Las 15 grandes operaciones de los últimos 25 años en el ecosistema emprendedor español

15 grandes exits de los últimos 25 años en el ecosistema emprendedor

Getty

El ecosistema tecnológico y emprendedor español ha entrado en una fase de madurez. Un reflejo de ello son las compras millonarias de startups realizadas por inversores extranjeros en los últimos 25 años, concentradas especialmente en la última década. 

España es el cuarto país europeo por volumen de startups, con 11.100 que emplean a 140.000 personas. Cuenta con 6.446 inversores privados, 366 grupos de inversión, 149 aceleradoras y 99 incubadoras.

Según el Observatorio de Startups de la Fundación Innovación Bankinter, desde 1998 se han producido 288 compraventas (exits) valoradas en 12.800 millones de euros. En 176 casos, no ha trascendido el importe de la operación. El valor medio por desinversión es de 114,32 millones.

Son varias las compañías patrias que han protagonizado un exit por encima de los 500 millones. En 2020, el portal inmobiliario Idealista batió todos los récords tras ser adquirido por el fondo de capital privado sueco EQT. Valorada en más de 1.300 millones de euros, es la mayor operación protagonizada por una tecnológica española hasta la fecha.

En 2021, se produjeron 68 compraventas, casi un 45% más interanual. En el primer semestre de 2022, ya han tenido lugar 52 desinversiones, que suman 1.254 millones de euros. 

La mayor parte de estas operaciones tiene a firmas internacionales del lado comprador, lo que evidencia que el interés de los inversores extranjeros por las startup españolas se ha disparado en los últimos años. 

España tiene ahora mismo la mayor cartera de startup en fases tempranas de su historia. Las compañías van completando rondas de financiación de mayor cuantía, en las que atraen a inversores más potentes y cada vez más internacionales. Un contexto en el que se hace visible la gran importancia de estas operaciones, que junto a los exits, riegan el ecosistema de liquidez.

Según el Observatorio de Startups de la Fundación Innovación Bankinter, estas son las 15 grandes operaciones de los últimos 25 años, ordenadas por volumen

1. Idealista (septiembre de 2020): 1.321 millones de euros

César Oteiza (i), Jesús Encinar (2i) y Fernando Encinar (2d), fundadores de Idealista, en la inauguración de la oficina de Lisboa en 2015.

Si hablamos de grandes exits, es imposible no mencionar el caso de Idealista. La plataforma digital de ofertas inmobiliarias fue fundada hace 22 años y vendida a principios de septiembre de 2020 al fondo sueco EQT, que se hizo con el 100% del capital en plena pandemia de coronavirus. 

La operación se cerró por 1.321 millones de euros como la mayor compraventa de una compañía tecnológica en la historia de España que se conoce. Tras el acuerdo, el mismo equipo directivo sigue dirigiendo Idealista. Al frente están Jesús y Fernando Encinar, hermanos y fundadores Idealista junto a César Oteiza.

Poco después de la venta, en enero de 2021, EQT Partners dio un nuevo paso en su proyecto de creación de un gran grupo inmobiliario europeo con el traspaso de su portal italiano Casa.it a Idealista. Tras la operación, el valor de la plataforma de anuncios de viviendas se situó en 1.800 millones de euros, según fuentes del mercado.

En febrero de 2021, Apax Partners, anterior propietaria del portal inmobiliario, volvió a apostar por Idealista, compró el 17% del capital apenas 6 meses después de la venta a EQT en una inversión valorada en 250 millones de euros. 

Ese mismo año, uno de los fondos que participa en Idealista, Oakley Capital, que posee el 11% del capital, desveló las proyecciones de valoración que maneja la compañía española y el objetivo de superar los 3.000 millones. 

La valoración planteada duplica la de las últimas transacciones con acciones de Idealista. Desde el portal inmobiliario nunca realizaron comentarios sobre las perspectivas comentadas por Oakley. 

En 2020, último ejercicio disponible, Idealista SAU (la sociedad que opera el portal inmobiliario) tenía unas ventas de más de 82 millones de euros y empleaba a 500 personas, según El Economista.

