Estos mellizos de 21 años han lanzado un negocio de venta de bases para pizzas que ha facturado más de 360.000 euros en menos de un año

Los mellizos Luke y Owen Buckmaster.
Los mellizos Luke y Owen Buckmaster.

Doughboys Pizza

  • Los mellizos Luke y Owen Buckmaster tenían 20 años cuando lanzaron Doughboys Pizza.
  • El negocio suministra bases de pizza prefabricadas a negocios de hostelería con poco personal.
  • Estuvieron a punto de abandonar la empresa durante la pandemia, pero ahora su facturación se ha ido por encima de los 360.000 euros en menos de un año.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los mellizos Luke y Owen Buckmaster siempre odiaron el colegio: no veían la hora de dejar de ir. 

Cuando lo hicieron, a los 16 años, tomaron caminos diferentes: Owen consiguió un trabajo administrativo en una empresa de construcción, mientras que Luke estudió cocina profesional y trabajó en un pub local.

Luke, de Windsor (Inglaterra), entabló amistad con la dueña del pub y, al enterarse de que tenía problemas para contratar cocineros, empezó a ayudarla a investigar formas rápidas y sencillas de servir la comida sin necesidad de contar con un cocinero cualificado.

Empezó a explorar las bases de pizza prefabricadas, pero no le impresionaron las opciones disponibles en Reino Unido, que, según él, son de mala calidad, más parecidas al cartón que a la pizza.

Pero cuando amplió su búsqueda a Italia, descubrió que los fabricantes hacían bases estiradas a mano y horneadas a la piedra conforme a los cánones. "Nos parecieron increíbles", cuenta Luke a Business Insider.

Lo único que tenían que hacer los negocios de hostelería con poco personal era añadir mozzarella y tomate y meter las pizzas en el horno.

La increíble historia de Elizabeth Holmes, la promesa frustrada de Silicon Valley que consiguió engañar a toda la industria tecnológica

Los mellizos siempre habían querido tener su propio negocio, y ahora tenían ante sí su oportunidad. Lanzaron juntos Doughboys Pizza a principios de 2020, cuando ambos tenían 20 años, trabajando con un fabricante italiano.

Lo hicieron invirtiendo cada uno casi 12.000 euros.

Un mes después del lanzamiento, la pandemia se cebó con clientes potenciales como bares y restaurantes, que se vieron obligados a cerrar.

"Nos paró en seco", recuerda Luke.

Sin saber cuánto duraría la pandemia, aceptaron trabajos en supermercados locales y dejaron el negocio en suspenso. Mantuvieron congeladas las existencias que ya habían enviado desde Italia.

En octubre de 2020, con la pandemia todavía lejos de terminar, decidieron darle otra oportunidad a Doughboys Pizza.

Con la ayuda de consultores a los que pudieron pagar utilizando parte del dinero que habían invertido inicialmente en el negocio, crearon una nueva estrategia e identificaron nuevas áreas que explotar.

Esto incluyó el lanzamiento de un kit de "pizza por correo" inspirado en el rápido crecimiento de las empresas de kits de comida como HelloFresh y Mindful Chef durante el cierre.

Al principio, los kits fueron el motor de las ventas. Las campañas protagonizadas por microinfluencers foodies como @Gemmab.slimming y @The_greedy_ginger ayudaron a correr la voz en las redes sociales, y la marca tiene ahora más de 10.000 seguidores en Instagram.

A medida que la pandemia fue remitiendo y los negocios de hostelería fueron reabriendo poco a poco en abril, el negocio corporativo también creció. La pareja empezó a ponerse en contacto con empresas locales y otras que encontraron en LinkedIn.

"Empezamos desde cero, casi llamamos puerta a puerta", recuerda Luke. "En cierta medida, hicimos venta fría y enviamos muchos correos electrónicos a la gente. Eso hizo que la pelota rodara".

Doughboys Pizza trabaja ahora con unos 250 establecimientos, entre ellos el grupo de hoteles de apartamentos Staycity y un hotel de cinco estrellas en el barrio londinense de Chelsea, así como con pubs, restaurantes y centros de ocio.

Para la entrega del producto, trabajan con Bidfood, que cuenta con una red de distribución de más de 30 almacenes en el Reino Unido

Mes a mes, el negocio creció de forma constante entre un 40% y un 60%. En poco menos de un año, ha generado más de 300.000 libras (360.000 euros) de facturación.

Luke atribuye este volumen de negocio con solo 2 empleados a tiempo completo a una plataforma de comercio electrónico eficaz y a buen un sistema de gestión de los datos de los clientes.

Los mellizos tienen previsto trasladarse a un nuevo almacén en Windsor el mes que viene y contratar a sus 2 primeros empleados.

"Diría que hemos tenido un poco de suerte, así como, obviamente, mucha mala suerte al principio", dice Luke.

Pero, por lo demás, Luke atribuyó a la publicidad del boca en boca la atracción de clientes.

Los gemelos también optaron por no atar a los clientes a contratos largos. Fue una apuesta arriesgada, cuenta Luke, pero que le pareció rentable, ya que el 76% de los clientes B2B con los que ha trabajado alguna vez la empresa siguieron siendo clientes.

Las startups europeas recaudan un récord de casi 9.000 millones de euros en deuda para plantear adquisiciones y ampliar gastos

Un cambio de marca en octubre de 2020 que supuso la renovación del logotipo y el aspecto de la marca, la creación de un nuevo esquema de colores y la definición de las directrices de la marca en cuanto a su tono fue otro gran punto de inflexión para la empresa.

La pareja trabajó con Fresh Studio para desarrollar el aspecto "joven, atrevido y atractivo" de la marca, dice Luke.

En total, han gastado casi 2.500 euros en la creación de la marca desde el inicio de la empresa, lo que les parecía "una pequeña fortuna" al principio. "Creo que ese coste mereció la pena. Le dio a la marca una voz, una personalidad".

Los mellizos han asumido funciones diferentes: Owen se encarga de las finanzas y las operaciones y Luke de las ventas y el marketing.

Pero tener 21 años puede tener sus inconvenientes en el mundo empresarial. En las reuniones, más de un cliente les ha dicho que son más jóvenes que sus hijos, explica Luke. 

Añade además que el negocio tiene "tantos clientes grandes y leales" que "deben estar haciendo algo bien".

Otros artículos interesantes:

Captoplastic, la startup española que impedirá que los microplásticos hereden las aguas de la Tierra

La alemana Delivery Hero toma el control de Glovo en una operación que valora la startup española en 2.300 millones de euros

Zara avanza en la moda sostenible: se alía con la startup LanzaTech para lanzar prendas elaboradas a partir de emisiones de carbono

Te recomendamos

Y además