7 gráficos que revelan que el empleo entra en 2023 en "pausa" por la crisis

Camarero empleado

REUTERS/Guglielmo Mangiapane

  • Si 2022 abrió con un boom de afiliación, parece que la burbuja del empleo se habría terminado pinchando para final de año.
  • 'Business Insider España' elabora una radiografía con los 7 gráficos que revelan el enfriamiento del empleo en 2022 y su tendencia al estancamiento en 2023.

El mercado de trabajo ha entrado en modo pause. El empleo apenas se mueve y, teniendo en cuenta la que está cayendo, no parece una mala noticia.

Si 2022 abrió con un boom de afiliación, parece que la burbuja del empleo se habría terminado pinchando para final de año: aumenta la tasa de paro y vuelve a superarse la barrera de los 3 millones de desempleados. Y, aunque la ocupación también subió, lo hizo con el peor dato desde 2013.

"Después de un ritmo de crecimiento muy intenso, esta es una moderación que esperamos temporal. No prevemos un cambio de tendencia, sino más bien cierta pausa en el ritmo de creación de empleo y de reducción de la tasa de paro", explica el secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Gonzalo García Andrés.

Los días de vino y rosas podrían haber terminado, al menos mientras haya crisis. Aunque España continúa creando empleo, cada vez son más patentes los efectos de la crisis de precios y el miedo a una recesión

"La ralentización en la creación de empleo ya se nota más que nunca, y tiene que ver básicamente con la situación derivada de la inflación, la tensión en los mercados, y el contraste con un primer trimestre de 2022 muy bueno", apunta Javier Blasco, director de The Adecco Group Institute.

A principios de 2022, la economía española pegó un subidón empujada por el turismo y una fuerte demanda que insuflaron optimismo en las empresas. Como resultado, "durante la primavera hubo una anticipación de la contratación muy importante", aclara García Andrés, y el PIB creció un 1,5% en el segundo trimestre.

Pero a partir de la segunda mitad del año, con la inflación tocando máximos y la subida de tipos de interés, el despegue del empleo empezó a truncarse. En el tercer trimestre, el PIB se estancó en el 0,2%.

Jornada laboral de 4 días por semana

"El cuarto trimestre ha sido peor que el tercero, y el tercero peor que el segundo. Ahora se avecina un primer trimestre complejo, porque se perciben señales de agotamiento", añade Blasco.

Según sus cálculos, en el arranque de 2023 "habrá un debilitamiento adicional en la creación de empleo", con un crecimiento del 1,3% en la ocupación y la cifra de parados estancada por encima de los 3 millones de desempleado.

Estos son los 7 gráficos elaborados por BIEspaña que reflejan que el mercado de trabajo entra en 2023 en pausa:

Más de 3 millones de parados... Otra vez

Los últimos datos de paro reflejan que, aunque 2022 fue mejor que 2021, todo fue a peor conforme avanzaron los meses. 

En el conjunto de 2022, el paro bajó en 79.900 personas respecto al año anterior. Sin embargo, es el peor registro desde 2012, cuando el desempleo aumentó en más de 700.000 personas (sin contar con el bajón de 2020 por el COVID). Pero la foto cambia todavía más si se compara trimestre a trimestre. 

A partir de la segunda mitad del año, el paro empezó a subir. Lo hizo en 43.800 personas en el cuarto trimestre en comparación con el tercero, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa publicados por el INE. 

Como consecuencia, la tasa de paro subió del 12,78% del tercer trimestre al 12,87% en el cuarto, y España terminó cerrando el año con más de 3 millones de parados, después de haber logrado bajar de esa cifra en el tercer trimestre de 2022.

Una camarera limpia una terraza en Ronda

El peor dato de ocupación desde 2013

En 2022, el número de ocupados creció un 1,4% interanual, alcanzando los 20,46 millones de trabajadores ocupados. Quitando los datos del peor período de la pandemia, se trata del menor crecimiento desde 2013, año en el que se destruyeron 204.200 empleos. 

"Esto ratifica nuestro escenario: la etapa de fuerte recuperación terminó y ahora viene una etapa de 'mini-crecimiento", pronostica Blasco.

Además, si se compara con el trimestre anterior, resulta que 2022 termina con destrucción de empleo: el número de ocupados cayó en 81.900 personas en el cuarto trimestre respecto al tercero.

Estos datos (que el empleo del cuarto trimestre fuera menor que en el segundo), no ocurrían desde 2013, en el peor momento de la crisis anterior.

Un enfermero controla el monitor de una paciente.

Según datos de la Cámara de España, la caída en el empleo del cuarto trimestre se corresponde únicamente a destrucción de empleo privado, con un descenso de 101.900 empleos, mientras que el público subió en 20.000 personas. 

Jóvenes: más paro y más ninis

En momentos de crisis, los jóvenes tienden a sufrir el golpe en el empleo por partida doble. Por eso no es de extrañar que, aunque el paro cayó en el cómputo global de 2022, entre los jóvenes sí aumentó.

El número de jóvenes en paro menores de 25 años subió en 11.600 personas en 2022, lo que supone un 2,5% más que en 2021, situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 464.100 al finalizar el año pasado.

La tasa de paro juvenil se situó en el 29,26%, 1,4 puntos menos que en 2021 (30,7%), pero 1,7 puntos más que en el tercer trimestre de 2022 (31,01%). Aún así, se trata de la tasa de paro más baja en un final de año desde 2008.

También aumentó la proporción de jóvenes que ni estudian ni trabajan (ninis). Al finalizar 2022, había 931.100 ninis de 16 a 29 años que ni estudian ni trabajan, 18.600 más de los que había a cierre de 2021.

Jóvenes

Más parados de larga duración

 El cuarto trimestre no solo cerró con más parados que en el tercer trimestre. También aumentaron los desempleados que llevan buscando empleo 1 año o más (llamados parados de larga duración).

De los 3,02 millones de parados contabilizados a final de año, el 39,1% eran parados de larga duración (más de un año en el desempleo), que aumentaron en 40.600 personas en el último trimestre del año, un 3,5% más que en el tercero.

Los hogares con todos sus miembros en paro vuelven a superar el millón

 En el tercer trimestre de 2022 España consiguió reducir el número de hogares con todos sus miembros en paro por debajo del millón. Pero la alegría duró poco. 

En el cuarto trimestre, los hogares con todos sus miembros en paro aumentaron en 23.600, un 2,3% más que en el trimestre anterior, alcanzando los 1,047 millones. 

'Annus horribilis' para los autónomos

 Los datos de empleo fueron agridulces para los asalariados, pero también para los trabajadores por cuenta propia. 

2022 cerró con un total de 34.700 autónomos menos, lo que supone, en palabras del presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo amor, "un annus horribilis para el colectivo: 111.200 autónomos menos en sólo un año. Una auténtica catástrofe".

"Los datos son un fiel reflejo de la mala situación que han pasado los autónomos en 2022. Se enfrentan a 2023 con una situación muy delicada, con unos gastos de producción están en muchos casos por encima de los ingresos que están registrando", lamenta Amor.

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.

Etiquetas: Trending, Paro, Inflación, España, Trabajo, Guerra en Ucrania, Crisis, Nuevo empleo