2. Wallbox (octubre de 2021): 1.263 millones de euros

Los fundadores y ejecutivos de Wallbox, en el debut bursátil de la compañía en 2021 en la Bolsa de Nueva York.

Uno de los más recientes y más sonados ha sido el exit de Wallbox en octubre de 2021. El fabricante de cargadores para coches eléctricos debutó el año pasado en la Bolsa de Nueva York  y con una valoración inicial de 9,49 dólares por acción (unos 8 euros). Entonces, la valoración de la compañía alcanzó los 1.470 millones de dólares (unos 1.263 millones de euros).

La startup española, que nació en 2015, pretende liderar el incipiente mercado global de los puntos de carga tanto domésticos como de carreteras y autopistas.

Entre sus principales accionistas se encuentra Iberdrola y su fondo Perseo, con varios acuerdos y algo menos del 10% de la compañía. También Seaya Ventures, Wind Ventures, Cathay Innovation y Endeavor Catalyst participan en la empresa catalana. 

“Para Wallbox, la salida a bolsa supuso un antes y un después en la trayectoria de la compañía. Fue el final de una etapa y el principio de otra. Nos permitió levantar los recursos financieros necesarios para impulsar tanto nuestro plan de negocio como el crecimiento de la compañía. Es en esto en lo que seguimos trabajando”, señala Jordi Lainz, director financiero de Wallbox.

Hasta 2026, la previsión es ampliar las factorías existentes: “Ya estamos en más de 100 países, tenemos oficinas en más de 20 y seguimos creciendo. El 98% de los cargadores que hacen falta para el despliegue definitivo de la movilidad eléctrica aún no están instalados. Hay algunos países que para nosotros son clave y donde nos focalizamos”.

“En este 2022, estos mercados son Alemania, Suecia, Países Bajos, Reino Unido y Estados Unidos. Esto va acompañado de acuerdos que firmamos con compañías de naturaleza muy dispar, como  Uber, Polaris o Nissan en Estados Unidos; o FreeNow en España", asegura.

"El pasado abril inauguramos la nueva fábrica de Barcelona, que nos permite suministrar cargadores a todo el mundo. En otoño inauguraremos otra planta: la de Texas, con la que daremos respuesta a la demanda del mercado americano. Y no nos olvidemos de otra factoría en China, que suministra al mercado local”, subraya Laiz. 

3. Adamo (octubre de 2021): 800 millones de euros

Fibra óptica

Simultáneamente a la salida de Wallbox, también en octubre de 2021, Ardian realizó una fuerte apuesta por el sector de las telecomunicaciones en España. El fondo de capital riesgo francés se hizo con la mayoría de Adamo, el operador de fibra óptica especializado en zonas rurales, que estaba en manos de EQT (actual propietario de Idealista).

La adquisición del 80% del capital alcanzó los 800 millones de euros, por lo que la valoración total de la compañía superó los 1.000 millones.

La empresa dispone de 10.000 kilómetros de fibra óptica que da servicio a 600 poblaciones de Madrid, Cataluña, Asturias y Sevilla. Contaba con cerca de un millón de clientes a cierre de 2020, tras haber llegado a acuerdos con MásMóvil, Viesgo y Telecable, y haber adquirido Fibranet y Fibramedios.

En 2020 logró la adjudicación de una gran parte del plan PEBA (Plan de Extensión de Banda Ancha) que había convocado el Gobierno para otorgar subvenciones al despliegue de fibra en zonas rurales. Adamo se impuso a Telefónica, ganadora habitual de estas convocatorias.

4. Glovo (enero de 2022): 780 millones de euros

Nicklas Östberg y Óscar Pierre, CEO de Delivery Hero y Glovo, respectivamente.

Con la entrada del año 2022, casi coincidiendo con las campanadas, el gigante alemán Delivery Hero anunció un acuerdo que le llevaría a tomar definitivamente el control de Glovo en una de las transacciones más destacadas de la historia del sector en España. 

