realizó una investigación en Estados Unidos y Asia sobre el origen de las plumas y el plumón y grabó imágenes desalentadoras de maltrato animal para conseguir tales productos.

Ante las brutales imágenes (pueden ser muy fuertes para algunos lectores), diferentes fabricantes textiles se comprometieron a usar en su ropa sustitutos sintéticos. Entre estas, las más conocidas Adolfo Domínguez y Primark.

El proceso de producción se puede comparar con el del foiegras, ya que utiliza aves vivas, lo que se conoce como "desplumado en vivo". Este está prohibido en Europa, aunque según PETA se seguía utilizando.

Sostenibilidad al alcance de todos: estas son las 10 tiendas que cuidan del medio ambiente que debes conocer

Teniendo un sustituto confiable e hipoalergénico como las fibras sintéticas, la asociación no entiende por qué se sigue realizando este proceso que conlleva el sufrimiento de los animales vivos.

Sin embargo, en Islandia existe otro tipo de plumón, el cual se recolecta de manera sostenible y para proteger a los patos eideres. Todo ello repercute en el precio, consiguiendo los edredones más caros del mundo.

Recolección respetuosa y sostenible del plumón

eider Islandia
Andreas Trepte

Andreas Trepte

Las hembras del eider son las encargadas de crear un nido en regiones cercanas al mar, el cual recubren con el famoso plumón de este pato.

Los recolectores islandeses, que producen alrededor del 80% de los derivados de este plumón, recorren las diferentes islas buscando nidos que se han abandonado.

Si no se recogieran, los nidos acabarían volando y, por ende, siendo inútiles, por lo que no implica la destrucción del hábitat de los eideres.

A ello hay que sumar la gran labor de protección que implica el trabajo de los recolectores, ya que se dedican a limitar las zonas donde están presentes los eideres, consiguiendo que se salven de sus depredadores.

Por ello, solo se producen 4 toneladas anuales de este cálido material y el precio de los edredones puede oscilar los 7.000 euros, lo que le convierte en el más caro de todo el mundo. Para un solo kilogramo, se necesitan entre 4 y 5 horas de trabajo.

Aparte, hay que destacar que sus plumones son los más cálidos del planeta, debido a que han de protegerse de las condiciones adversas de las temperaturas propias de los mares fríos del Ártico.

En el vídeo, puedes ver todo el proceso de recolección y elaboración, una labor ardua a la par que sostenible y cuidadosa.

Otros artículos interesantes:

Así se elabora la mejor cerveza artesana de España, que ha conquistado a los restaurantes con estrella Michelin

Esto es lo que sucede en realidad en tu cuerpo cuando te tragas un chicle

Los médicos advierten del peligro de dormir con un edredón nórdico de plumas tras detectar una enfermedad pulmonar en Reino Unido