Estos novios sacaron los colores a los 'invitados fantasma' de su boda difundiendo la factura del gasto por persona que adelantaron a pesar de su ausencia (y consiguen su objetivo)

De boda en boda

New Line Cinema

  • Se acabó la 'gratuidad' de confirmar la asistencia a una boda y no presentarse ni avisar a la pareja: estos novios han dado toda una lección con su iniciativa.
  • Los novios aseguran que no llegaron a remitir la factura, y que la publicación dio sus frutos: no reembolsaron el gasto extra, pero sí consiguieron las disculpas avergonzadas de los retratados con su falta de tacto. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una pareja estadounidense que se casó en Jamaica publicó en Facebook una factura para que la vieran aquellos de sus invitados que confirmaron su asistencia al convite del enlace, pero no se presentaron a la boda y no avisaron.

Lo que llama la atención de esta inusual factura es que el importe por "no llamar, no presentarse" es de 120 dólares por persona, sumando en total 240 dólares. 

El origen de este viral reside en la difusión del editor senior de portada de HuffPost, Philip Lewis. Inmediatamente surgieron opiniones a favor de la sufrida pareja de novios y otros que lo consideraban excesivo.  

"Le enviamos esta factura porque confirmó asiento (s) en la recepción de la boda durante el recuento final", explica la factura.

"La cantidad anterior es el coste de sus asientos individuales. Debido a que no nos llamó ni nos dio la notificación adecuada de que no asistiría, esta cantidad es lo que nos debe por pagar sus asientos por adelantado", finalizaba el documento.

El New York Post identificó a la pareja que había tomado la iniciativa, Doug Simmons y Dedra McGee de Chicago. 

Simmons había publicado originalmente su 'factura de no asistencia sin aviso' en Facebook con el hashtag #PETTYPOST y le dijo Business Insider que nunca llegó a enviar la factura. Al parecer, no hizo falta.

"No la envié porque ellos [los invitados desaparecidos] al verlo en Facebook les generó un gran sentimiento de culpa", explicó Simmons a Business Insider el lunes. 

La iniciativa no estaba motivada por el coste económico para ellos sino como un aviso a todos aquellos invitados a una boda que no deciden no asistir y no decir nada a los organizadores. 

En su caso particular, asegura que les requirió confirmación hasta en 4 ocasiones, y en las 4 les respondieron que acudirían. Excepto que no lo hicieron. 

Al final, los 'invitados fantasma' llamaron a la pareja para pedir perdón por su mala decisión. 

Otros artículos interesantes:

24 regalos de boda únicos para todo tipo de parejas, todos por menos de 100 euros

Soy fotógrafo de bodas desde hace 8 años y estos son los 4 errores más graves que he visto cometer a las parejas

Boda cancelada por coronavirus: estos son los gastos que pueden reclamar y recuperar las parejas afectadas

Te recomendamos

Y además