La operación valoraba a la startup catalana en 2.300 millones de euros. Una operación que no se ejecutaría en metálico, sino a través de un canje de acciones de la empresa alemana por cada título de la española

Este esquema ha supuesto un impacto negativo para los inversores minoritarios de Glovo ya que, desde que se anunció la operación, las acciones de Delivery Hero han caído un 65%, pasando de 98 a 35 euros. 

Según El Confidencial, esta situación se ha producido porque en el acuerdo de compraventa no se incluyó una cláusula de precio mínimo de venta que protegiese a los vendedores de un posible desplome bursátil. 

El pasado 4 de julio, Glovo dio luz verde a la operación, aunque no con el respaldo de todos los accionistas. Delivery Hero pasará a controlar el 94% del capital de Glovo

En ese casi 6% restante se encuentran los títulos que mantiene Óscar Pierre y de parte del equipo, junto a algún inversor minoritario que no se sumó al acuerdo de compraventa. 

En este contexto, queda ya en sus manos intentar buscar una ventana de salida en el futuro.

Glovo continuará operando con su marca, plataforma y equipo directivo, liderado por sus 2 fundadores: Oscar Pierre, actual CEO y Sacha Michaud. 

5. AlienVault (agosto de 2018): 600 millones de euros

Edificio de la multinacional estadounidense de telecomunicaciones AT&T.

La multinacional estadounidense de telecomunicaciones AT&T se hizo en 2018 con el 100% del capital de la empresa de ciberseguridad AlienVault. La operación alcanzó los 600 millones de euros

Esta compañía, fundada en 2007 por los españoles Julio Casal, Alberto Román y el francés Dominique Karg, cuenta con una plataforma de ciberseguridad de software libre que permite a investigadores y profesionales compartir información sobre posibles ataques

La millonaria transacción entró directamente a los primeros puestos del ranking de ventas de startups españolas. Como resultado, la plantilla de AlienVault, entonces formada por 400 personas, unas 40 de ellas en España, se unió a AT&T.

Aunque el movimiento se produjo hace unos años, la industria mundial de la ciberseguridad vive una gran aceleración gracias a la digitalización de las empresas y de la sociedad.

6. Rastreator (diciembre de 2020): 560 millones de euros

Fernando Summers, CEO de Rastreator.

En 2020, el grupo Zoopla compró a la aseguradora británica Admiral y a la española Mapfre el grupo de comparadores de seguros Penguin Portals, que incluía el portal Rastreator.com. La operación se valoró en 508 millones de libras (unos 560 millones de euros). 

Rastreator es un bróker online de seguros y el comparador líder de tarifas de telefonía, finanzas, coches, viajes y energía que ahora se engloban en la división de comparadores Red Ventures (RVU).

Recientemente, la compañía anunció que Fernando Summers será el nuevo presidente de Rastreator. Summers mantendrá su cargo como CEO, que ocupa desde 2016, relevará en la presidencia a Elena Betés, que fundó Rastreator hace 14 años.

Según afirma Summers para Business Insider España: “Desde que el 1 de mayo de 2021 se aprobase de forma oficial la adquisición por parte de RVU, estamos operando al 100% dentro del grupo. Sin embargo, no ha habido ningún cambio en Rastreator y se han mantenido todos los empleos”.

“Nuestra estrategia no ha cambiado tras la operación, ni el objetivo de convertirnos en la herramienta de ayuda global por excelencia para apoyar al consumidor a la hora de tomar las mejores decisiones financieras. La gran diferencia es que ahora tenemos más fuerza y más equipo para seguir alcanzando retos”.

Fernando Summers recuerda que los meses de la operación fueron “muy intensos y de muchas reuniones, fue una etapa de mucha incertidumbre hasta la firma oficial. Una vez se hizo efectiva, lo viví con mucho orgullo e ilusión, ya que pasar a formar parte de un grupo como RVU, al que pertenecen marcas como Lonely Planet, USwitch o Money.co.uk, es un auténtico privilegio”.

7. Ya.com (septiembre de 2000): 550 millones de euros

Un cable de internet se conecta con la Tierra.

Si nos remontamos a los primeros grandes exits, hay que mencionar el de Ya.com, que se realizó en en pesetas, ya que en 2000 el país se encontraba en plena transición monetaria. 

Según el acuerdo de adquisición, Deutsche Telekom (DT) firmó la compra de Ya.com, el portal y proveedor de acceso a la red de Jazztel, a través de su filial de Internet, T-Online, por 550 millones de euros (91.512 millones de pesetas).

T-Online pagó 100 millones de euros en efectivo a Jazztel (Ya.com) y los restantes 450 millones en acciones, además de asumir una deuda de 23 millones. 

Esta no es la única aparición de Ya.com en el ranking de los mayores exits de los últimos 25 años: en junio de 2007, fue vendida por 320 millones de euros a France Télécom.

Esta adquisición permitió a su filial Orange reforzar su posición como segundo proveedor de ADSL en el mercado español, con más de un millón de clientes, y ofrecer una alternativa al operador histórico: Telefónica.

Recientemente, Orange España y MasMóvil anunciaban su histórica fusión para crear un gigante de la telefonía  y número uno del mercado español por clientes. Según publicaba Business Insider, el acuerdo definitivo de integración de los negocios está valorado en 18.600 millones de euros.

8. Privalia (abril de 2016): 500 millones de euros

Lucas Carné y José Manuel Villanueva, fundadores de Privalia.

El outlet online Privalia, fundado en 2005, fue vendido en 2016 al fondo Vente-Priveé (actualmente Veepee) por 500 millones de euros. Los inversores se hicieron con el 100 % de capital y el equipo directivo se mantuvo al frente.

Las negociaciones iniciales se enfocaron a una venta por la que algunos inversores de Privalia hubieran recibido a cambio acciones de Vente Privée. Sin embargo, la operación se acabó rediseñando y finalmente Vente Privée adquirió Privalia en efectivo.

Los fondos General Atlantic y Sofina eran mayoritarios, además de Nauta, Caixa Capital Risc, Highland, Insight, Index y los cofundadores Lucas Carné y José Manuel Villanueva.

Entre 2006 y 2013, la compañía levantó unos 200 millones de euros en varias rondas de financiación. Después estudió una posible salida a bolsa, que finalmente descartó, para centrarse en el crecimiento estratégico y rentable.

El de Privalia es uno de los exit más sonados de los últimos 25 años, una salida clave dentro del sector y del ecosistema emprendedor. No en vano, muchos lo consideran el punto de inflexión que marcó el inicio de una nueva etapa: la década dorada, incluso un ejemplo o un modelo a seguir. 

Según destaca Pablo Fernandez, fundador de Clicars: “Si tengo que destacar un exit, me quedo con el de Privalia. Lo temprano de la venta (en cuanto a tiempo de la startup y año de creación) y el importe fueron un gran hito. Además, los 2 fundadores son grandes referentes en lo profesional y personal para otros emprendedores que hemos pasado por lo mismo”.

Como emprendedores en serie, Carné y Villanueva se encuentran en un nuevo proyecto llamado 011, que acaba de captar 25 millones de financiación en su primera ronda de serie A

011 es una plataforma digital enfocada en la construcción industrializada y la digitalización de cada uno de los componentes que intervienen en una obra. Según afirman, “con este método, pueden reducirse un 90% las emisiones de CO₂ y acortar los plazos de edificación un 35%”.

9. Busuu (noviembre de 2021): 385 millones de euros

App de Busuu.

Busuu, la plataforma para aprender idiomas, fue vendida en noviembre de 2021 a la compañía tecnológica estadounidense del sector de la educación Chegg por 385 millones de euros. Bernhard Niesner y Adrian Hilti crearon esta startup en Madrid tras conocerse en un máster de IE Business School: fue en 2008, en plena crisis financiera; poco después, trasladaron su sede a Londres. 

La operación, que se realizó en efectivo, llegaba después de que la startup se planteara un potencial debut bursátil. Según declaró Niesner en ese momento, trasladar la sede a Londres en 2012 ayudó a proseguir con la expansión y a captar más talento.

En 2015, realizaron su primera gran captación de fondos. Volvieron a Madrid y abrieron en la capital sus nuevas oficinas en 2020: “Estamos encantados de volver a tener una base importante en la ciudad donde empezó todo”.

La compañía cuenta con cursos en 12 idiomas y más de 500.000 suscriptores de pago. Actualmente el mercado del aprendizaje digital de idiomas está creciendo rápidamente y se espera que alcance los 47.000 millones de dólares (46.289 millones de euros( en 2025.

Chegg cotiza en la Bolsa de Nueva York y su capitalización supera los 3.800 millones de dólares.

10. Returnly (abril de 2021): 280 millones de euros

Marcos Sáinz, Eduardo Vilar y Greg Lazarus, el equipo directivo de Returnly.

La compra de la startup española Returnly por parte la compañía tecnológica americana Affirm tuvo lugar en abril de 2021 y alcanzó un precio de 300 millones de dólares (unos 280 millones de euros). Affirm es una de las compañías tecnológicas más destacadas en EEUU, cotiza en el Nasdaq y fue creada por Max Levchin, uno de los fundadores de Paypal.

Eduardo Vilar, fundador y CEO de Returnly, tomó la decisión de abandonar su vida en Madrid para cruzar el Atlántico y aterrizar en la meca del emprendimiento. No era la primera vez que emprendía, pero cuando llegó a Silicon Valley aún le faltaba la idea.

Finalmente, optó por un proyecto que diese respuesta al tedioso proceso que afronta un consumidor cuando necesita devolver un producto que ha comprado online, un trámite que se puede alargar durante semanas hasta que recibe el reembolso de su dinero.

Para dar respuesta a esta situación, fundó Returnly, una startup que facilita y agiliza las devoluciones y los cambios de talla o de prenda gracias a una tecnología que permite conocer el perfil del usuario y sus patrones para tomar una decisión en tiempo real.

Vilar, tras analizar el mercado estadounidense, reparó en que nadie se había detenido a explorar este nicho y anticipó una oportunidad de negocio. Los inicios fueron complicados por el desconocimiento de las marcas y los clientes, pero las cosas empezaron a cambiar cuando Shopify se convirtió en uno de sus primeros clientes.

Le siguieron marcas tan populares como Goop y Good American, creadas por Gwyneth Paltrow y Khloé Kardashian, respectivamente, que comenzaron a utilizar su solución. 

Hasta el momento de la compra contaba con oficinas en San Francisco, Madrid y Chicago, daba servicio a más de 1.800 comercios y había ayudado a gestionar devoluciones por más de 1.000 millones de dólares. 

The Venture City, el fondo de inversión liderado por la española Laura González-Estéfani, con sede en San Francisco, Miami, Madrid y Sao Paulo, participó en la ronda serie B que Returnly levantó en 2019 por 19 millones.

Según González Estéfani, “la venta de la compañía de Eduardo Vilar fue un momento fascinante para él, para su equipo, para sus inversores y todas las empresas que usaban su tecnología”. 

“A convicción, no nos gana nadie. En The Venture City es un orgullo haber invertido en ellos desde su primer ticket, extensión round, Serie A y follow on en su última ronda".

"Eduardo Vilar es un español que se marcha a Silicon Valley, ve una oportunidad antes que nadie, la construye, consigue a los mejores inversores americanos y vende la compañía en medio de una pandemia. El equipo es espectacular y él es un grandísimo profesional y persona”, declara la inversora a Business Insider.

11. Socialpoint (febrero de 2017): 260 millones de euros

Fundadores de Social Point.

Horacio Martos y Andrés Bou fundaron Social Point en 2008 con tan solo 60.000 euros. Lo hicieron según acabaron sus estudios de Informática en la Universitat Politècnica de Catalunya.

Desde entonces han diseñado grandes éxitos que han convertido a la empresa en un referente del sector gamer en España: crearon una decena de videojuegos enfocados al móvil y no tanto al PC o la consola.

Su negocio consistía en ofrecer gratuitamente el servicio y que sólo pagaran los más fieles. Con ese modelo, levantaron 48 millones y en 2017 vendieron la compañía al gigante estadounidense Take-Two por 260 millones de euros, según los datos del Observatorio de Startups de Fundación Innovación Bankinter.

Take-Two tiene su sede en Nueva York y cotiza en el Nasdaq. Factura 1.400 millones y es conocida por su juego de violencia callejera GTA, el quinto más vendido de la historia con 110 millones de copias.

Con este exit, la empresa de videojuegos Socialpoint se convirtió en uno de los emblemas del ecosistema emprendedor de Barcelona. Después de la compra, Take-Two decidió mantener la autonomía de la compañía y al equipo fundador. 

Según declaraba Horacio Martos a La Vanguardia, se siente orgulloso de que la empresa tenga ahora un impacto global. En el 2017, empleaba a 270 per­sonas y ,ahora, a 330. 

“Vamos a fichar a 50 profesionales este año. Desde el 2017, no hemos parado de crecer. ­Ahora somos más exigentes a nivel financiero pero, en el resto de las cues­tiones, seguimos siendo una startup. Formar parte de este grupo nos permite pensar en grande. Tenemos más recursos, talento y compartimos experiencia”, destacaba el emprendedor catalán. 

12. Eresmas (julio de 2002): 255 millones de euros

Teléfonos móviles de los años 2000

En 2002, Eresmas protagonizó uno de los exits más relevantes del sector de la telefonía. El portal francés de Internet, Wanadoo, adquirió la web española Eresmas por 255 millones de euros.

Según el acuerdo, Wanadoo ofreció a Grupo Auna (propietario de Eresmas) 54 millones de acciones de nueva emisión. Además, la compañía francesa asumió la deuda de 38 millones del portal español.

Wanadoo, propiedad del grupo France Télécom, aseguró que esta operación convertía a la empresa en el segundo proveedor de acceso a Internet de España, tras Terra. El objetivo era, precisamente, competir con ella. 

En 2006 cuando, tras la fusión entre France Télécom España y Retevisión Móvil (Amena), la compañía de telecomunicaciones se convirtió en Orange.

13. Freepik (mayo de 2020): 250 millones de euros

Pablo Blanes, Joaquín Cuenca, Alejandro Sánchez, fundadores de Freepik Company.

El conocido como Google de las imágenes, fundado por Joaquín Cuenca, Alejandro Sánchez y Pablo Sánchez, fue comprado por el fondo sueco EQT (el mismo que adquirió Idealista) en mayo de 2020 por 250 millones de euros.

Esta firma malagueña, fundada en 2010, ofrece un banco de contenidos digitales, especialmente imágenes, a profesionales del marketing digital y de los videojuegos, pero también para uso doméstico.

Antes de la llegada de EQT, el banco de imágenes y recursos visuales en internet había alcanzado un hito: 30 millones de euros de ingresos sin la ayuda de inversores. 

Según Joaquín Cuenca, cofundador y actual CEO de Freepik, la venta a EQT fue mucho más profesional que la que vivió con Panoramio (adquirida por Google en 2007).

“En Panoramio éramos Eduardo y yo negociando con Google. Aquí se hizo un proceso de venta, se habló con competidores, se habló con asesores. Duró unos 9 meses. Este fue un proceso by the book, siguiendo todos los pasos”.

“Freepik se sigue manteniendo con los ingresos que genera. Lo que sí ha cambiado es una mayor profesionalización de la gestión y de la capa directiva de la empresa” explica a Business Insider.

“La parte más interesante de un exit no es el broche de la venta, sino la cantidad de gente en el mundo que encuentra utilidad en lo que hacemos. Dar un servicio y ayudar a tanta gente es lo que a mí me interesa y lo que tiene más impacto que la propia venta. Hoy tenemos casi 500 trabajadores y además muchos colaboradores se ganan la vida gracias a Freepik”. 

Para Cuenca, “el éxito es algo muy personal, para mí consiste en aportar valor a la gente o crear un impacto positivo. Un exit es alguien que quiere pagar una cantidad por un proyecto o empresa que tú has creado; si ese era tu objetivo, pues será un éxito; si no, es un proceso más en lo que respecta a la gestión de la compañía”.

Recientemente, ha sido la malagueña Freepik Company quien anunciaba un nuevo salto internacional con la adquisición de la compañía británica Videvo. Una compra estratégica que proporciona a los usuarios de Freepik Company más de 500.000 vídeos, clips de audios y recursos.

14. Panda (marzo de 2020): 250 millones de euros

Panda Security

En marzo de 2020 saltaba a los medios la noticia de que la firma estadounidense WatchGuard compraba la compañía de seguridad informática Panda Security. La empresa española, creada en Bilbao en 1990, fue conocida durante años por su popular antivirus, hasta convertirse en una empresa de referencia en la seguridad informática.

Su fundador, Mikel Urizarbarrena, y Juan Santamaría, el consejero delegado, llevaban 30 años operando en el mercado, tanto nacional como internacional. La operación, valorada en 250 millones de euros, llegó en plena pandemia para cerrar un largo capítulo. 

Prakash Panjwani, CEO de WatchGuard, declaraba que, con la unión de ambas compañías, permitirían a sus clientes "consolidar sus servicios de seguridad esenciales bajo una sola marca, respaldados por la innovación y la calidad que son una parte fundamental del ADN de ambas organizaciones". 

Santamaría quiso dejar claro en su momento que la fusión significaba “una nueva dimensión y acceso a la cartera que ofrecer a los clientes y socios de Panda Security”.

Urizarbarrena, como buen emprendedor en serie, siguió creando startups. Actualmente es cofundador y CEO de Fidelitive Lab, una tecnología patentada para mejorar el sonido de los altavoces y hacerlo más real.

15. Holded (junio de 2021): 190 millones de euros

Javi Fondevila y Bernat Ripoll, cofundadores de Holded.

Javi Fondevila y Bernat Ripoll fundaron Holded en 2016 como un software en la nube especializado en las gestiones de pymes y autónomos.

Los más de 80.000 clientes que captaron en apenas 5 años y el fundraising de 26 millones de dólares (22 millones de euros al cambio) que consiguieron de fondos españoles e internacionales, llamaron la atención de varios grupos empresariales que se interesaron por la startup catalana.

Finalmente, fue la noruega Visma quien terminó materializando la operación. Se cerró en junio de 2021 por 190 millones de euros y, desde entonces, Holded forma parte de uno de los principales operadores europeos en el ámbito de los servicios de software. 

“No estábamos vendiendo la compañía, ni entraba dentro de nuestros planes, pero los escuchamos y finalmente vendimos”, declara Fondevila. “Como fundador, cuando aceptas que vas a vender tu negocio es muy complicado y muy duro echarse atrás. Si estás en el sitio adecuado y ambas partes quieren cerrar el trato, no hay nada que lo pueda evitar”.

Holded mantiene su estructura independiente con Fondevila y Ripoll al frente del equipo. Gracias a esta transacción, sus fundadores destacan que podrán contar con el músculo suficiente para consolidarse como un referente en el mercado, especialmente en el sector de las pequeñas y medianas empresas. 

“Mi función y mi compromiso no han cambiado. Seguimos manteniendo la independencia de la compañía y luchando por cada cliente. Queremos seguir ahí mientras Holded crece y consigue nuevos hitos”, añade Fondevila.

Otros artículos interesantes:

El año 2018 cierra con 33 'exits' de compañías tecnológicas españolas

Carlos Santana, el español que lideró la compra de Idealista por el fondo sueco EQT, revela las claves de la operación: "Trabajamos en ella 18 meses, eso nos dio ventaja para entender el negocio"

EQT sigue interesado en España: ofrece 1.800 millones de euros por los cables submarinos de Telefónica

Te recomendamos